Emblemática condena por corrupción contra Samuel Moreno Rojas

Emblemática condena por corrupción contra Samuel Moreno Rojas

Juez le impuso 18 años de cárcel y lo inhabilitó de por vida para ejercer cargos públicos.

notitle
29 de marzo 2016 , 08:04 p.m.

El exalcalde Samuel Moreno Rojas recibió este martes la condena más alta emitida por la justicia contra los protagonistas del escándalo del ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá. El juez 14 de conocimiento lo sentenció a 18 años de cárcel –la más alta en ese caso y también poco usual en casos de corrupción–, a una multa de 299 salarios mínimos y, sobre todo, lo inhabilitó de por vida para ejercer cargos públicos.

El exsenador Iván Moreno Rojas, hermano del exalcalde; el contratista Emilio Tapia y los hermanos Nule, otros de los artífices del esquema de corrupción en Bogotá, ya habían sido condenados a 14, 17 y 14 años de cárcel, respectivamente. (Lea también: Los capítulos pendientes del 'carrusel' de la contratación)

Este martes, durante casi cuatro horas, el juez leyó los argumentos para justificar la sentencia contra Moreno Rojas por su responsabilidad en las irregularidades en el contrato de ambulancias que se firmó en el 2009.

(Moreno) procedió sin recato alguno y desprovisto de cualquier principio a utilizar su cargo de investidura como primer gobernante distrital para lograr su cometido”, señaló el juez que logró en menos de dos años sacar adelante uno de los tres procesos contra Moreno Rojas por los delitos de cohecho e interés indebido en la celebración de contratos. (Vea: Los responsables del saqueo a Bogotá)

El juez sostuvo que el exalcalde “desbordó” sus funciones y omitió el deber que tenía de proteger los recursos públicos y respetar la confianza de los electores. Agregó que la actitud de Moreno Rojas “merece el más alto reproche” porque solo buscó un beneficio económico y se puso de acuerdo con particulares y funcionarios para repartirse, “como en una feria económica, los recursos aportados por los ciudadanos de a pie”.

La condena representa un golpe mortal contra la imagen de la casa política heredera del general Gustavo Rojas Pinilla, pues tanto Iván como Samuel quedan ‘muertos’ para ocupar cargos de elección popular, incluso después de cumplir sus condenas. De hecho, parte de la condena alta se explica porque el exalcalde, por su formación académica y origen, era un hombre llamado a dar ejemplo a los colombianos y terminó, por el contrario, usando su posición privilegiada para enriquecerse a costa de la plata pública. (También: Samuel Moreno, el 11 condenado por el 'carrusel' de la contratación)

El juez, además, reprochó severamente que un contrato cuya finalidad era proteger la vida de los bogotanos a través del servicio de ambulancias terminara siendo una feria para la corrupción, lo que generó “un daño real o potencial” contra la comunidad.

La sentencia dice que Moreno Rojas fue el determinador de las irregularidades que fueron ejecutadas por funcionarios de su administración, como el condenado exsecretario de Salud Héctor Zambrano.

Agregó que a través de los grupos representados por los entonces concejales Hipólito Moreno y Andrés Camacho Casado hubo un soborno del 9,5 por ciento del valor del contrato para manipular la adjudicación.

Dice el fallo: “Esa promesa fue aceptada por Héctor Zambrano luego de recibir directrices del alcalde mayor de Bogotá de forma directa o forma interpuesta –entiéndase Emilio Tapia y Néstor Iván Moreno Rojas– para que, en su calidad de director ejecutivo, representante legal y ordenador del gasto del Fondo Financiero Distrital de Salud, influyera decididamente en la adjudicación del negocio con miras a favorecer los intereses de esos concejales”. Agrega que para adjudicar el negocio se pagaron sobornos y comisiones y que “hubo una cooptación burda de la estructura del Estado”. (También: Juez llamó a Samuel Moreno 'hampón de cuello blanco')

El juez consideró que el exalcalde Moreno debe cumplir la sentencia privado de su libertad y negó la posibilidad de la casa por cárcel o la sustitución de la medida de aseguramiento que pedía la defensa.

Igualmente, le advirtió al Inpec que si Moreno recibe la libertad por decisión de otro juez por vencimiento de términos en los dos procesos que aún siguen en juicio se le notifique inmediatamente, para expedir una nueva medida de aseguramiento que garantice que el exalcalde cumpla la pena privado de su libertad.

Esto, porque por una ley aprobada el año pasado y que entra en vigencia en dos meses las detenciones preventivas serán excepcionales. La sentencia contra Moreno aún no está en firme (es primera instancia, y podría llegar hasta la Corte Suprema) y los otros casos en su contra todavía no entran en la etapa final del juicio.

El fiscal Juan Vicente Valbuena, investigador del caso, anunció que la condena será apelada al considerar que por la gravedad de los delitos cometidos por Moreno y el daño causado a la administración pública tenía que ser mayor. La Fiscalía había pedido la máxima sentencia posible, de 24 años de cárcel. Valbuena respaldó la decisión del juez de inhabilitar a perpetuidad a Moreno y sostuvo que “personas que han estado involucradas en casos de corrupción no pueden volver a cargos públicos en los que podrían repetir ese tipo de conductas”. (Lea: Samuel Moreno, una carrera política que no fue)

La Procuraduría y la defensa de Moreno anunciaron que también, por razones diferentes, apelarán la sentencia, que tendrá que ser resuelta en segunda instancia por el Tribunal Superior de Bogotá.

Testigo será investigado

El juez que condenó a Samuel Moreno ordenó que se investigue a Federico Gaviria, quien ya tiene una condena por su responsabilidad en el ‘carrusel’ y que fue testigo en el caso.

El juez pidió que se investigue el señalamiento que hizo el testigo Juan Carlos Aldana el pasado 19 de enero, cuando afirmó que “al ingeniero Gaviria le giraron 70 millones de pesos mensuales durante tres años” por concepto de sus gestiones en el contrato de ambulancias.

EL TIEMPO publicó el domingo pasado la declaración entregada por Aldana a la Fiscalía el 17 de febrero y en la que enreda a Gaviria y al exsecretario de Salud Héctor Zambrano, quienes lograron acuerdos con el ente acusador y se convirtieron en testigos, pero que no habrían dicho toda la verdad sobre su verdadera participación en las irregularidades y el cobro de sobornos.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.