'El que no paga un secuestro, se muere': Ramón José Cabrales

'El que no paga un secuestro, se muere': Ramón José Cabrales

Alto consejero de la Gobernación de Norte de Santander contó detalles de su cautiverio a EL TIEMPO.

notitle
29 de marzo 2016 , 07:58 p.m.

El alto consejero de la Gobernación de Norte de Santander para la Provincia de Ocaña, Ramón José Cabrales Camacho, quien permaneció secuestrado por el Eln durante siete meses, le contó a EL TIEMPO que pudo conocer durante su cautiverio que el mismo grupo guerrillero tuvo retenidas al menos a otras cuatro personas, por las cuales también habían exigido pagos millonarios para su liberación.

Cabrales Camacho afirmó además que el ministro Juan Fernando Cristo sabía que su familia estaba decidida a pagar.
Ha despertado mucho revuelo que su liberación no corresponda a un gesto de paz del Eln, sino que fue producto de un pago de dinero, sobre todo cuando se pensaba que este sería un acto de buena voluntad destinado a abrir la puertas a un proceso de negociación política con esa guerrilla.

“El ministro Juan Fernando Cristo sabía perfectamente que había una exigencia económica. Él sabía que mi familia estaba muy desesperada por el estado en que yo me encontraba. Y ellos decían que esperaran, pero ya la familia no podía esperar más, porque a mí me estaba matando la gente esa allá”, relató Cabrales Camacho.

Con nombres propios habló de las otras personas que estuvieron secuestradas por la misma columna guerrillera.
“Los que me tenían, meses antes habían tenido a Eugenio Villegas”, aseguró.

“También supe que al geólogo Andrés Calle, de Manizales, que fue raptado en Curumaní, lo tenían ellos”, dijo.
En iguales circunstancias se refirió al secuestro de José Rueda, quien vive en Río de Oro (Cesar), quien incluso se tuvo que canjear por una hija para poder salir a conseguir el dinero del rescate.

La compañía Capitán Francisco Bossio, que opera desde Curumaní y va por toda la troncal del Cesar y la Provincia de Ocaña, es la responsable de estos delitos.

Cabrales reveló que se enteró de que todos tuvieron que pagar altas sumas de dinero a esa guerrilla para lograr su liberación.

“El Eln no perdona a nadie. Allá el que no paga se muere. Pero esas son cosas que no se denuncian”, concluyó el líder nortesantandereano.

EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.