Regiones tienen $ 1,5 billones para invertir en ciencia

Regiones tienen $ 1,5 billones para invertir en ciencia

Alimentos, energías renovables y salud, prioridades para destinar el dinero proveniente de regalías.

notitle
03 de abril 2016 , 11:33 p. m.

Descentralizar los recursos para la ciencia y mirar a las regiones ha sido una súplica nacional y una promesa incumplida por décadas.

Colombia destina el 0,2 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo, una cifra diez veces inferior al promedio de países de la Ocde, y la industria solo aporta un 30 por ciento (el 70 por ciento lo pone el Estado), mientras en los sistemas de ciencia avanzados la relación es a la inversa. Ahí queda demostrado el enorme reto de lograr mayor inversión.

En el 2012 se dio un avance cuando empezó a regir el nuevo Sistema General de Regalías, que creó el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación, al que se le destinó un 10 por ciento de los recursos.

Desde entonces se han aprobado 271 proyectos, por 2,2 billones de pesos, entre los que ya hay algunos resultados en producción científica, paquetes tecnológicos y formación de personas, pese a que entre el 60 y 70 por ciento está aún en ejecución.

“Muchos planes se hicieron con gobernadores anteriores y lo que estamos haciendo ahora es ratificar o modificar esos planes”, dijo Yaneth Giha, directora de Colciencias. La semana pasada se llevó a cabo la primera de once reuniones planeadas para este año con funcionarios de las gobernaciones entrantes para guiarlos en el diseño y la gestión de los proyectos.

Aunque los departamentos tienen autonomía para definir en qué áreas trabajan, Colciencias acompaña el proceso con el propósito de hacer más eficiente la asignación. Para ello, Colciencias y el Departamento Nacional de Planeación Nacional desarrollaron el año pasado una Guía Sectorial que define 10 grandes categorías de proyectos, divididas en 29 subtipos.

Este documento también expone las exclusiones sobre los proyectos, como el pago de deudas y de gastos recurrentes como nómina e impuestos. “Intentamos dejar lo más claro posible qué se puede y qué no para evitar algo que pasó durante mucho tiempo: la aplicación de proyectos no aplicables”, señaló Giha.

Prioridades del país

Todo gira en torno al Conpes que alista el Gobierno, que marca la hoja de ruta para la ciencia al 2025, y que ha tenido resistencia de parte de algunas universidades y académicos. “En el Conpes se ha hecho el ejercicio de establecer áreas de focalización en las que el país debe tener esos grandes proyectos de desarrollo científico y tecnológico”, dijo Alejandro Olaya, subdirector de Colciencias.

La primera es alimentos. “El Valle del Cauca es una zona privilegiada en este aspecto, aunque hay otras, como las costeras, donde los alimentos que vienen del mar pueden brindar oportunidades”, explicó Olaya.

La segunda es energías renovables. “No solo por la crisis de hoy sino que garantizar la estabilidad energética en un país es clave para su soberanía. La energía eólica en departamentos como La Guajira podría tener potencial. Esa es la zona del mundo con mejores condiciones de viento de naturaleza costera para desarrollar esos proyectos. También estarían los proyectos de energías solares y de conversión de biomasa a energía, en los que el Valle podría complementar”, señaló el Subdirector de Colciencias.

Salud es la tercera. “Mejorar las condiciones de vida, combatir las enfermedades tropicales y darle mayor calidad al sistema de salud son algunos retos. Antioquia y Bogotá tienen potencial acá”, agregó Olaya, quien señaló que en la discusión del Conpes surgió una cuarta, que llamaron sociedad y que recoge trabajos para mejorar las relaciones sociales de cara al posconflicto.

Luego se desprenden tres tecnologías transversales que son la nanotecnología, la biotecnología y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Giha reconoció que hay regiones como Bogotá, Antioquia, Valle, Santander y Atlántico que van avanzadas, pero manifestó su preocupación por otras que no tienen ni siquiera universidades. “Ese es el caso del Putumayo, por ejemplo. Allá no hay universidades ni investigadores; no hay con quién hacer este esfuerzo. Estamos trabajando para que a los departamentos con pocas capacidades puedan ir las universidades fuertes de Colombia. Una opción es Sucre”, añadió.

El reto del país está en pensar bien sus proyectos y en ejecutar los recursos de la mejor manera. “Acá hay una queja permanente de que no hay dinero, que no hay con qué hacer, pero están los 1,5 billones de pesos. Los gobernadores tienen la gran responsabilidad de usar el recurso de manera adecuada para el desarrollo de su región y los científicos la obligación de establecer una relación con ellos para realizar sus proyectos”, insistió Olaya.

REDACCIÓN CIENCIA
niccon@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.