Carlos Eduardo 'resucitó' el domingo de Resurrección

Carlos Eduardo 'resucitó' el domingo de Resurrección

Hombre fue dado por muerto, pero después de recolecta para ataúd, familia supo que estaba vivo.

notitle
01 de abril 2016 , 08:46 p.m.

Carlos Eduardo Romero, de 69 años, hoy puede decir que tuvo una extraña resurrección en el hospital San Rafael de Faca (Cundinamarca).

Le hicieron una colecta para su funeral, la Alcaldía de Guaduas aportó para el sepelio y cuando los familiares llegaron para reclamar la partida de defunción les avisaron que el hombre estaba vivo.

La historia comenzó el pasado domingo, cuando Lucero Flórez llegó a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital para averiguar por el estado de salud de Romero, y, según ella, una enfermera le aseguró que acababa de morir.
Y aunque Lucero vio que el paciente todavía tenía movimiento en su pecho, la enfermera le insistió que eso se debía a que todavía tenía conectado un respirador artificial, pero que apenas lo desconectaran cesaría todo movimiento en su cuerpo.

Con esta información, Lucero salió del centro asistencial para transmitirles la desafortunada noticia a los parientes de Romero, quienes viven en Guaduas.

“Como a las 11 de la mañana, ella me llamó y me dijo que mi papá se había muerto. Quedé como atontado con la noticia y muy preocupado porque no tenía plata”, relató John Fredy, el único hijo de Romero.

Agregó que tras el supuesto deceso de su padre el único camino que le quedó fue buscar a alguien de la Alcaldía para que le ayudara. “La Alcaldía se comprometió con el féretro y con ayudarle para el funeral”, contó el alcalde de Guaduas, Edisson Ramírez. En esa ciudad del occidente de Cundinamarca también se hizo una colecta.

El lunes, John Fredy madrugó a la Alcaldía con el dueño de la funeraria que se encargaría de hacer el traslado del cuerpo.

Mientras tanto, en Faca, Lucero se acercó hasta Medicina Legal para reclamar el acta de defunción. Allí le dijeron que debía dirigirse a la UCI a reclamarla. “Una enfermera me dijo que el señor estaba vivo, que lo que pasó fue que tuvo un paro respiratorio, pero que fue algo momentáneo”, relató la mujer, quien estaba asombrada por la milagrosa recuperación de don Carlos Eduardo.

Justo cuando en Guaduas ya todo estaba coordinado y la carroza fúnebre se alistaba para salir hacia Facatativá con el ataúd, recibieron la llamada. “Me dio mucha alegría”, relató John, quien celebró que en pocas horas su padre pasó de estar muerto a resucitado. “Pero también me molestó lo que nos hicieron en el hospital”, asegura.

Con la noticia, el viaje de la carroza fúnebre se canceló. El ataúd fue bajado del carro y la sala de velación que se le tenía preparada se cerró. Con los 120.000 pesos que había recolectado, John viajó a Faca para cerciorarse por su propia cuenta de que su padre seguía vivo.

Jairo Martínez, el gerente del hospital de Faca, dijo que el paciente llegó con una falla cardiaca complicada y por eso permanece entubado. “Vino una señora que no es pariente directa del paciente. A ella en ningún momento se le dijo que el señor estaba muerto, se le dijo que estaba en muy malas condiciones, pero entendió mal”, afirmó Martínez. Agregó que en los documentos que reposan en el hospital no aparece el teléfono de ningún pariente.

Hasta este viernes, Carlos Eduardo continuaba recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Faca. Su estado de salud seguía siendo delicado.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.