'Presencia de Rusia en Siria complica derrota del Estado Islámico'

'Presencia de Rusia en Siria complica derrota del Estado Islámico'

El Comandante del Estado Mayor de EE. UU. afirmó que combatirán al EI y mitigarán el riesgo ruso.

notitle
12 de marzo 2016 , 07:59 p.m.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, general Joseph Dunford Jr. (el oficial de más alto rango de su país), estuvo dos días en Colombia para fortalecer la relación entre las tropas de las dos naciones y aceptó responder un cuestionario para EL TIEMPO.

Dunford aseguró que Colombia es el socio estratégico más importante de Estados Unidos en la región y, en materia internacional, fue contundente al advertir que la presencia de Rusia en Siria dificulta el combate contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

¿A qué vino a Colombia?

El propósito fue reunirme con líderes civiles y militares, ver y escuchar de ellos cómo ven nuestra relación y asociación. Colombia es un país que consideramos nuestro socio más importante en la región.

¿Con quién se reunió?

Con el presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez.

¿Qué interés despiertan las tropas colombianas en las de su país?

Los colombianos consideran muy valiosa la clase de apoyo que les hemos dado durante los últimos años y esperan que continúe, ya sea que estudiantes colombianos vayan a escuelas militares estadounidenses, ya sea la relación con el Comando Sur de los Estados Unidos, ya sea con equipamiento similar a los helicópteros Blackhawk u otro equipamiento clave que ha sido proporcionado a los colombianos, o con la larga relación de las ventas militares extranjeras que hemos tenido con los militares colombianos. Pienso que lo que veremos es que la relación que hemos tenido durante los últimos 14 o 15 años, que ha permitido que Colombia sea exitosa, será la misma que tendremos en el futuro, pero con la advertencia de que sabemos que en el siglo XXI ciertas cosas están cambiando.

La lucha contra el terrorismo es un objetivo común. ¿Cómo se complementan Colombia y Estados Unidos?

Colombia es un importante aliado estratégico en la región, tiene un grado importante de influencia en Sur y Centro América. Muchas naciones miran a Colombia por su liderazgo y en términos de la relación que tiene con Estados Unidos y el modelo de cómo tener una relación con nosotros como iguales. Colombia se ve como nuestro socio y nosotros la vemos como un socio. Colombia no solo es importante en términos de Sur y Centro América, sino que es un importante exportador global de seguridad. Cuando llegue el acuerdo de paz, será un punto de transición, de inflexión, pero no el final. Mucho trabajo aún no se ha hecho. Colombia es mucho más que las Farc y que este acuerdo de paz. Colombia es un socio estratégico en la región, con una relación especial con los Estados Unidos, y pienso que podemos hacer muchas cosas juntos que van más allá de Colombia y que hablan de nuestro interés mutuo.

¿Estados Unidos ayudaría a Colombia a mejorar su armamento y capacidad de defensa luego de que termine el conflicto?

El mensaje clave de los colombianos, un mensaje positivo, fue que ellos fueron agradecidos con sus elogios por el apoyo recibido de Estados Unidos en el Plan Colombia. Colombia cree que la mayor parte de esos recursos, y ciertamente su sacrificio, han causado la derrota militar de las Farc, y llegar a este punto claramente es un éxito militar de Colombia. Igualmente, todos los líderes con quienes me reuní sienten que es un proceso de paz, pero que no es solo firmar un acuerdo y que habrá paz. Ellos notan que Colombia no entra inmediatamente a un ambiente de posconflicto. Ven que hay desafíos grandes. Ven un desafío para los militares cuando se firme un acuerdo de paz y esté comenzando la expansión actual. Si se mira un mapa, y se mira cuánto terreno tenían las Farc, se dan cuenta de que el Gobierno debe moverse en esos territorios y controlarlos desde una perspectiva política, económica y de seguridad. Los desafíos para Colombia comienzan con el acuerdo de paz, pero no es una bandera de victoria, es el final de una fase importante de un esfuerzo a largo plazo.

General, en el mundo hay preocupación por el terrorismo del EI. ¿Qué hace su país para combatirlo? ¿Las conversaciones en Siria cambian el panorama?

Tenemos una estrategia global gubernamental. Los fines son degradar al EI y en última instancia derrotarlo, en coordinación con la coalición internacional. Nueve líneas de esfuerzo del Gobierno de Estados Unidos constituyen el camino por el que vamos a lograr ese objetivo, incluyendo el apoyo a una gobernabilidad efectiva en Irak, lo que altera las finanzas del EI, e interrumpiendo el flujo de combatientes extranjeros y protegiendo el territorio nacional.

¿Han tenido cooperación de Rusia en esto?

No tenemos cooperación con Rusia, porque para tener cooperación tienen que haber objetivos políticos comunes. La presencia de Rusia en Siria ha complicado absolutamente el esfuerzo. Primero que todo, no tenemos objetivos comunes. Nuestra prioridad es el EI, y claramente esa no es la prioridad de Rusia. Una vez dicho eso, hemos hecho un compromiso. Vamos a conducir esta campaña de la forma en que necesitemos para luchar contra el EI, y vamos a mitigar el riesgo de la presencia de Rusia ahí. Hemos hecho una parte con un memorando de entendimiento, que garantiza la seguridad de nuestro personal que opera en Siria. Pero vamos a volar donde necesitemos hacerlo, y a ir a donde tengamos que ir para derrotar al EI, a pesar de la presencia de Rusia.

¿Estamos cerca de una nueva guerra fría?

Las instituciones y estructuras que han apuntalado el orden internacional desde hace varias décadas siguen estando en gran parte intactas. Sin embargo, Estados Unidos se enfrenta ahora a desafíos simultáneos de actores estatales tradicionales y actores no estatales. Nuestro Departamento de Defensa ha identificado cinco desafíos estratégicos: Rusia, China, Corea del Norte, Irán y organizaciones violentas extremistas. Rusia, China, Irán y Corea del Norte presentan dos retos distintos para nuestra seguridad nacional. Primero, ellos continúan invirtiendo en capacidades militares que reducen nuestra ventaja competitiva. Segundo, estos actores están avanzando en sus intereses a través de una competencia con dimensión militar que está a la altura de un conflicto tradicional armado y del umbral para una tradicional respuesta militar. Esto se ejemplifica en las acciones rusas en Ucrania, en las actividades chinas en el mar del sur de China y en actividades cibernéticas maliciosas. Al mismo tiempo, los actores no estatales como son el EI, Al Qaeda y las organizaciones afiliadas, están desestabilizando partes de la comunidad internacional, atacando nuestros intereses globales y amenazando nuestra seguridad nacional. Debemos hacer frente a estos desafíos.

DANIEL VALERO
Redacción Política

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.