Energías renovables ayudarían a evitar apagón: WWF

Energías renovables ayudarían a evitar apagón: WWF

El Fondo Mundial para la Naturaleza lanza petición al gobierno colombiano por estas tecnologías.

notitle
19 de marzo 2016 , 06:45 p.m.

La amenaza de un posible apagón nacional, que hoy tienen a los colombianos ahorrando energía y a las autoridades haciendo cálculos para evitar el racionamiento, no solo evidencia el frágil sistema energético del país, sino también los vacíos que existen en el desarrollo de energías renovables.

Ante la crisis, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés) lanzó una petición ciudadana, que se le presentará al Gobierno a comienzos de abril, para impulsar las energías renovables no convencionales como la solar, la eólica y la geotérmica.

Actualmente, apenas el 0,2 por ciento de la energía del país proviene de estas fuentes alternativas y el potencial para explotarlas es vasto. “Si Colombia en los años 90 hubiera apostado por la diversificación energética, no me atrevería a decir que la crisis actual no hubiera ocurrido, pero sí me atrevo a decir que esta crisis hubiera sido gestionada de una forma mucho mejor”, señala Tabaré Arroyo Curás, experto en energía de WWF.

¿Cómo está Colombia en energías renovables no convencionales respecto a otros países?

Revisando las estadísticas de generación eléctrica vemos que Colombia tiene el 70 % de hidroelectricidad y el 30% en otras, básicamente 25 % de capacidad de térmica con gas y 5 % con carbono. La actual coyuntura pone esta relación en 50 % - 50 %, incluyendo la quema del diésel, un hecho que es muy crítico. Con esta situación, diría que el país se comporta de manera muy desfavorable. Otros países en América Latina, que también se han visto afectados por la vulnerabilidad de los precios de los combustibles, están en una mejor posición, porque han empezado a diversificar su portafolio de energía eléctrica.

Colombia concentra sus esfuerzos en la energía hidroeléctrica ¿Cuáles son los efectos del cambio climático en este sector?

Son dos. Uno son los cambios en la precipitación fluvial. En unos sitios lloverá más y en otros menos. Eso va a tener una implicación en la formación de las cuencas y en el volumen que van a tener las represas. No va a haber tanta agua para producir electricidad. Pero hay que recordar que el agua no solo la necesitamos para electricidad, sino también para consumo humano, producción agrícola y para la subsistencia de los ecosistemas. El otro efecto es que las termoeléctricas en su proceso necesitan agua para su enfriamiento. ¿Qué va a pasar con las termoeléctricas cuando no haya agua? Colombia sustenta su suministro en estas dos energías.

¿Qué hacer ante este problema?

Creo que es una gran oportunidad. Estamos convencidos de que para limitar los efectos del cambio climático tenemos que bajar nuestra huella de carbono en todos los sectores. Y tenemos que empezar en el sector energético, donde estamos quemando combustibles fósiles. No se trata de volver a la era de las cavernas, sino de aprovechar las alternativas. La respuesta son estas energías renovables no convencionales.

¿Cuál es el potencial de esas energías en el país?

Tengo el dato eólico, que es un recurso bastante estudiado en Colombia. Se trata de 20 gigavatios (GW) de potencial. La actual capacidad instalada en Colombia es cerca a los 16 GW. Además, se estima que la demanda total de Colombia va a crecer en un 3,5 % en la próxima década. Eso implica que la capacidad instalada tiene que crecer entre 4.000 y 6.000 megavatios.

Si estamos en 16 GW, entonces con el potencial eólico no solo podríamos cubrir la demanda de ahora, sino de la próxima década. Si a eso se le suma el potencial solar y el geotérmico, estamos hablando de que el sistema eléctrico colombiano podría ser más resiliente y más adaptable a los cambios del clima, gracias a un portafolio mucho más diverso en fuentes energéticas.

¿Los bajos precios del petróleo cómo han afectado a las renovables?

Son varios los efectos. Los precios bajos de los combustibles fósiles definitivamente no son el panorama favorable para estas tecnologías. Sin embargo, en las energías renovables no solo están cayendo los costos de operación, sino también los de inversión. Hay una métrica en el gremio energético llamado el Costo Lebelizado de Energía, que se utiliza para calcular cuál es el costo de una tecnología a lo largo de su vida útil. Desde el 2009, los costos lebelizados de la energía fotovoltaica han caído cerca del 80 % y para la eólica han caído un 60 %.

Si ese es el escenario, ¿por qué es tan difícil convencer a los gobiernos? ¿Por qué la petición a Colombia?

La razón más simple es que, a pesar de las cifras, a los inversionistas les gusta la certidumbre, y por nuestro sistema político y nuestra historia en América Latina, no hay tal certidumbre. Nuestras leyes y normas van a la deriva.

Muchas veces por eso ellos no quieren invertir. Esta petición al Gobierno colombiano es para que el país no cierre los ojos ante el potencial de las energías renovables, que le pueden ayudar a mitigar este tipo de crisis energéticas en el corto, mediano y largo plazos. Si Colombia en los años 90 hubiera apostado por diversificación energética, no me atrevería a decir que la crisis actual no hubiera ocurrido, pero sí me atrevo a decir que esta crisis hubiera sido gestionada de una forma mucho mejor.

La importancia de tener un objetivo ambicioso al 2030 es para que el Gobierno ratifique el potencial que tienen. Es fundamental para un entorno de negocios saludable que haya una señal clara de una política a largo plazo que prometa que el interés en la energía sostenible se va a mantener.

LAURA BETANCUR ALARCÓN

Redactora de Medioambiente

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.