Estamos en coma (1) / En defensa del idioma

Estamos en coma (1) / En defensa del idioma

'Para muchos la coma es un punto que se dejó crecer el cabello'

notitle
06 de abril 2016 , 10:47 p.m.

Alguien ha dicho que la coma es un punto que se dejó crecer el cabello. Aparte de esa gráfica y simpática broma, quizás sea este, la coma, el signo más recurrente de los escribientes. Por lo regular, cualquier pausa en el ritmo lleva a que muchas personas, al detener momentáneamente el bolígrafo o suspender los dedos sobre el teclado, marquen por acto reflejo ese signo, “sin querer queriendo" (como habría dicho el humorista Roberto Gómez Bolaños); pero con ello muchas veces se comete una infinidad de desatinos.

Aclaro que la puntuación, junto con el significado de las palabras, proporciona un sentido particular a las frases u oraciones. Omitir un signo determina una idea; marcarlo entraña otra. Entonces, con la intención de compensar (así sea en pequeñas dosis) la ilimitada y gran generosidad de ustedes, paso al siguiente comentario: se trata de un uso particular de la coma (habrá otros, en las próximas semanas).

Cuando en una oración se incluye un dato para precisar alguna particularidad y este se enmarca entre comas, a eso se le llama "inciso explicativo". Si este inciso explicativo se omite (casi siempre solo mentalmente), la idea de la oración debe permanecer intacta. Ejemplos: 1. El director del Departamento de Ideas, doctor Aquiles Tumbo, inauguró el Congreso / 2. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, pronunció un discurso.

Noten que los incisos aparecen situados entre comas. En estos casos, siempre deben marcarse las dos comas. Si los incisos (que son datos aclaratorios, nada más) se suprimen, las oraciones deben conservar su sentido; eso prueba que las comas (¡las dos!) están correctamente marcadas: 1. El director del Departamento de Ideas inauguró el Congreso. 2. El presidente de Colombia pronunció un discurso.

En estas dos últimas oraciones, ya se sabe a quiénes nos referimos. Pero, si queremos dar el nombre de las personas que ocupan esos cargos, entonces los incluimos como inciso, en caso de que alguien los ignore. Inclusive puede cambiarse el inciso (el sujeto pasa a ser inciso, y el inciso, sujeto): 1. El doctor

Aquiles Tumbo, director del Departamento de Ideas, inauguró el Congreso / 2. Juan Manuel Santos Calderón, presidente de Colombia, pronunció un discurso.

Si se suprimen estos incisos, también la oración conserva el sentido (aunque dejemos de mencionar el cargo de cada uno): 1. El doctor Aquiles Tumbo inauguró el Congreso / 2. Juan Manuel Santos Calderón pronunció un discurso. Y eso puede hacerse porque, en cada caso, uno es el otro, y el otro es uno. ¿Entendido hasta aquí?

Ahora probemos con dos ejemplos más: 1. El jugador del equipo, Remigio Moscardón, anotó el gol. / 2. El estudiante de artes, Luis Rodríguez, organizó la conferencia. Aquí, ya tenemos los incisos entre comas. Ahora vamos a suprimirlos. Si el sentido en las oraciones es claro, las comas estarán correctamente marcadas: 1. El jugador del equipo anotó un gol. / 2. El estudiante de artes organizó la conferencia.

Ahora preguntamos: ¿Acaso solo hay un jugador en el equipo, y este solo jugador se llama Remigio Moscardón? ¿Acaso solo hay un estudiante de artes, y este solo estudiante se llama Luis Rodríguez? El sentido común nos dice que no. Al marcar esas comas así, se está diciendo (de manera implícita) que solo hay un jugador del equipo y que solo hay un estudiante de artes. Por tanto, en esos casos se escribe de largo, sin comas: 1. El jugador del equipo Remigio Moscardón anotó el gol. / 2. El estudiante de artes Luis Rodríguez organizó la conferencia.

Solución:

A diferencia del doctor Aquiles y del presidente Juan Manuel, en estos dos últimos casos uno no es el otro, ni otro es uno. Sencillamente, hay más jugadores en el equipo y más estudiantes en la supuesta facultad de artes. Todo esto se arregla cambiando el orden: 1. Remigio Moscardón, jugador del equipo, anotó el gol / 2. Luis Rodríguez, estudiante de artes, organizó la conferencia.

Ahora, suprimamos, así sea mentalmente, los incisos para verificar que las comas han sido marcadas correctamente: 1. Remigio Moscardón anotó el gol / 2. Luis Rodríguez organizó la conferencia. ¿Entendido?

Siempre: Si hay un inciso (dato aclaratorio), suprímase mentalmente este para verificar si la oración conserva el sentido; si no es así, la oración es incorrecta.

Según ese sentido que se busca y para estos casos, se marcan las dos comas o, definitivamente, no se marca ninguna: marcar una sola coma es matar la oración.

Gracias y con vuestro permiso.

JAIRO VALDERRAMA V.
jairo.valderrama@unisabana.edu.co
UNIVERSIDAD DE LA SABANA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.