Tras las huellas de Estados Unidos

Tras las huellas de Estados Unidos

El desconocimiento de competencia en nada avanzará la defensa de Colombia en La Haya.

notitle
15 de marzo 2016 , 06:24 p.m.

En el Palacio de Justicia de La Haya, los magistrados escuchan con atención. Nicaragua acusa a Estados Unidos de actividades militares y paramilitares ilícitas. Del otro lado, unas sillas vacías. Era 1986. Treinta años después, este escenario se puede repetir. La mesa abandonada, la colombiana.

La audiencia de este jueves, cuando la Corte Internacional de Justicia anuncie si se declara competente para analizar las dos demandas adicionales de Nicaragua, podrá ser la última en la que Colombia comparezca ante el tribunal. El desconocimiento de competencia, tal como lo propone el expresidente Uribe, podrá resultar popular, pero en nada avanzará la defensa de los intereses de Colombia.

Una Nicaragua insatisfecha con el mar obtenido en noviembre del 2012 y aún ávida de más reclamó, en septiembre del 2013, la definición de un nuevo límite con base en el reconocimiento de su plataforma continental extendida. Poco tiempo después, el país centroamericano denunció a Colombia por el incumplimiento del fallo inicial.

Los abogados de Colombia presentaron excepciones preliminares para cuestionar la competencia de la Corte. Algunas persuaden más que otras, pero todas resultan de un trabajo conducido a conciencia. Pase lo que pase, sean escuchadas o no, el Gobierno actuó como había que hacerlo. No hay peor diligencia que la que no se hace y uno o varios de estos planteamientos pueden resultar en la admisión, bien sea de falta de competencia, bien sea de competencia acotada.

En relación con el acatamiento de la sentencia del 2012, Colombia solo arriesga la dignidad –el país sería el primero en pasar a fondo por esta cuestión–, la solución amistosa está disponible y, aun si el Estado fuera condenado, el incumplimiento, grave como sea, puede encontrar resarcimiento.

Con la plataforma continental, las cosas se vuelven más serias. La Corte Internacional de Justicia no cerró del todo la puerta a Nicaragua en el 2012 y los peligros para Colombia son ciertos. Una declaración de falta de competencia para la plataforma continental constituiría la victoria jurídica que necesitamos para Colombia. Dejaría la frontera del 2012 en firme, sí, pero no expondría más mar.

Si los razonamientos de Colombia no convencieran al tribunal, se entiende cómo un presidente que invirtió su capital político en la negociación de la paz pueda concluir: “Ni un centímetro cuadrado más”. Pero si el Gobierno se deja tentar con la solución estadounidense, se equivocará.

En lo jurídico, si Colombia no se presenta para su defensa, el proceso seguirá su curso. Esta vez los argumentos están más a su favor que en el pasado, y nadie los hará por ella. Nicaragua tendrá las cartas servidas y Colombia podrá arrastrar el peso de una decisión judicial que se tomó en su ausencia por décadas.

En lo político, la inserción de un Estado en el mundo depende de sus capacidades. Colombia se enfrenta al escenario internacional con debilidades estructurales que está tratando de superar, dista de tener el margen de maniobra estadounidense y no está en condiciones de reformular hacia el pasado la aceptación de normas internacionales.

Los litigios de hoy resultan de la ambición de ayer. La estrategia de negociación de límites en el Caribe fue tan agresiva que le permitió a López Michelsen afirmar: “He duplicado el tamaño del país”. Un país no aceptó las reglas de juego de Colombia. Nicaragua se le enfrentó, y aquí estamos.

Ausentarnos de La Haya no sería más que una salida facilista y contraproducente. Los aplausos de hoy tendrán costos mañana. El camino de Estados Unidos no sirve.


Laura Gil
@lauraggils

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.