'Es una canallada que los niños estén en la calle': Cristina Plazas

'Es una canallada que los niños estén en la calle': Cristina Plazas

Aún no hay acuerdo entre madres comunitarias e ICBF para levantar paro que afecta a miles de niños.

notitle
07 de abril 2016 , 10:02 p.m.

El paro de cerca de mil madres comunitarias de distintas zonas del país, que dio inicio el lunes para exigir una mejora en la cantidad y la calidad de la alimentación para los niños y estabilidad laboral, tiene enfrentados a la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, y al senador Alexander López, quien ha participado en la mesa de diálogo entre las partes.

Plazas señaló a López de estar detrás del paro que tiene sin servicio a miles de niños y dijo que han existido presiones del congresista para que el Instituto otorgue contratos a asociaciones que quedaron por fuera del Banco de Oferentes, creado por el ICBF para elegir, por criterios de calidad, a los operadores mejor calificados para prestar el servicio.

De acuerdo con el senador, las madres piden que se “resuelva el problema de alimentación y de seguridad nutricional para los niños de Colombia. Les dan libra y media de arroz por semana, media libra de fríjol, media libra de habichuelas, lo que no alcanza para atenderlos. Además, son alimentos de mala calidad”, dijo.

Y agregó: “Lo segundo es que se cumpla con el acuerdo que se hizo con las madres después del paro del 2013 en el que se firmó, con el Ministerio del Interior y la dirección del ICBF, un compromiso de formalización laboral de las madres”.

Frente al tema de la alimentación, Plazas dijo que el miércoles, en la mesa de diálogo, las madres reconocieron que el presupuesto y la minuta sí cumplen con el 70 por ciento de valor calórico que se les debe dar a los niños. “Eso se puede corroborar con la Procuradora Delegada para la Infancia y la Familia, y el mismo Alexander López estuvo ahí”, agregó Plazas.

La Directora del ICBF dijo que aceptaba la crítica de que hay operadores que no cumplen, pero insistió en que ella ha sido la primera en denunciarlos. “Detrás de los servicios de los niños, a todo nivel –departamental, municipal y nacional-, existen organizaciones criminales. No los podemos seguir viendo como problemas aislados, uno en La Guajira, otro en Montería, en Aguachica, sino como organizaciones criminales y una mafia peor que el narcotráfico. Por eso he hecho un llamado a la Fiscalía para que vayamos detrás de las cabezas”, reiteró.

Así mismo, dijo que se ha comunicado con madres comunitarias en las regiones, quienes le han asegurado que los operadores están cumpliendo. “Pero me dicen que como hacen parte de una asociación y como en Bogotá se mantiene el paro, tienen que seguir apoyándolo. Si dicen eso, es una canallada que los niños estén en la calle”, insistió.

Respecto a la contratación, Plazas explicó que se abrió el Banco de Oferentes para que se presentaran asociaciones de madres comunitarias, fundaciones y ONG.

“Algunos quedaron habilitados y otros no, por calidad, cumplimiento de índices financieros e infraestructura. El senador López me exigió contratar a unas asociaciones y eso va en contra de la ley. Un senador de la República no le puede pedir a un funcionario público que quebrante la ley”, denunció la Directora del ICBF.

El caso –explicó- es el de una religiosa (Alba Stella Barreto) que se presentó al Banco de Oferentes y no cumplió con uno de los requisitos. “Entendemos que cumplía con la calidad; cuando adjuntó los papeles pudimos contratarla. Eso se demoró unos 15 días. Pero uno no puede armar un paro, y tener a los niños en la calle y a los papás con el problema de no saber dónde dejarlos, porque no se hicieron las cosas inmediatamente como él quiso”, añadió Plazas.

Al respecto López asegura que “la acusación que hace es mentirosa y trata de confundir a la opinión pública. Lo que pasó con la madre Alba Stella fue que le violaron sus derechos a seguir con el ICBF, porque Cristina Plazas se lo entregó a un operador que no reunía requisitos. Por eso Plazas le quita el contrato a quien ya lo había firmado para devolvérselo a la madre Alba Stella, porque ese operador no había cumplido”, dijo el senador López.

Plazas insistió en que la petición que hacen las madres comunitarias, que piden contratación indefinida, se debe hacer por ley y es un trámite que debe pasar por el Congreso. “Ellas solicitan que el ICBF las contrate directamente, eso sería abrir 64.000 puestos de trabajo y la ley dice deben asociarse o vincularse a través de los operadores”, dijo la funcionaria, quien cuestionó al senador López por no impulsar esa ley.

El congresista aseguró que el paro se mantendrá hasta que haya solución en los dos temas y fue enfático en que se debe garantizarles estabilidad laboral. “Que cada que venga un director no les cambien las reglas de juego. Ellas venían bajo una modalidad de asociaciones, que tumbaron por meter operadores privados, que es el gran negocio de la señora Cristina Plazas”, denunció.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.