Intensifican controles a las clínicas de garaje en Antioquia

Intensifican controles a las clínicas de garaje en Antioquia

Autoridades sellaron siete lugares que camuflan estas prácticas ilegales en servicios de peluquería.

notitle
05 de abril 2016 , 07:22 a.m.

La Seccional de Salud de Antioquia intensificó las acciones en contra de las clínicas clandestinas que realizan procedimientos quirúrgicos estéticos sin contar con las respectivas licencias médicas y permisos de salubridad.

Debido a estas acciones, el fin de semana pasado fueron cerrados 7 de los más de 70 lugares que –según el concejal Bernardo Alejandro Guerra– camuflan estas prácticas ilegales en servicios de peluquería, masajes, cosmetología y otros procedimientos estéticos, no invasivos.

En los lugares allanados fueron encontrados medicamentos vencidos, profesionales del área de la salud inhabilitados para realizar este tipo de procedimientos, equipos sin manejo preventivo, instrumental quirúrgico deteriorado, polímeros reenvasados y fórmulas médicas realizadas a nombres de los mensajeros.

En el reporte policial de los operativos, las autoridades describen el mal manejo de medicamentos: algunos almacenados en muebles de madera, otros sin rótulo de apertura y con el contenido incompleto, algunos más sin registro Invima.

“Se evidenció en uno de los centros de estética mal almacenamiento de residuos peligrosos”, dice el informe.

Según el teniente coronel Javier Parra Prada, Comandante Operativo de Seguridad Ciudadana de la Policía Metropolitana, en el operativo participaron más de 40 personas entre policías, inspectores, un funcionario de la Fiscalía y personal de la Secretaría de Salud de Antioquia.

En la investigación, encabezada por la Secretaría de Salud de Antioquia, las autoridades visitaron más de 47 de estos lugares donde se realizan cirugías estéticas invasivas. Esto dio como resultado amonestaciones o multas, así como el cierre total y permanente de algunos de estos establecimientos.

De los lugares que fueron sellados, dos están ubicados en Laureles, dos más en El Poblado, uno en el municipio de Itagüí y los otros en el centro de Medellín, cerca al parque Berrío.

Según explicó el director de Calidad y Red de Servicios de la Secretaría de Salud, Juan David Londoño, las visitas pudieron ser realizadas debido a las denuncias de la ciudadanía que advierte en sus barrios sobre movimientos irregulares, olores extraños, además de la entrada y salida de mujeres en mal estado de salud.

“Estas operaciones se hacen en casas o apartamentos acondicionados en El Poblado, con procedimientos de hasta 10 horas. Los vecinos no sabe qué sucede allí, hasta que una tubería se tapa por la grasa de las liposucciones o una familia denuncia la muerte de su hija”, dijo Guerra.

Estos lugares, como en el que falleció la joven de 21 años Ximena López, el pasado 23 de marzo, tras someterse a inyecciones de biopolimeros para aumentar sus glúteos, han sido denunciados previamente, pero las autoridades competentes apenas están tomando cartas en el asunto, dijo el concejal.

Por eso, para él, aunque esta problemática lleva más de 10 años sin que las autoridades hagan control o seguimiento, está satisfecho de que ahora volteen la mirada y se ocupen de hacer justicia en los más de 116 casos denunciados ante la Secretaría de Salud, además de los otros 90 de los que tiene información, que están archivados en la Fiscalía Nacional.

El Estado, según Guerra, no puede seguir asumiendo que las personas que se someten a estos procedimientos son las que deben prevenirse de afectaciones en sus cuerpos, órganos vitales o infecciones de las heridas.

Juan Esteban Sierra, expresidente y miembro de la comisión asesora de la Seccional Antioquia de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (Sccp), aseguró que debido a que el panorama de la cirugía plástica en Antioquia va en crecimiento, el deber de las autoridades es asumir el control y vigilancia sobre estos establecimientos.

Ante esta situación, el director de Calidad y Red de Servicios de la Secretaría de Salud, señaló que desde ahora el trabajo investigativo y de control se va ha realizar de forma mancomunada con las autoridades policiales y de justicia, para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Pues la orden, aseguró el funcionario, es “cero tolerancia con los que no cumplen la ley”.

Por ahora, los establecimientos cerrados ya están en un sistema de georreferenciación que impide que estos sean reabiertos, además las personas que realizaban este tipo de intervenciones sin los debidos permisos están siendo investigadas por el Tribunal de Ética Médica.

PAOLA MORALES ESCOBAR
Redactora de EL TIEMPO
inemor@eltiempo.com
Twitter: @paoletras

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.