El que mucho abarca...

El que mucho abarca...

¿Y si en vez de correr a ponerse al día con La Habana, la mesa con el Eln frena a las Farc?

notitle
09 de abril 2016 , 08:52 p.m.

No había pasado una semana desde el anuncio de Gobierno y Eln sobre el inicio de diálogos formales para la desmovilización de ese grupo armado, cuando los hombres de ‘Gabino’ desataron el terror en una carretera del Chocó, donde quemaron ocho vehículos y secuestraron a tres personas. Al día siguiente, el número dos de esa organización terrorista, ‘Antonio García’, puso los puntos sobre las íes: “Santos fue muy claro en que el diálogo será en medio de la confrontación”.

Más allá del cinismo que conllevan sus palabras, técnicamente tiene razón: no ha sido pactado un cese del fuego. Pero se equivoca en el plano político. Bastante desconfianza despertó esta nueva mesa de diálogo, después de tres años y medio sin un acuerdo definitivo con las Farc en la mesa de La Habana. De modo que esos ataques y esas declaraciones solo sirven para echar más sal en las heridas abiertas por un proceso cuyas concesiones a los jefes guerrilleros critica cerca del 70 por ciento de la opinión.

Hace una semana saludé el inicio de estas negociaciones como una buena noticia. Pero, como suele suceder con hechos que sobre el papel son positivos, la realidad puede convertirlos en negativos. Y ese riesgo existe con la nueva mesa. Para empezar, está la desconcertante vaguedad de la agenda acordada con el Eln por el negociador del Gobierno Frank Pearl, muy debilitado, pues a las explicaciones poco convincentes que dio por sus vínculos con Interbolsa suma ahora las relacionadas con sus compañías off shore destapadas por el escándalo de los papeles de Panamá.

El segundo enredo surge de esa vaguedad de la agenda, cuyo punto 4, como bien lo dijo el viernes en estas páginas Álvaro Sierra, abre las puertas a debatir temas como el modelo económico, algo que jamás quedó siquiera sugerido en la agenda con las Farc. Y está bien discutir el modelo económico, pero no con los jefes guerrilleros como interlocutores privilegiados.

La idea del Presidente en el sentido de que ‘Gabino’ y sus secuaces se sumen sin mayores peros a buena parte de lo acordado con las Farc lleva la marca de la ingenuidad de que ha hecho gala tantas veces el Gobierno. Lo que puede suceder es muy distinto: que, en vez de que el Eln corra a ponerse al día con la mesa de La Habana, la mesa en Cuba se ralentice mientras las Farc esperan a ver qué consigue el Eln.

Y el Eln no tiene afán. A diferencia de las Farc, que cuando aceptaron instalar la mesa sumaban años de derrotas militares, el Eln parece haber renacido. En varias regiones ha copado los espacios dejados por las Farc, y en el Cauca, donde el Eln nunca fue muy activo y ahora asoma con arrogancia, surge la razonada sospecha de que los ‘farianos’ estén cambiando de brazalete.

Mientras las Farc llevan meses sin realizar ataques –un punto sin duda positivo del proceso–, el Eln luce muy dispuesto a ambientar la mesa a punta de terror, sin encontrar una contundente reacción de la Fuerza Pública. No sé si decisiones del Presidente y del mindefensa, Luis Carlos Villegas, como el retiro del general Mauricio Forero, oficial clave en la operación de inteligencia para dar de baja a ‘Alfonso Cano’, hayan debilitado la moral y la capacidad de respuesta militar contra la guerrilla. Pero hace rato que las Fuerzas Armadas no les propinan golpes importantes a los hombres de ‘Gabino’.

Si el Eln sigue atacando, y si sigue encontrando tan floja respuesta, esa ofensiva no solo dañará el ambiente ya enrarecido de su mesa con el Gobierno. Perjudicará de taquito a la mesa de La Habana, como si al subirse en la nave de la negociación, en vez de equilibrar las cargas, el peso del Eln haya puesto en riesgo la flotabilidad del barco. No vaya a ser que el Gobierno haya caído en la trampa de abarcar mucho para terminar apretando muy poco. O nada.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.