Nos derrotaron, aceptémoslo

Nos derrotaron, aceptémoslo

Aceptemos que perdimos y entendamos objetivamente las razones por las cuales fallamos.

notitle
19 de marzo 2016 , 09:48 p.m.

Lo que acaba de pasarle a Colombia en la Corte Internacional de La Haya es una derrota que debe aceptarse como tal. Y no es la primera que sufrimos frente a Nicaragua, y ojalá fuera la última. Sin pretender posar de expertos en el tema, resulta necesario poner algunos puntos sobre la mesa que ayuden a entender por qué un país supuestamente con menos nivel de desarrollo que Colombia nos derrota una y otra vez en este espacio internacional. Esta Corte la conforman jueces con trayectorias indiscutibles, cuyas hojas de vida lo confirman.

Colombia, como muchos otros países latinoamericanos, ha tenido conflictos serios con otros países de la región en tiempos recientes. Llevamos décadas de enfrentamientos con Venezuela, por ejemplo, y ya tenemos un buen tiempo en conflictos con Nicaragua. Sin embargo, la manera como hemos manejado estos temas deja muchos cuestionamientos. ¿Cuántos embajadores han pasado por La Haya en los últimos 30 años? Son muchos, muy pocos conocedores de temas de derecho internacional y otros sin el menor interés por acercarse a la Corte, conocerla, tener contacto con sus jueces de manera que se pueda apoyar al Gobierno colombiano de forma eficiente con información de primera mano. Este es un punto en contra. Por ejemplo, cuando el tema de la corbeta con Venezuela, la embajada de Colombia organizó una entrevista privada, del expresidente Alfonso López Michelsen en un pueblo holandés, con el entonces presidente de la Corte Internacional de La Haya, reunión que se logró mantener fuera del alcance de los medios, pero que le dio información valiosa al gobierno Barco.

La otra pregunta que pocos se atreverían a plantear, pero que toca hacer: ¿por qué sigue el equipo de abogados con el cual no hemos logrado ninguna victoria para el país? Con todo el respeto que se merecen los actuales miembros de la defensa colombiana, cuya capacidad nadie pone en duda, ¿no valdría la pena que se hicieran un autoexamen a ver si de casualidad encontramos algunas fallas en las estrategias? De pronto ahí se identifica otra debilidad.

Ahora bien, mientras estas dudas nos surgen, además de muchas otras, Nicaragua tiene a Carlos Argüello como embajador en La Haya desde 1983, de manera que además de su innegable capacidad profesional, su gobierno, independientemente de qué orientación política tenga, le ha permitido continuidad en su tarea, lo ha valorado y lo ha dejado trabajar con los mejores abogados del mundo; desde su inicio, cuando le ganó a Estados Unidos en un histórico proceso.

La necesidad de ahondar en los temas señalados surge al escuchar la forma como los funcionarios del Gobierno colombiano, y particularmente los miembros del equipo de defensa del país, reaccionaron frente a las decisiones de la Corte Internacional de La Haya. Para muchos quedó en evidencia que sigue predominando en nuestra sociedad ese dicho propio de quienes no aceptan con humildad que perdieron y que se le atribuye al exdirector técnico de la Selección Colombia Francisco Maturana: “Perder es ganar un poco”. Me disculpan pero así sonaron.

La reacción del Presidente deben evaluarla los expertos en el tema que puedan medir claramente las consecuencias de “irnos porque perdimos”, pero a los otros actores sí les convendría un poco de humildad y mayor claridad en sus posiciones para que el ciudadano del común pueda entender realmente lo que sucedió en La Haya.

Aceptemos que perdimos y que necesitamos entender objetivamente las razones por las cuales fallamos antes de seguir haciendo aspavientos sobre nuestro triunfo seguro para quedar después haciendo declaraciones tipo Maturana. Por el momento, otro baldado de agua fría para San Andrés y Providencia, que sigue viviendo en una inestabilidad no solo política y económica sino ahora también geográfica. Nuestra solidaridad para ese querido departamento de los colombianos.

CECILIA LÓPEZ MONTAÑO
cecilia@cecilialopez.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.