Editorial: Fujimori vs. Fujimori

Editorial: Fujimori vs. Fujimori

En la conciencia política está la sospecha de que quien en realidad manda es el expresidente.

05 de abril 2016 , 10:55 p.m.

El más formidable enemigo de Fujimori es Fujimori. No se trata de un juego de palabras. Es quizás la frase que mejor ilustra la situación que enfrenta Keiko, la candidata que marcha adelante, y por mucho, en los sondeos para las presidenciales de este domingo en Perú –aunque no le alcanza para vencer en primera vuelta–, pero que, curiosamente, tiene en la herencia política que le dejó su padre su mayor lastre.

De hecho, ayer, cuando se cumplían 24 años del autogolpe de Estado que dio Alberto Fujimori contra el Congreso, miles de personas salieron a expresar su rechazo a la posibilidad de que ella logre llegar a la Casa de Pizarro por el temor a que reedite el gobierno autoritario que selló su progenitor, y más aún por la inquietud de que lo indulte de su pena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción. En la conciencia política de miles está la sospecha de que quien en realidad manda es el expresidente.

A diferencia de su primera experiencia como candidata presidencial, en la que defendió el legado de su padre, esta vez Keiko está haciendo lo posible por separarse de él, a tal punto que al final del debate del domingo exclamó “nunca más un 5 de abril”, como para sellar su compromiso con la ciudadanía.

Sin embargo, sus rivales saben que los peruanos no le creen a esa fractura, y por eso se pelean entre ellos por adueñarse de la plataforma más antifujimorista posible, que les garantice el paso a segunda vuelta. Así, el economista de derecha Pedro Pablo Kuczynski y la izquierdista Verónika Mendoza están en un virtual empate técnico, con 16,8 y 15,5 por ciento, respectivamente, muy lejos del 34,4 de Keiko.

Tales cifras no la inquietan de momento, pero sí la de que un 45 por ciento de los peruanos definitivamente no votará por ella, lo que puede marcar su futuro en la segunda vuelta del 5 de junio. Más si su rival es Kuczynski, con quien perdería, a la luz de los sondeos.

Aunque, por otro lado, es claro que el renacimiento de la economía peruana tras el desastre del primer mandato de Alan García, las derrotas de Sendero Luminoso y el Túpac Amaru, más su plataforma social asistencialista, son aspectos que 24 años después le siguen dando votos al fujimorismo. ¿Le alcanzará?

editorial@eltiempo.com.co 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.