'Los Úsuga', la nueva amenaza mafiosa que enfrenta el Estado

'Los Úsuga', la nueva amenaza mafiosa que enfrenta el Estado

Infiltraron la Fiscalía y a una multinacional y controlan el narcotráfico y la minería ilegal.

notitle
02 de abril 2016 , 07:15 p.m.

En Tierralta, Puerto Libertador, Lorica, Canalete y San Bernardo del Viento (Córdoba), ‘los Úsuga’ hicieron sentir su poder al final de la semana. Las rejas de los comercios estuvieron cerradas por casi tres días, las terminales de buses no operaron y la población se quedó encerrada en sus casas luego de que esa banda criminal ‘decretó’ un paro armado con el pretexto de conmemorar la muerte de uno de sus cabecillas.

La escena se repitió en varios municipios de Antioquia, Chocó (zona de Urabá) y en áreas puntuales de la costa Atlántica en donde concejales y alcaldes aseguran que la jornada de terror no es otra cosa que una muestra del poder que ‘los Úsuga’ han acumulado luego de copar los espacios dejados por el paramilitarismo y de aprovechar el repliegue de la guerrilla de las Farc, hoy en pleno proceso de paz.

Incluso, ya están en Medellín: en barrios como Belén Rincón y en las comunas 6 y 8 aparecieron grafitis alusivos a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), el disfraz político que usan ‘los Úsuga’ para buscar una negociación. Y los combos que apoyan a la banda quemaron un bus.

(Además: Contactos con EE. UU. fracturan al 'clan Úsuga')

“¿Quién manda en Urabá? La región está paralizada y arrodillada ante los que tienen las armas ilegales. Triunfó el miedo”, escribió en redes sociales Carlos Betancur, concejal en Medellín por el partido Cambio Radical.

En Antioquia el paro armado afectó a 35 municipios y en dos de ellos, Buriticá y Puerto Berrío, se registraron ataques armados que dejaron un saldo de dos agentes de la Policía muertos –identificados como Jeferson Vargas Ariza y Henry Mauricio Nieto Ochoa– y cuatro heridos. Y la Gobernación de Antioquia tuvo que salir a admitir que en Mutatá, Cáceres, Uramita, Arboletes, Briceño, Chigorodó, Tarazá, Valdivia, Turbo, Cañasgordas, Sopetrán, El Bagre y Segovia el paro tuvo efectos en el comercio, la administración pública, colegios y hasta en entidades bancarias.

El monstruo

La amenaza llegó hasta otras poblaciones del llamado Urabá antioqueño. Allí, en el sector de Alto Mulatos, fue asesinado Andrés Lugo, capitán del Ejército quien se encontraba de vacaciones con su pequeña hija y esposa, quien salió gravemente herida.

Con él son ya 9 los uniformados que esta banda criminal asesina en menos de dos semanas, desplegando un poder militar que ronda por al menos 40 municipios del país que se quedaron paralizados durante por al menos 48 horas.

Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, un campesino de 46 años, es la cabeza de esta máquina de guerra. Exguerrillero del Epl y exparamilitar, ha reclutado cerca de 3.000 hombres –entre viejos paramilitares y exmiembros de las Farc y del Epl– con los que domina cerca del 60 por ciento del mercado del narcotráfico y el 70 por ciento de la minería ilegal.

Un informe de inteligencia, en manos del presidente Juan Manuel Santos, señala que las dragas legales e ilegales bajo su control, les dejan 7.000 millones de pesos al mes por la explotación de oro solo en el nordeste antioqueño. Y que casi la mitad de ese dinero nutre el aparato criminal que tienen montado para ejercer el poder en las zonas en donde controlan el negocio del narcotráfico.

Jairo de Jesús Durango Restrepo, ‘Guagua’, el tercero al mando de la banda, dado de baja hace 11 días, controlaba el 60 por ciento del narcotráfico que se mueve por el Pacífico. Y era el contacto con carteles mexicanos y cabecillas de las Farc que siguen en el negocio.

(Lea aquí: 'Nos vamos con todo contra el clan Úsuga: presidente Santos)

Por eso, Estados Unidos no duda en calificar a ‘los Úsuga’ como una amenaza para la región y a Ótoniel’, como un criminal de alta peligrosidad por el que ofrece 5 millones de dólares de recompensa.

Desde hace dos años, hay 1.200 hombres tratando de cazarlo a él y al resto de su cúpula. El gobierno Santos ha invertido 12.000 millones de pesos en operaciones terrestres y helicoportadas para dar con su paradero. Pero ha sido imposible. ‘Otoniel’ tiene comprados desde fiscales especializados hasta miembros de la Policía para que lo mantengan al tanto de las acciones en su contra por parte de la fuerza pública y de las demás autoridades.

“Combina tácticas guerrilleras, como la quema de buses y el hostigamiento a poblaciones; mafiosas, como el ‘plan pistola’ contra la Policía; y narcoparamilitares, como la captura de recursos locales y la infiltración a autoridades. Eso, sumado al poder económico que le dan el narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal, dificultan su captura y lo han convertido en un monstruo”, explica un alto oficial de la Policía.

Aun así, las autoridades han capturado a 789 de sus hombres y le han incautado, en tres meses, 125 millones de dólares, cerca de 375.000 millones de pesos.

Y en los últimos 15 días, la Policía le asestó tres duros golpes. Capturó a 15 de sus lugartenientes que manejan la minería ilegal en el nordeste antioqueño, luego dio de baja a ‘Lorenzo’, su mano derecha, y, días después a ‘Guagua’, tercero al mando con quien tenía roces por la búsqueda de un posible sometimiento a la justicia de Estados Unidos.

No habrá negociación

Uno de los capturados por minería ilegal es Eduardo Otoya, exvicepresidente de la empresa canadiense Continental Gold que terminó al servicio de la banda. Ya en diciembre había sido condenada, a 19 años de prisión, la fiscal Tatiana Oliveros, por sus nexos con ‘Guagua’.

Por esas capturas y bajas, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, no duda de que la banda “está arrinconada”, y a eso atribuye la ofensiva que desató esta semana.

Pero voceros de ‘los Úsuga’ dicen que están más fuertes que nunca, que con los procesos de paz con las Farc y el Eln coparán más espacios en el sur y en el oriente del país y que la única salida para controlarlos es una negociación con el Gobierno. Y así se lo han hecho saber al presidente Santos asegurándole que son una organización con dominio territorial, unidad de mando y operaciones militares continuas.

(También: Claves para entender al 'clan Úsuga', que paralizó a varios municipios)

Sin embargo, el viernes, al término de un consejo de seguridad en Montería (Córdoba), el Presidente fue claro en que no negociará con esa banda: “Para el Gobierno este es un ‘clan’ criminal, narcotraficante que por ningún motivo se le va dar ningún tipo de tratamiento político… les aconsejo que se sometan a la justicia, a la Fiscalía”.

Además, anunció medidas para exterminarlos, entre ellas, mayor presencia de Policía y Fuerza Pública en municipios sometidos a las amenazas de la banda criminal, una solicitud que han elevado varios alcaldes. Y ya se puso en marcha un plan de cooperantes quienes recibirán recompensas para ubicar a los líderes del paro armado y de la temible banda, dividida internamente.

Las recompensas en EE.UU. y en Colombia

Otra de las medidas que el gobierno activó para aniquilar al ‘clan Úsuga’ es el pago de información que permita ubicar a los cabecillas de la organización criminal. El propio presidente Juan Manuel Santos anunció el monto de las recompensas. Por alias Gavilán se ofrecen 500 millones de pesos; por alias Bigote, 150 millones; por alias el negro Perea, 150 millones; por alias el paisa, 150 millones; y por alias Pablito, una suma idéntica.

Desde julio de 2015, Estados Unidos abrió acusaciones formales en contra de 17 integrantes del clan Úsuga, incluido Dairo Antonio Úsuga, Otoniel por quien se ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

También tienen indictment abiertos en cortes federales alias Gavilán, alias ‘Nicolás, alias Tierra, alias ‘don Mario’ (preso en Colombia) y alias Nolasco. Se les acusa de traficar coca desde el 2002 hasta la fecha por Ecuador, Venezuela, Guatemala, Panamá, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y México.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.