En Colombia ahora se pesca menos, pero se consume más

En Colombia ahora se pesca menos, pero se consume más

En los 90 se producían 133.000 toneladas y hoy solo, 43.000, aunque el cultivo de peces compensa.

notitle
23 de marzo 2016 , 10:51 p.m.

Durante la Semana Santa, el consumo de pescado se incrementa en 30 por ciento frente al resto del año, lo que compensa en parte la poca demanda que tiene este producto, pese a que los colombianos casi duplicaron la ingesta de este alimento, pues hace 30 años consumían 3,7 kilos por persona al año y hoy cada colombiano come 6,7 kilos al año.

Este impulso no es como para tocar tambores, porque en países como España, la demanda es de 38 kilos por persona y en Japón de 54, según la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura (Aunap).

El consumo creció, pero la producción nacional a partir de la pesca hoy es más débil que en el pasado. La reducción ha sido del 69,2 por ciento en las últimas 3 décadas, puesto que, “lo que reportamos de pesca anual son 43.000 toneladas, incluyendo todos los productos, en contraste con lo que se obtenía en los 90, que eran 133.000 toneladas”, indica Erick Firtion, director de administración y fomento de la Aunap.

La demanda, tanto para la venta interna como para la externa, se complementa con el cultivo de peces en criaderos (acuicultura), con una producción de 103.000 toneladas, según la autoridad de pesca. “Este subsector (la cría) creció 15 por ciento anual, expansión muy por encima de la media del sector agropecuario, que fue de 3,3 por ciento, lo que indica que hay allí un potencial muy grande por explorar. Solo con Betania somos el segundo exportador más grande a Estados Unidos de pescado”, sostuvo el funcionario de la Aunap.

Pescado extranjero

No obstante, esto no impidió que el sector como tal, de pesca y producción en criaderos y granjas piscícolas, que el Dane mide junto con la silvicultura y la extracción de madera, tuviera una desaceleración de 2,6 por ciento en el 2015. Este declive contrasta con el incremento en las importaciones en ese año: 1.100 millones de dólares.

La tendencia ascendente de la compra de pescado del exterior se mantiene desde hace años. Entre 2004 y 2013 pasaron de 33’174.000 de dólares a 224’910.000, un crecimiento de casi 7 veces. Por el contrario, lo que el país está vendiendo afuera, es apenas el 66 por ciento (149’397.000 dólares) de lo que compramos en pescado a los demás países. “La tendencia más marcada es la importación de basa, producto muy demandado por el fácil acceso y el precio. Es un potencial mercado. Hay que ponerle atención”.

En cuanto a la frecuencia del consumo, según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional, 61,1 por ciento lo pone en su mesa una vez por mes y 26,9 por ciento, semanalmente.

Por regiones, ocupan los primeros lugares las zonas de mayor disponibilidad del producto: áreas riberereñas y costeras, donde 90 por ciento del consumo de proteína de origen animal proviene del pescado.

¿De quién es la culpa?

El decrecimiento de la pesca en el país, según el funcionario de la Aunap, se debe a la sobrexplotación de recursos hídricos. “Tenemos muchos problemas ambientales. No se respetan las tallas mínimas de los peces. El consumidor también es responsable. Si no consume una especie en veda tampoco habría oferta”.

A ello se le agrega que especies como la basa, por ejemplo, no tienen permisos ambientales para ser introducida en las aguas colombianas, pero la traen al país de forma ilegal y la cultivan sin permisos y sin la bioseguridad necesaria para evitar que escape al medioambiente, lo que puede afectar a otras especies”, advierte Firtion.

Sobre todo, porque la expectativa de la Aunap es impulsar el sector: expandir el cultivo y mejorar la explotación de la pesca. “Hay una pesca blanca que tiene alto potencial y no se está aprovechando. La pesca industrial está marcada por el atún, mientras la blanca, de especies como sierra y carito, no se están desarrollando”, indica Firtion.

Los protagonistas

Para que el pescado llegue a la mesa de los colombianos hay 220 barcos que hacen explotación industrial. Entre tanto, en el país se registran 200.000 pescadores artesanales, tanto marinos como continentales, que también aportan para satisfacer la demanda.

Según encuesta realizada a las organizaciones de pescadores, instituciones gubernamentales y ONG, en el país hay 174 áreas de desembarco, distribuidas en el Pacifico y el Caribe.

De igual manera, existe un subregistro de pescado extraído que no sale en las estadísticas, las cuales se hacen con base en lo que sale a las plazas de mercado.

De todo

La poca expansión de la pesca es una preocupación, porque en las aguas colombianas hay de todo. El país tiene una riqueza marina envidiable, con aproximadamente 2.000 especies. Y ni que decir de las aguas dulces, en las que hay, en promedio, 1.435 especies nativas, muchas de alto interés comercial. Pero también hay nombres que ya poco suenan, como el bacalao, que está desapareciendo.

Por lo demás, los ríos del país siguen siendo ricos en bocachico, que ahora corre riesgo, por la presencia de especies como el bocachico argentino, que “genéticamente puede dañar la población natural”, expresa Firtion.
También hay buena oferta de bagre rayado, el símbolo de la Semana Santa. Nicuro, capaz y cachama negra son otras de las especies que predominan. Y en los mares se cosecha principalmente atún, carduma, sierra, pargo, mero y cujinúas.

Pese al Niño, no hay escasez en Semana Santa

El temor de que no haya disponibilidad del producto para hoy y mañana, por cuenta de las sequías en los ríos provocadas por el fenómeno del Niño, fue disipado por la Aunap.

No solo hay oferta de todas las especies, sino que en expendios como Corabastos en Bogotá, uno de los referentes, había esta semana 4.500 toneladas, principalmente de bagre seco. La meta del Ministerio de Agricultura es que el pescado no se consuma solo en Semana Santa, sino que se incremente su uso en la gastronomía nacional, para que el país logre pasar de un consumo de 6,7 kilos por persona al año, a al menos el de América Latina, que es de 18 kilos por persona al año, dijo el ministro de la cartera del agro, Aurelio Iragorri.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.