Buscan al autor del asesinato de una joven de 17 años

Buscan al autor del asesinato de una joven de 17 años

Al parecer, su pareja la habría matado en una vivienda ubicada en la localidad de Bosa.

notitle
31 de marzo 2016 , 08:17 p.m.

Wendy Loraine Cruz Achury, de 17 años y maltratada durante dos años por su esposo, le dijo, por última vez, que no aguantaba más, que estaba cansada de sus golpes. Él, Brandon Stiven Caicedo, de 19 años y quien trabajaba en la Central de Abastos, respondió propinándole una puñalada en el cuello que acabó con su vida.

A las 2 de la tarde del martes 29 de marzo, la abuela de Wendy encontró su cadáver en el sofá, mientras su hijo de 6 meses jugaba en el corral.

Lida Yaneth Cruz, tía con la que vivió los últimos días, cuenta que en la Semana Santa Wendy tomó la decisión de dejar a Brandon. Como él no pudo aceptarlo, iba todo los días a tocarle a la puerta para pedirle que regresaran. Ella no quiso volver.

Ese martes al mediodía, en el barrio San Diego, de la localidad de Bosa, Brandon fue a visitar a su hijo y Wendy accedió a que lo viera. Los vecinos confirmaron que él estuvo jugando con el niño en el parque, paseándolo por el barrio. Minutos después, regresó al niño y al ver que Wendy estaba sola, aprovechó para entrar en la casa, y en la sala, en presencia de su hijo de 6 meses, la asesinó y escapó.

Cuando la abuela encontró el cadáver de la joven se asustó porque creía que el asesino continuaba en la casa. Entonces, alzó al menor y corrió a pedir ayuda. Lida y toda la familia creen que el asesinato fue la respuesta de Brandon al no poder retenerla más. “Como ella lo perdonó tantas veces, él creyó que volverían, pero Wendy ya estaba decidida y él no pudo aceptarlo”, dijo.

La familia conocía su tormentosa situación y no estaba de acuerdo con la relación, pero cedió cuando quedó en embarazo. “Ella estaba enamorada y quería formar un hogar, por eso el papá lo aceptó”, cuenta Lida.

Sin embargo, en los primeros meses de embarazo Brandon la golpeó y la familia lo denunció ante la Casa de Justicia de Bosa. Lida, con rabia, dice que no pasó nada; aunque hubo orden de restricción, Wendy no dejaba que la familia interviniera en su relación. “La disculpa de él era que quería ver el niño, que no podíamos negarle ese derecho; así era como se acercaba a ella, así fue como la mató”, concluye Lida.

Ahora la Policía busca al asesino y ofrece una recompensa por información de su paradero.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.