Alarmante despilfarro de agua en el Meta

Alarmante despilfarro de agua en el Meta

Está en riesgo la sostenibilidad de las empresas que prestan los servicios públicos.

notitle
02 de abril 2016 , 10:41 a.m.

Con el agua que se desperdicia por las fugas que se presentan en los acueductos, en las albercas y redes domiciliarias de los 29 municipios del Meta se podrían llenar seis mil piscinas olímpicas.

Ese es el tamaño del despilfarro del vital líquido en el departamento, circunstancia que está poniendo en riesgo las empresas prestadoras de servicio, que gira en torno a la sostenibilidad ambiental y financiera.

De ahí el llamado de atención que hizo a los alcaldes y a los operadores de los acueductos del departamento el gerente de la Empresa Servicios Públicos del Meta (Edesa), Orlando Guzmán Virgüez, de “la necesidad de asumir la responsabilidad del manejo y ahorro del agua, porque no la podemos seguir desperdiciando”.

Guzmán Virgüez hizo la advertencia en presencia de funcionarios de la Superintendencia de Servicios Públicos y de la Procuraduría General de la Nación, señalando que tan solo en los 13 municipios que Edesa mopera en el Meta se desperdician 2,5 millones de metros cúbicos de agua al año.

Una de las mayores causas del despilfarro es la falta de micromedidores. En los 29 municipios del departamento hay unos 150.000 funcionado, pero falta instalar 60.000 y en donde no hay este aparato los usuarios gastan el doble.

Más despilfarro

El mayor desperdicio ocurre en Villavicencio, que concentra más del 50 por ciento de la población en el departamento -530.000 habitantes- donde la Empresa de Acueducto y Alcantarillado suministra el agua para más del 80 % de la ciudad, con cerca de 110.000 usuarios, el resto de la población recibe el servicio de 79 acueductos comunitarios.

Y tan solo la EAAV reportó que el índice de agua no contabilizada es de 62 por ciento, es decir la que no se puede cobrar por fugas en el sistema o conexiones ilegales.

Por ello, un experto consultado por Llano Sie7edías considera que en Villavicencio se pierden unos 10 millones de metros cúbicos de agua al año, mientras que en los restantes 14 municipios otros 2,5 millones de metros cúbicos.
Esas cifras suman los 15 millones de metros cúbicos de agua desperdiciadas en todo el departamento, lo que equivale a seis mil piscinas olímpicas, en razón a que para llenar una piscina se necesitan 2.500 metros cúbicos del líquido.

Cartera

El gerente de Edesa advirtió a los usuarios morosos que serán reportados a las centrales de riesgo. Aseguró que la cartera actual de Edesa está en 2.500 millones de pesos y la que no se pueda recuperar la van a castigar. Esa cartera es elevada en la media que corresponde a la deuda de seis meses en los 13 municipios en los que opera Edesa.

Guzmán explicó que la sostenibilidad de las empresas de servicios -hay diez operadores en el departamento- gira en torno a los temas ambiental y financiero. La ambiental es que la empresa debe cuidar la cuenca que provee el agua porque de lo contrario no será un operador efectivo y va a llegar el momento en que no les podrá llevar el servicio a los usuarios.

Y para no quebrase financieramente se necesita tener una estructura tarifaria que cumpla con la Ley, que preste un buen servicio y que el usuario pague y no cuando él quiera sino cuando deba hacerlo.

En el caso de Edesa, que son municipios categorías 4, 5 y 6, los servicios para los estratos uno y dos, la tarifa es de 27.000 pesos, se subsidian 18.000 por parte de la administración municipal y el usuario tiene que pagar 8.500 pesos por los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo.

“Lo más preocupante es que los usuarios no pagan, entonces nos toca cortar el agua y generar un plan de cobro coactivo, ya no es persuasivo -se acabaron las amnistías- y eso tiene una implicación jurídica y vamos a reportar a las centrales de riesgo y así como lo hacen cuando no se paga el celular”, advirtió.

Descertificados

Según el Ministerio de Vivienda en septiembre pasado 24 municipios del Meta quedaron descertificados y de estos cinco quedaron en firme: Puerto Rico, Puerto Concordia, Puerto Lleras, Cubarral y El Castillo, porque no cargaron la información financiera del municipio a las plataformas del Gobierno.

El gestor del Plan Departamental de Aguas -Edesa- y Planeación, hacen el acompañamiento técnico y administrativo, para que los vuelvan a certificar. Con esa sanción el municipio queda en la lista negra, los funcionarios responsables pueden ser sancionados y se bloquean los giros de recursos a los municipios.

Alcaldes

Los alcaldes de Puerto Concordia y El Castillo, dos de los municipios descertificados, coincidieron en que dos de los principales problemas que hay en sus localidades es que no hay micromedición y que la comunidad tampoco toma conciencia de que el agua no se debe desperdiciar.

El mandatario de Puerto Concordia, Luis Roberto González, aseguró que en su municipio el servicio no es continuo, hay horarios sectorizados, están construyendo la planta de tratamiento de la que Edesa garantiza que este año la pondrá en servicio.

Reconoció que en su municipio no hay micromedición y por supuesto no hay un control sobre el desperdicio del servicio de agua. Además, dijo González, los ciudadanos son descuidados no están pendientes cuando los tanques y las vasijas se llenan.

En relación con la descertificación, dijo que en diciembre llegó el anunció de la Superintendencia de Servicios Públicos, decisión que fue recurrida y están esperando la notificación de esa la misma.

De su parte, el alcalde de El Castillo, Eliécer Urrea, dijo que en su municipio tienen una planta en óptimas condiciones, pero no se suministra potable aun cuando es de buena calidad porque tienen muy buenas fuentes hídricas.

Expresó que la gente la desperdicia mucho porque no ha tomado conciencia del ahorro del agua y hay sectores donde no cierran la llave y dejan desperdiciar el agua.

Anunció que va a tomar medidas para darle cumplimiento a la Ley 142, de los servicios públicos, que es la instalación de micromedidores para que la gente tenga la cultura del ahorro del agua.
De la descertificación aseguró que la Superintendencia no los ha notifiquen del recurso de reposición que presentaron.

Organismo de control

Otros dos municipios del Meta están en camino de ser descertificados y si en un mes no reportan a las plataformas del Gobierno los informes de la vigencia 2015, nuevos municipios podrían ser descertificados.

La Superintendencia de Servicios Públicos advirtió que como consecuencia de la descertificación le quitan a los municipios el manejo de los recursos del Sistema General de Participaciones para el sector de agua potable y saneamiento básico.

De su parte, la procuradora provincial de Villavicencio, Yohana Gómez, dijo que hay unas obligaciones legales que establecen los decretos 1484 de 2011 y 1077 de 2015, que son para la administración departamental, por lo tanto las alcaldías no estarían inmersas dentro de las mismas.

Pero, la Procuraduría, añadió, no se va a quedar con los brazos cruzados y los prestadores de servicios en los municipios, por omisión o dentro de los deberes de los mandatarios locales, se les podrían abrir una investigación en el caso de que no cumplan los requerimientos del Plan Departamental de Aguas. En el tema del desperdicio de agua, la responsabilidad recae contra los funcionarios públicos, agregó.

Nelson Ardila Arias
Redacción Llano Sie7edías
@nelard1

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.