Cristina y el kirchnerismo perdieron peso

Cristina y el kirchnerismo perdieron peso

La expresidenta ve caer su imagen en las encuestas por la fuerza que tiene su opositor Macri.

notitle
08 de abril 2016 , 08:22 p.m.

La salida del poder de Cristina Fernández de Kirchner marcó el inicio de un período magro para la fuerza política que gobernó a Argentina durante doce años, pues el nuevo presidente, Mauricio Macri, se para en las antípodas en materia económica y política.

La caída electoral del Frente para la Victoria (FPV), después de más de una década, no solo le dio inicio al retroceso del kirchnerismo –hoy férreo opositor a Macri, que aplica políticas opuestas a las del anterior gobierno– sino que también pone en duda el liderazgo de la expresidenta, quien ve caer su imagen en las encuestas.

En la segunda vuelta electoral del 22 de noviembre del 2015, la fórmula presidencial de Daniel Scioli y Carlos Zannini (FPV) perdió con la de Macri y Gabriela Michetti (Cambiemos). Scioli obtuvo 48,6 por ciento de los votos; Macri, 51,3 por ciento. Tras la derrota, el peronismo puso en duda el liderazgo de Cristina.

El bloque del FPV en la Cámara de Diputados se dividió y un sector importante formó un grupo que ha apoyado propuestas de Macri, como el acuerdo con los acreedores de la deuda externa llamados ‘fondos buitre’. En ese contexto, el nuevo gobierno dejó atrás alianzas regionales del kirchnerismo. Macri ha condenado al gobierno de Venezuela, al que acusa de violar derechos humanos. Otro hito diferencial es la visita a la Argentina del presidente de EE. UU., Barack Obama, a finales de marzo. Antes de llegar al país, Obama elogió a Macri y criticó a Cristina. “Sus políticas de gobierno eran siempre antinorteamericanas”, aseguró.

Macri desterró medidas del gobierno anterior: eliminó el ‘cepo cambiario’, que impedía la compra libre de dólares; quitó retenciones impositivas a los granos; acordó pagarles a los fondos buitre y alienta inversiones extranjeras. Además, el mandatario argentino cambió a la cúpula del instituto de estadísticas, que falseaba datos, y redujo la planta de empleados públicos.

Macri, quien reniega de las ideologías y es pragmático, se autoproclama cultivador del diálogo y tanto él como sus funcionarios reciben a opositores, algo nada usual para la expresidenta, que tiene su imagen en caída.

Según una encuesta de Poliarquía que publicó el diario La Nación, la imagen negativa de la exmandataria se sitúa en un 48 por ciento. “El ‘cristinismo’ ha perdido apoyo desde que perdió las elecciones. La imagen positiva de la expresidenta se redujo en más de 12 puntos”, señaló Alejandro Catterberg, director de Poliarquía. Por su parte, Macri tiene un respaldo del 69 por ciento de la población.

Otro de los problemas del kirchnerismo es que tiene complicaciones judiciales. El juez Claudio Bonadio citó a declaración indagatoria a la expresidenta por la venta de dólares a futuro que hizo el Banco Central, en términos perjudiciales para el Estado. Además, otros dos empresarios kirchneristas, Lázaro Báez (hoy detenido) y Cristóbal López, son acusados por lavado de dinero y evasión impositiva.

En el mapa de la izquierda, el kirchnerismo es una variante. “En un extremo está la izquierda radical. En el otro, la reformista. En el medio está la izquierda populista, que tiene su principal polo de agregación en el kirchnerismo y que editó el relato militante de la izquierda peronista de los 70 para hacerlo compatible el gobierno de Cristina Kirchner”, analiza el sociólogo Carlos Altamirano.

JAVIER FUEGO SIMONDET
LA NACIÓN / GDA (Argentina)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.