La transición

¿Cómo acelerar la transformación de nuestro sistema eléctrico hacia las fuentes renovables?

notitle
17 de marzo 2016 , 07:45 p. m.

Haya o no racionamiento, va siendo hora de enfrentar el debate de fondo. ¿Cómo acelerar la transformación de nuestro sistema eléctrico? No es un tema de coyuntura (el Niño) sino de una vulnerabilidad emergente que no hemos enfrentado como corresponde. Proyectamos el crecimiento de la economía hacia el 2050 (con cierta euforia ingenua) como si alguna proyección científica nos hubiera garantizado que otro ‘Niño’ no habrá. La realidad es muy distinta: todas las proyecciones de la ciencia indican que habrá “Niños y Niñas” más severos. ¿Cómo haremos para dar electricidad a 63 millones de habitantes en el 2050 si dependemos casi exclusivamente del agua?

Nos convendría tener en cuenta lo que está pasando en otras partes, debido a que la crisis es global y el mundo se está moviendo hacia nuevos esquemas de electricidad. Corresponde a los líderes del sector mostrar a la sociedad las tendencias y trabajar con los gobiernos una transición ambiciosa. Mal harían si en lugar de iluminar los caminos se empecinan en tapar el sol con las manos.

Pongo un ejemplo: cuenta un despacho de Bloomberg que el director de una compañía eléctrica de Virginia lamentó el avance de la energía solar en los Estados Unidos alegando que “nos puede pasar lo que en Alemania y los recursos confiables de generación no ganen dinero y se retiren”. Y bien, lo que pasa en Alemania es lo que debe pasar en todas partes: aumento en renovables y decrecimiento de las convencionales.

El mismo despacho de Bloomberg tituló que el sistema eléctrico “perdió” dos mil millones de dólares por el avance de la solar. Otra mala lectura de la realidad: nadie perdió, todos ganan. Y no estoy diciendo que gana la “madre Tierra”, sino los inversionistas. Pero, claro, si un millón de casas tendrán paneles solares las convencionales deberán recortar 1.400 MW. Lo digo mejor: ganan quienes se apuntan primero en el recambio de las renovables. Y reitero: ir al fondo del debate y emprender cuanto antes la transición. Algunos datos: Europa avanza para descarbonizar su energía en el 2050; Brasil, para generar 75 por ciento con renovables; Dinamarca, 40 por ciento de su energía a partir de sus parques eólicos. Y hay más: Estados Unidos, China: cada vez más inversión en renovables y, ¡cómo no!, nuevas reglas federales que facilitan el proceso de las pequeñas ciudades y de los usuarios individuales.


Manuel Guzmán Hennessey
@guzmanhennessey

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.