Así suena el centro de Bogotá con 'La música del rebusque'

Así suena el centro de Bogotá con 'La música del rebusque'

El disco es una compilación de 18 músicos itinerantes que animan la carrera 7.ª.

notitle
05 de abril 2016 , 08:42 p.m.

A Alberto Villarreal todavía le gusta usar zapatos de charol para recordar la elegancia de los viejos escenarios salseros de Nueva York, Cuba y Puerto Rico, en los que tocaba la percusión y era conocido como el 'Halcón’.

Este exintegrante del Grupo Niche y de Fruko y sus Tesos, como él lo pregona, es ahora un artista callejero que, sentado en un tarro de pintura, sostiene en las manos sus instrumentos musicales: dos botellas de gaseosa con las que imita el sonido de la percusión.

En el 2009, la Secretaría de Integración Social reunió los mejores músicos de la calle en un proyecto de banda llamado ‘Son Callejero’, en el que ‘El Halcón’ cantó junto a Édgar Espinosa, otro de los integrantes del Grupo Niche que también corrió con el mismo infortunio: deambular por las calles por su adicción a las drogas. El proyecto duró varios años, pero se terminó por cambios de administración, lo que hizo de Alberto nuevamente un músico sin casa, sin instrumentos.

Por eso se le ve, de vez en cuando por la Séptima, cantándole, esta vez, a Dios.

Así fue descubierto por Bernardo Vasco y Mónica Reyes, del Archivo de Bogotá, para grabar el disco ‘La música del rebusque’, una compilación de 18 músicos itinerantes que animan uno de los lugares más “simbólicos” para los bogotanos. “Durante tres meses buscamos artistas de diferentes nacionalidades que llegan a Bogotá y encuentran en la carrera Séptima un lugar propicio para el arte” –dice Bernardo–. Muchos son músicos profesionales que probablemente ya no están, pero que gracias al proyecto quedarán en los registros para quien en 20 años o ahora, quiera saber cómo suena la ciudad.

Otro de los artistas que los transeúntes se detienen a escuchar es Danilo, un indígena del pueblo embera katío de Risaralda, que a sus 26 años llegó a la capital en busca de trabajo, pero al no tener opciones, tuvo que recurrir a cantar en las calles.

Danilo recordó las viejas canciones que su maestro Virgilio cantaba en su región y con su guitarra las interpretó en el sector conocido como el Séptimazo.

Se presenta como músico del Grupo parrandero, y luego entona canciones que le compuso a una de las comidas típicas de su pueblo, como el plátano cocido o ‘padachuma’.

En la búsqueda también encontraron jóvenes que integran el grupo Son del Pacífico, que con la marimba tocan la música representativa del Chocó.

Este proyecto es la gran apuesta de la nueva directora del Archivo de Bogotá, Gloria Vargas Tisnés, para hacer de las memorias de los bogotanos un tesoro que no solo está en el archivo, sino que también debe estar en las calles, porque “lo que no se comunica se muere”, afirma la directora quien ha estado trabajando en el proyecto desde la administración pasada.

La grabación contó con el apoyo técnico de la Fonoteca de Bogotá. Y ahora, con el apoyo de la Secretaría General, se espera que para junio se haga el contrato con la empresa que sacará alrededor de 5.000 copias.

Estos discos serán entregados, de manera gratuita, a los visitantes del Archivo de Bogotá, también se donarán a universidades, emisoras y colegios “quienes podrán disfrutar de las presentaciones espontáneas de los artistas callejeros”.

Uno de los atractivos del proyecto es que se conservó el sonido ambiente de la calle, los aplausos y las risas del público que en el momento de la grabación estaba disfrutando de las presentaciones.

Ya que para los realizadores fue importante conservar la autenticidad del momento, por ello decidieron no editar las canciones ni las voces de los artistas.

El proyecto ya tiene segunda fase. Esta vez quieren hacer un compilado de músicos que suben a los buses o al TransMilenio a tocar canciones como una alternativa de trabajo.

Sin embargo, para Bernardo Vasco, el proceso está en investigación “porque tenemos indicios de que esta práctica se está reduciendo, por ello la importancia de tener un registro de lo que sonaba en las calles de Bogotá en el 2016”.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.