Barrabravas ponen en jaque otra vez al fútbol colombiano

Barrabravas ponen en jaque otra vez al fútbol colombiano

Fanáticos de Millos no podrán ir a Palogrande durante 5 años. Además, hubo 19 detenidos en Medellín.

notitle
04 de abril 2016 , 09:07 p.m.

El fútbol colombiano volvió a vivir una semana convulsionada por culpa del mal comportamiento de algunos fanáticos, en Bogotá, Manizales y Medellín. Las autoridades de estas dos últimas ciudades ya tomaron algunas medidas al respecto, mientras que la Dimayor aún estudia el tema.

En Manizales, la Alcaldía decidió prohibir por cinco años el ingreso de la hinchada de Millonarios al estadio Palogrande, debido al enfrentamiento entre barristas que se dio durante el partido de este domingo contra Once Caldas. Así lo anunció el secretario de Gobierno de la ciudad, John Hebert Zamora.

Al final del partido, un jugador de Millonarios lanzó una camiseta a la tribuna y eso generó una pelea. “Hacerse matar por una camiseta no tiene sentido. Por fortuna no tenían armas blancas, gracias a las requisas. Pero es un mal comportamiento que, aunque parezca insignificante, no se puede repetir”, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Manizales, el coronel Mario Fernando Guerrero.

Pero antes de eso ya se habían presentado desórdenes con algunos fanáticos visitantes, que asaltaron a los vendedores ambulantes, agredieron a una mujer en condición de discapacidad y quemaron algunas sillas de la tribuna sur con bengalas.

“Tuvimos reportes del mal comportamiento de esas dos barras (Comandos Azules y Blue Rain) desde muy temprano en varios establecimientos de la ciudad”, añadió Zamora. “No solo fueron peleas en el estadio, también afuera. Además, atracaron a la gente que vende la comida y encargada de los baños”, contó Zamora.

Ya el jueves se presentó un incidente grave con las mismas barras durante el partido contra Nacional, cuando líderes de esos grupos hicieron sacar de la tribuna, con la ayuda de integrantes de la logística, a hinchas que no portaran la camiseta de Millonarios.

“Nosotros rechazamos estos hechos. Estamos en contra de lo que pasó y eso no cuenta con el apoyo del club. En los videos se puede identificar individualmente a algunos sujetos. Se los hemos pasado a las autoridades para que tomen medidas”, le dijo a EL TIEMPO el presidente de Millonarios, Enrique Camacho. “Nos hemos reunido con la logística para saber hasta qué punto gente de esa organización hizo parte de esa discriminación, con la que el equipo no está de acuerdo”, agregó. Hoy habrá reunión con las 47 barras organizadas de Millonarios para advertirles que ese hecho no puede volver a suceder. (Lea también: Estadio El Campín, en poder de las barras bravas de Millonarios)

Puñales en Medellín

También el domingo se presentaron nuevos desórdenes en el estadio Atanasio Girardot, durante el partido que sostuvieron Atlético Nacional y Bucaramanga. En una fotografía tomada por el reportero gráfico de EL TIEMPO Jáiver Nieto se advierte cómo, durante una riña en la tribuna sur, tres fanáticos tienen armas cortopunzantes, entre ellos un menor de edad. Las autoridades lograron detener a 19 hinchas de la barra Los del Sur que participaron en la pelea.

Según un vocero de la barra, una de las personas judicializadas vino desde Bucaramanga, aunque es hincha de Nacional. “Estaba ofuscado, no lo debió haber hecho. La situación ya se aclaró”, dijo.

Genera incertidumbre cómo pudieron entrar armas al estadio. Según Horacio Londoño, expresidente de Corpoestadio y actual miembro de la Mesa Pedagógica y de Convivencia del Fútbol en Medellín, se está trabajando para que el fútbol no sea un enfrentamiento, sino una fiesta deportiva que todos puedan ver en familia.

“Estamos buscando que el fútbol vuelva a ser un festival de convivencia en la ciudad. Nuestra labor es pedagógica, para culturizar a la gente y hacerle entender que al estadio no se va a pelear”, puntualizó Londoño.

Durante el partido entre Nacional y Medellín, disputado el pasado 20 de marzo, fueron judicializadas 12 personas, que recibieron una multa superior a los 13 millones de pesos y no podrán entrar al estadio durante tres años.

El presidente de la Dimayor, Jorge Fernando Perdomo, dijo que están muy preocupados por las situaciones vividas con hinchas en los últimos días, pero que deben seguir el conducto regular, a través de la Comisión Disciplinaria del campeonato. Hasta hoy, la Comisión no ha tomado ninguna decisión con respecto a los incidentes en el clásico.

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.