Van 32 mil multas en dos meses por parquearse mal

Van 32 mil multas en dos meses por parquearse mal

Violar el pico y placa y la revisión técnico-mecánica son las más castigadas.

notitle
19 de marzo 2016 , 06:34 p. m.

En los dos primeros meses de este año, 32.240 conductores han sido multados por parquear sus vehículos en sitios prohibidos. Esta cifra subió en 8.762 multas, comparada con la del año pasado en ese mismo periodo (23.478), lo que la convierte en la norma más se sanciona del Código Nacional de Tránsito.

En segundo lugar y con mayor número de comparendos entre enero y febrero pasado está el mal comportamiento en la vía por parte de los motociclistas, con 12.060 comparendos. Cifra que subió en 9.010 multas con respecto a ese mismo periodo en el 2015 (3.050). Estas son las 2 primeras infracciones del top 5, que, según la Secretaría de Movilidad, más incumplen los bogotanos a la hora de manejar.

Según la Secretaría de Movilidad, esta entidad se ha enfocado en estos primeros meses en temas de manejo de tráfico, por lo que la infracción del mal parqueo está en primer lugar. “El eje fundamental de la Secretaría es retomar el control y cumplimiento de todas las normas de tránsito”, señaló Juan Pablo Bocarejo, director de esta entidad.

Pero si estas son las multas que más se impusieron, también hay un top cinco de las que solo tienen un infractor registrado, tanto en 2015 como en lo que va corrido del 2016, Entre ellas se destacan: conducir un carro con placas falsas y no pagar el peaje en los sitios establecidos.

EL TIEMPO le da a conocer estas 10 infracciones con el valor de la multa.

‘Top’ de más sancionadas

Estacionar en sitio prohibido (C02)

Está estipulada en el Código Nacional de Tránsito como la C02. Desde hace varios años mantiene el ‘liderato’ entre las que más incumplen los conductores, no solo en Bogotá sino en las otras ciudades del país. Su sanción económica es de 344.700 pesos. Según la Secretaría de Movilidad, esta es una de las primeras acciones que se ha implementado en estos primeros 100 días de Gobierno Distrital para mejorar la movilidad y el espacio en las vías. La Policía Metropolitana de Tránsito ha realizado operativos en Fontibón, la zona G, el parque de la 93, Salitre y Germania para recuperar este espacio.

En los primeros dos meses de este año, las autoridades han impuesto 32.240 comparendos.

Revisión técnico-mecánica (C35)

Solo entre enero y febrero de este año, 5.065 conductores tendrán que pagar 344.000 pesos por no tener al día el certificado de gases y revisión técnico-mecánica de sus carros. A esto se suma la inmovilización del vehículo. Según el ‘top’ cinco de la Secretaría de Movilidad, esta es la tercera infracción que más se sancionó en este periodo. Sin embargo, en el 2015 en estos mismos meses se impusieron 4.907 multas. A pesar de llevar los documentos que acrediten que se realizó la revisión, el carro puede ser evaluado por las autoridades para verificar su estado.

Pico y placa (C14)

4.433 infracciones e inmovilizaciones por no cumplir el pico y placa impuso la Policía Metropolitana de Tránsito durante los pasados enero y febrero. Esta es una de las normas que también se mantiene desde el año pasado entre las más sancionadas por las autoridades. Según la Secretaría de Movilidad, en los primeros dos meses del 2015 fueron 3.916 las infracciones registradas. Esta multa tiene un costo de 344.000 pesos, además del cobro por la grúa y por el tiempo que el carro esté en los patios.

Mal comportamiento (C24)

De las 537 víctimas fatales que dejaron los accidentes de tránsito en Bogotá, en el 2015, 130 fueron motociclistas, mientras que de los 14.680 lesionados en ese mismo año en choques en la vía, 4.110 viajaban en este tipo de vehículos. A esto se suma que la segunda norma que más comparendos registró entre enero y febrero pasado fue la C24, con 12.060 multas, un aumento de 9.010 de estas respecto al año pasado en el mismo periodo.

Esta norma señala que conducir motocicleta sin observar las normas del Código Nacional de Tránsito acarrea una multa de 344.000 pesos; sin embargo, para las autoridades lo importante no es la sanción, sino la prevención que buscan cada vez que encuentran a un motociclista poniendo en peligro su vida al incumplir esta norma.

Bloqueo en vías (C03)

La norma estipulada con el código C03 solo tiene una salvedad para no ser impuesta y es que el bloqueo de la calle o intersección obedezca a un accidente de tránsito protagonizado por el vehículo; de lo contrario, deberá pagar 344.000 pesos. Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad, señala que el control al bloqueo en intersecciones semaforizadas se da porque esto puede generar una gran congestión en el tráfico y es una de las prioridades en cuanto a mejorar la movilidad en estos primeros 100 días de Gobierno. “La ciudadanía debe empezar a comprender que, además de cumplir con la norma, se trata de evitar afectar la movilidad de todos”, agregó el funcionario.

Entre enero y febrero pasado se han impuesto 4.223 multas, cifra que bajó en 92 sanciones en comparación al 2015 (4.315).

El ‘top’ de las menos multadas

Conducir un vehículo con placas falsas (B06)

En el 2015 solo un conductor fue sancionado al ser descubierto por las autoridades conduciendo un vehículo que portaba placas falsas. Esta es una de las multas que menos se impusieron durante ese año, según las estadísticas de la Secretaría de Movilidad. En el Código Nacional de Tránsito está con el código B06 y tiene un costo de 183.900 pesos, además de la inmovilización del carro por parte de las autoridades. Para la Secretaría de Movilidad no es que este tipo de normas no se sancionen, sino que están priorizando las que tienen que ver con el manejo de tráfico. Los operativos para contrarrestar este incumplimiento se darán en los próximos días.

Decir grosería en buses (H09)

114.900 pesos tendrá que pagar el pasajero de un bus que sea sorprendido profiriendo expresiones injuriosas y groserías que perturben el ambiente dentro del vehículo de servicio público. Esta es una de las normas que poco se sancionan por las autoridades. Según las estadísticas de la Secretaría de Movilidad, en lo que va corrido de este año solo una multa se ha impuesto. Henry Murrain, experto en cultura ciudadana, señala que querer mejorar la convivencia y el comportamiento únicamente implementando sanciones es ingenuo. “En ocasiones, la transgresión de ciertas reglas es tan grande que es absurdo pensar que la ley haga lo que no existe en la cultura ciudadana”, señala el experto.

Proveer combustible al carro con pasajeros a bordo (E01)

Esta es una de las multas más altas que existe en el Código Nacional de Tránsito y tiene un valor de 1’034.200 pesos; este año solo se ha impuesto una vez.

Para los expertos no solo tiene que ver con la multa a la que se hace acreedor el conductor de servicio público que infringe esta norma (E01), sino con el peligro que ello implica para los ocupantes del carro en caso de registrarse un incendio. Mario Noriega, experto en movilidad, señala que parece que no hay una política clara de cuáles son las prioridades de los problemas que se quieren solucionar con las multas de tránsito. Uno podría garantizar la seguridad de los peatones o pasajeros de los buses o mejorar el flujo vehicular o ambos, pero esto no se refleja en las multas que se cobran.

No pagar peaje en el sitio establecido (B08)

Muchas personas se preguntarán ¿cómo puede un conductor volarse sin pagar un peaje?, pues, según las estadísticas de la Secretaría de Movilidad, hay un comparendo por no cumplir esta norma y fue impuesto en el 2015. En este año aún no existe una sanción por esta infracción que aparece en el Código Nacional de Tránsito como la B08 y cuesta 183.900 pesos.

Darío Hidalgo, experto en Movilidad, señala que esta infracción puede ser poco impuesta porque es muy difícil evadir el pago del peaje. “Todos los conductores pagan al pasar por estos sitios y su evasión es muy compleja. Hacer el control por parte de las autoridades también es un poco difícil por la cantidad de carros que circulan”, agrega.

Llevar niños en sillas traseras que no garanticen su seguridad (H11)

Los menores de dos años que viajen en la parte trasera de un carro deben ir obligatoriamente en una silla que garantice su seguridad. En el 2015 solo se impuso una sanción por no acatar esta norma que salvaría la vida de un menor en caso de un accidente de tránsito. Esta infracción tiene un valor de 114.900 pesos.

Los expertos en seguridad vial recomiendan que este tipo de asientos deben estar ubicados en el centro de la silla trasera, ya que es el sitio más seguro en caso de un siniestro.

JOHN CERÓN
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter johcer@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.