$20 millones pagó extesorero de Corpometa por muerte de Jaime Triana

$20 millones pagó extesorero de Corpometa por muerte de Jaime Triana

Fernando Vásquez contactó a sicarios en región del Ariari. Uno de los delincuentes fue asesinado.

notitle
09 de abril 2016 , 05:00 p.m.

El extesorero de la Corporación para el Desarrollo del Meta (Corpometa) Fernando Vásquez Trujillo debe responder ante la justicia por el homicidio del director de Corpoica, el ingeniero Jaime José Triana Restrepo, ocurrido el 7 de noviembre del 2012 en Villavicencio.

Un fiscal de la Dirección Seccional de Fiscalías y Seguridad Ciudadana del Meta le imputó cargos a Vásquez Trujillo por el delito de homicidio agravado y porte ilegal y tráfico de armas agravado, en calidad de presunto autor intelectual o determinador del asesinato de Triana, el cual estremeció a la región.

Luego de una investigación de 41 meses realizada con la Dijín y la Sijín de la Policía, la Fiscalía concluyó que los móviles del homicidio de Triana tuvieron un origen pasional, como lo informó Llano Sie7edías en su edición del 27 de enero del 2014, sobre la línea investigativa del proceso.

Los investigadores hallaron indicios de que Fernando Vásquez Trujillo pretendía sentimentalmente a una joven identificada en el expediente del caso como “Nury o La Flaca”, que en ese entonces tenía una relación con Jaime Triana.

El investigador agropecuario conoció a la joven en la Cámara de Comercio de Villavicencio, entidad de la cual Triana fue directivo.

Las pruebas testimoniales y los indicios recopilados y analizados por la Fiscalía revelaron que para sacar del camino a Triana, el extesorero de Corpometa contactó a un grupo de sicarios de la región del Ariari a quienes pagó 20 millones de pesos por el asesinato.

En la audiencia pública de control de garantías realizada ante un juez de Villavicencio, la Fiscalía reveló que Fernando Vásquez también es procesado por el delito de peculado, por la presunta apropiación de dineros públicos de Corpometa por el orden de los 1.227 millones de pesos, entre los años 2012 y 2013.

La noche del homicidio el entonces director de Corpoica se transportaba en su vehículo particular, un BMW.

Cuando el automóvil se detuvo en el semáforo del barrio El Porvenir, junto a la iglesia de Santa María Reina, un sicario en moto le disparó con una pistola 9 milímetros, equipada con silenciador.

Según el testimonio de dos testigos, a los que la Fiscalía les dio credibilidad, cuatro delincuentes a sueldo planearon y ejecutaron el homicidio.

Por lo menos durante un mes la red de delincuentes estuvo haciendo seguimientos en moto y en taxi a Triana con el fin de evaluar en qué sector de la ciudad y momento el ingeniero era más vulnerable.

La sede de Corpoica, ubicada en el kilómetro 18 de la vía a Puerto López, llegó a ser uno de los sitios más vigilados por los criminales para hacerle los seguimientos a Triana.

Los investigadores determinaron que uno de los delincuentes implicados fue asesinado en el municipio de Granada porque se había convertido en una amenaza para el grupo debido a que los podía poner en evidencia ante las autoridades.

Asegurado

El juez que presidió la audiencia atendió la solicitud de la Fiscalía de imponer medida de aseguramiento contra Fernando Vásquez Trujillo en establecimiento carcelario debido a que es considerado un peligro para la sociedad.

Además, la Fiscalía expuso que en el proceso por peculado Vásquez había hecho un preacuerdo con el ente persecutor –aprobado por el Tribunal Superior de Villavicencio–, lo cual había sido aprovechado por el extesorero para pedir la revocatoria de la medida de aseguramiento en prisión.

Así las cosas, la Fiscalía consideró que si Vásquez era beneficiado con la revocatoria de la medida de aseguramiento no garantizaba que siguiera acudiendo ante la justicia por el homicidio de Jaime Triana.

Visionario

Muchas cosas que tienen que ver con el desarrollo del sector agropecuario en la Orinoquia se le deben a Jaime Triana Restrepo.

Como buen visionario fue el que la apostó a que la investigación, apoyada en la ciencia y la tecnología, ‘aterrizara’ en la Altillanura para convertir sus sabanas ácidas e infértiles, en campos productivos en donde hoy avanza la agroindustria del país.

MIGUEL HERRERA ARCINIEGAS
LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.