Gracias al gas, Canacol es hoy la petrolera de mostrar

Gracias al gas, Canacol es hoy la petrolera de mostrar

Hace cuatro años pagó US$ 120 millones por activos que ya sobrepasan los US$ 800 millones.

notitle
10 de abril 2016 , 07:37 p.m.

Mientras la mayoría de petroleras han tenido que hacer fuertes recortes para sobrevivir a los bajos precios del petróleo, la compañía Canacol Energy encontró en el gas la alternativa para mantenerse a flote durante la crisis.

Aunque también le ha tocado ajustar sus presupuestos, esta salida no fue producto del azar, sino que fue una estrategia para diversificar su portafolio de activos. Su presidente, Charle Gamba, dice que los recursos potenciales de gas de la empresa equivalen al 60 por ciento de las reservas del país.

¿Cómo han afrontado los bajos precios del petróleo?

Hicimos el movimiento en el mercado de gas en el 2012, con la compra de Shona Energy, y la idea era tener varias plataformas para ganar un poco de estabilidad, porque una empresa que es 100 por ciento crudo está sufriendo bastante.

Vamos a seguir con nuestra estrategia y vamos a esperar la recuperación del precio del crudo, porque la realidad es que tenemos cuatro bloques de gas y 19 de crudo en Colombia.

Pero, cuando el precio del crudo es bajo, nos estamos enfocando en gas porque es más rentable.

¿Qué balance de reservas tienen ahora?

El último reporte, de fecha del 31 de diciembre del 2015, muestra que tenemos 79 millones de barriles equivalentes (crudo y gas) en reservas probadas y probables (2P). Casi 60 millones de barriles son probadas y el resto, probables. Ahora, el 80 por ciento de nuestra base de reservas es gas, con un fuerte crecimiento gracias a los descubrimientos de Clarinete y de Palmer, que hicimos hace dos años. Mientras tanto, no estamos invirtiendo casi nada en crudo porque el precio está muy malo. Tenemos un portafolio de oportunidades exploratorias en Sucre y Córdoba por tres terapiés cúbicos de gas.

Más de la mitad de las reservas del país…

El 60 por ciento exactamente.

¿Cuántos se podrían volver reservas probadas?

Tenemos un plan de exploración de cinco años. Algunos pozos serán exitosos y otros, secos. Por el precio del crudo no vamos a hacer inversiones importantes en pozos exploratorios de crudo.

¿Cómo están las inversiones para el 2016?

Tenemos un capex (capital) para el 2016 de 52 millones de dólares, la mayoría en Colombia, monto que es aproximadamente el 40 por ciento menos que el año pasado. Serán tres pozos de gas: Oboe, que fue exitoso, y estamos esperando por el cálculo de las reservas. Y vamos a perforar dos más.

Y vamos a perforar un pozo exploratorio de crudo porque tenemos un compromiso con la ANH, en el campo Llanos 23, en Casanare. En realidad no estamos interesados en pozos de crudo con un precio menor a 50 dólares el barril de la referencia WTI (Texas), porque no es tan rentable como el gas.

¿Por qué le apostaron al gas?

El gas no era buen negocio. Su precio era bajo, y había más que suficiente en La Guajira. Era una oportunidad y compramos gas barato en el 2012.

Toda empresa debe mirar qué va a tener en épocas de precios bajos del crudo, y la respuesta no es otra que el gas, cuyo precio no está subiendo y bajando. Es un tema de suministro y demanda, y en el 2012 era obvio que no había suficiente oferta por el crecimiento de la demanda y por ello tomamos la decisión de comprar una posición en gas y desarrollarlo hasta cuatro años hasta llegar a lo que tenemos hoy en día.

¿Cuánto se invirtió en la estrategia?

Compramos los bloques en alrededor de 130 millones de dólares en el 2012 y el 2013, y ahora tienen un valor superior a los 800 millones de dólares en reservas.

Para monetizar la inversión, ¿cómo superar las trabas de transporte?

Se necesita competencia en infraestructura, no solo en los grandes tubos sino en las conexiones locales, porque estamos rezagados en infraestructura por lo menos cinco años y a medida que vayamos teniendo descubrimientos eso se va a notar más.

Hay que apostar por el gas producido acá porque, con la planta de regasificación, el gas no solo llega más caro sino que no genera impuestos en Colombia, no genera regalías, no genera trabajo y no genera bienestar en la gente.

¿Se podrá exportar ese gas?

La demanda está subiendo en una forma rápida, al 6 por ciento al año hace 15 años, y eso no va a parar. Hay suficiente demanda, y su futuro está bastante fuerte, que no puede ser posible exportar, ya que la demanda está creciendo mucho.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.