En España hay cada vez más colombianos legales

En España hay cada vez más colombianos legales

Según cifras extraoficiales, más de 400.000 compatriotas viven allí. 25.115 tienen nacionalidad.

notitle
15 de marzo 2016 , 08:33 p.m.

Los colombianos en España, país al que llegaron en altos volúmenes a principios de los años 2000, ya están asentados. Casi todos tienen los papeles en regla (luego de una ardua lucha y largos trámites), muchos han adquirido la nacionalidad española y algunos pocos han regresado.

EL TIEMPO presenta las fichas que forman el nuevo panorma de los colombianos en España, con ayuda del abogado Juan Manuel Campo Cabal, una de las personas que más saben sobre migración colombiana en España.

Hasta hace un par de semanas, y durante 23 años, Campo asesoró al Consulado de Colombia en ese país. Fue el “autor intelectual” del convenio bilateral de seguridad social, del tratado para canje del carné de conducir y de la no doble imposición tributaria.

Las normas han cambiado de acuerdo con las nuevas situaciones y han dibujado un nuevo panorama para los colombianos en España.

Sin visado Schengen

Desde que entró en vigor la exención del visado para entrar a España y al resto de países de la Unión Europea, en diciembre del 2015, el número de no admitidos ha sido mínimo (menos del uno por ciento durante las primeras cinco semanas). Ello se debe en buena parte a que los viajeros llegan de Colombia casi siempre con los documentos listos. (Lea también: Respuestas a doce preguntas tras la elminación de la visa Schengen)

“Las aerolíneas son las que están verificando el cumplimiento de la totalidad de requisitos, porque la ley orgánica de extranjería les delega a ellas la competencia de control”, explica Campo. “Si dejan pasar a alguien y no es admitido, le abren un expediente administrativo a la aerolínea”.

Uno de los mayores problemas que surge está relacionado con la carta de invitación (alternativa a la reserva de hotel) que debe extender el familiar o amigo que acoge al viajero. Se debe presentar el original, ya que una copia no es reconocida como válida.

Población

¿Cuántos colombianos viven en España? No es fácil saberlo. La cifra oficial es la que aporta el Observatorio Permanente de la Inmigración: 132.353 al 30 de junio de 2015, la estadística más reciente. Ese número, sin embargo, no incluye a los estudiantes (3.636 en el 2015) ni a los colombianos que han adquirido la nacionalidad española.

Estos últimos, para la estadística oficial, pasan a formar parte de la población española.

Si se calcula con ayuda de cifras pasadas, se llega a la conclusión de que los colombianos en España superan los 400.000. Esta cifra engloba también a los nacionalizados (se dan cerca de 24.000 nacionalizaciones al año) y descarta a los que han regresado, los cuales se sitúan en torno a 30.000.

Del total de la población colombiana en España no nacionalizada, 59.738 son hombres, cuya edad media es 33,81 años, y 72.615, mujeres, con edad media de 36,64 años.

Visado Gold

Mucho se habla sobre la exoneración de la visa para quienes visiten España por menos de tres meses, pero poco se sabe sobre lo que se denomina visado Gold o mecanismo de segunda oportunidad. En pocas palabras, se trata de una visa para ricos. Ya existía antes y proporcionaba el permiso de residencia a inversores, pero desde el año 2015 incluye también el de trabajo.

Se les da a quienes inviertan en títulos de deuda pública española (al menos dos millones de euros), en acciones o participaciones de sociedades de capital español (al menos un millón de euros), en fondos de inversión (al menos un millón de euros), en depósitos bancarios (al menos un millón) o en inmuebles (que cuesten al menos 500.000 euros por solicitante).

Esta ‘supervisa’ también se entrega a quien demuestre que tiene un proyecto empresarial para desarrollar en España, el cual cree puestos de trabajo y signifique un impacto socioeconómico importante en la región o que constituya una innovación científica notable.

Si el inversor o el emprendedor no desea radicarse en España, puede nombrar un delegado que se encargue de su proyecto o inversión. Esa persona se beneficiaría con la residencia y el permiso de trabajo.

A algunos empresarios se les ha concedido la nacionalidad española sin haber residido en el país, pero ha sido bajo otra figura, la de la carta de naturaleza, que se da por potestad discrecional del Gobierno.

Sefardíes

“En Colombia hay una colonia judía sefardí que ahora puede aplicar a la nacionalidad española desde allí”, explica Campo. “Aunque los miembros deben aportar un sinnúmero de documentos, lo importante es que no se necesitan abogados, mediadores ni despachos. Hay una plataforma del Ministerio de Justicia a la que el interesado accede directamente, rellena una solicitud y adjunta los documentos escaneados que deben probar su condición de sefardí”.

Luego, un notario español evalúa la documentación y cita al interesado para comprobar su existencia y hacerle una pequeña entrevista. Es la única vez que debe desplazarse a España. Acto seguido, el acta notarial pasa al Ministerio de Justicia y se resuelve el expediente que le concede la nacionalidad.

Residentes

La adquisición de la nacionalidad española por residencia, que es la forma más común, también está sufriendo cambios. Los aspirantes ya no tendrán que hacer colas interminables a la intemperie. Ahora se abrirá una plataforma en internet que les permitirá adelantar el trámite sin intermediarios.

Lo que sí deben presentar es un examen que se impuso recientemente (con altas tasas), en el que se evalúa sus conocimientos sobre la Constitución y cultura españolas. La colombiana es la tercera nacionalidad en frecuencia de adquirir la española (25.115 en 2014), detrás de los marroquíes (34.807) y los ecuatorianos (32.757).

Presos

La cifra de los detenidos colombianos en cárceles españolas ha ido disminuyendo paulatinamente. De acuerdo con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, en el 2010, el número de ingresos fue 1.467; en el 2014 (la estadística oficial más reciente) la suma había bajado a 810.

La media de colombianos en cárceles españolas en el 2014 era de 1.855. Por nacionalidades, ocupa el tercer lugar después de Marruecos (4.264) y Rumania (1.903).

“Hay que tener en cuenta que, con el aumento de nacionalizaciones de colombianos, hay internos nacidos en Colombia que ingresan como españoles”, matiza el abogado Campo. El porcentaje, sin embargo, es mínimo.

“También es conveniente anotar que destacan como personas interesadas en actividades, en trabajos y en cursos de formación. Por lo general, no dan mayores problemas”.

La ley orgánica 13 de 2015 aporta una novedad reciente en cuanto a la normativa relacionada con los detenidos porque aclara, entre otros derechos, el que tiene cada uno a realizar cuatro llamadas: al abogado, a un familiar, a otra persona que él quiera y al consulado de su país. “Esto significa que alguna de esas comunicaciones puede ser internacional”, aclara Campo. También es enfático al afirmar que el detenido tiene derecho a que no se informe al consulado si no lo desea.

Divorcios

A pesar de que los divorcios son muy corrientes, nadie conoce un mecanismo que los facilita en el exterior. Basta con acudir al Consulado. Lo dijo el Consejo de Estado colombiano en 2009: “Los nacionales en el exterior, cuyo matrimonio se celebró en Colombia, pueden acudir ante el cónsul colombiano para convenir ante él, el divorcio o la cesación de los efectos civiles del matrimonio religioso, por la causal de mutuo acuerdo (…)”.

“A pesar del tiempo transcurrido, nunca se han llevado a cabo divorcios en el Consulado”, afirma al respecto Campo Cabal.

Nacionalidad por opción

Esta ficha del rompecabezas es difícil de encajar porque tiene un truco. Generalmente, los padres que llegaron a España con hijos menores de edad y se nacionalizaron, también pidieron la nacionalidad para los pequeños. Se les otorgó bajo la figura de opción a la nacionalidad. Los que se han devuelto a vivir a Colombia antes de los 18 años, deben acudir al consulado de España para adelantar un trámite de ratificación entre los 18 y los 21 años.

“Esto se suele desconocer y sé de gente que, cuando ha ido a renovar el pasaporte español, inmediatamente se lo han quitado”, dice Campo Cabal.

JUANITA SAMPER OPSINA
Corresponsal de EL TIEMPO (Madrid)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.