'El Fiscal es un político rabioso con capacidad de meter a la cárcel'

'El Fiscal es un político rabioso con capacidad de meter a la cárcel'

Álvaro Uribe rompió su silencio y desacreditó las acusaciones en contra de su hermano Santiago.

notitle
06 de marzo 2016 , 08:23 a.m.

El senador y expresidente de la república Álvaro Uribe Vélez rompió su silencio este domingo, seis días después de la captura de su hermano Santiago Uribe, acusado de homicidio agravado y concierto para delinquir en un caso relacionado con el grupo armado ilegal 'los 12 Apóstoles'.

En un comunicado que leyó a varios periodistas y que transmitió a través de Periscope, el senador hizo un recuento del caso de su hermano que data de los años 90 y que lo vincula con, al menos 37 crímenes, ocurridos entre 1993 y 1995, a manos de ese grupo ilegal.

"Juan Carlos Meneses (mayor (r.) y principal testigo en contra de Santiago Uribe) declaró en Argentina en 2010 en contra de mi hermano y también ante la Fiscalía y la Corte Suprema. Cuando nunca había mencionado a Santiago en sus declaraciones de 1999 y 2000, lo acusó en esa oportunidad como integrante de 'los 12 Apóstoles'", indicó Uribe. (Lea también: ¿Qué hay detrás de la tempestas por la captura de Santiago Uribe?)

Uribe aseguró que hay una persecución política en su contra por el solo hecho de ser su hermano.

Esa persecución, aseguró, es por parte del Fiscal General, Eduardo Montealegre, a quien calificó de "político rabioso". 

"Eduardo Montealegre no ha ocultado su ira política contra todo lo que esté a mi alrededor. Es un político rabioso con capacidad de meter a la cárcel. Sin investigación absuelve todo lo del actual Gobierno", aseguró.

Según el expresidente, Montealegre ha cambiado la radicación del caso para asumir su dirección. "Montealegre ordenó directamente la captura de Santiago y ofreció como garantía la invitación como observador a Human Rights Watch, que no es competente, cuyo director, tuvo serios enfrentamientos contra mi persona", explicó.

Y añadió que aparte del fiscal Montealegre, el vicefiscal, Jorge Perdomo, y el fiscal del caso, Carlos Iván Mejía, "han tenido como propósito encarcelar a Santiago (...) a quien le podría esperar una larga condena". (Lea también: Lo que está a favor y en contra de Santiago Uribe)

Además, afirmó: “el fiscal durante una cena, celebró la captura de mi hermano y anunció que el país temblará antes del 27 de marzo”.

Uribe indicó que paramilitares presos y otros que fueron extraditados en su Gobierno han dicho "no saber nada" sobre su hermano Santiago.

Las declaraciones las ofreció en su casa en Llanogrande, a pocos kilómetros de donde se encuentra recluido su hermano, tras ser capturado por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir en el caso del grupo paramilitar 'los 12 Apóstoles'.

Asimismo, el expresidente criticó a los testigos en el caso. Uno de ellos es el policía (r) Alexander Amaya, que sería el responsable de la muerte de Camilo Barrientos, presunto colaborador de la guerrilla, y que acusó a Santiago Uribe de ser uno de los supuestos jefes de 'los doce Apóstoles'.

"Él (Amaya) fue testigo sin rostro y pidió una rebaja del 66 por ciento de una condena de 50 años. En indagatoria de 2013 excluyó a mi hermano de responsabilidad en el crimen de Barrientos", agregó el expresidente.

El expresidente además destacó que su hermano es un preso político que ha comparecido en todas las citas de la justicia desde 1996 y que por 20 años ha sido perseguido, solo por ser mi hermano".

Proceso de paz

Uribe también se pronunció sobre el proceso de paz y afirmó que el presidente Juan Manuel Santos "somete al Congreso con dinero y exige una ley habilitante, al estilo Chávez, para de una manera viciada para reformar la Constitución a fin de legalizar la capitulación frente a las Farc."

La captura de Santiago Uribe, caballista y ganadero de 59 años, puso esta semana al país en medio de un incendiado debate entre los uribistas, que dicen que la captura es la prueba de una persecución judicial, y el gobierno que asegura que es una decisión autónoma por parte de la Fiscalía.

La división entre Santos y Uribe parece se hace más profunda con este nuevo capítulo que se da en momentos en el que el proceso de paz con las Farc en La Habana llega a su recta final.

Los señalamientos de parte y parte se han vuelto más duros, al punto de que Uribe se dirigió la semana pasada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para denunciar una "persecución" contra su familia, no solo por el caso de su hermano, sino también por sus hijos, Tomás y Jerónimo vinculados en un caso contra el llamado 'zar de la chatarra'.

Por ahora, Santiago Uribe se encuentra recluido en el Batallón Juan del Corral de Rionegro (Antioquia) a la espera de la resolución del caso. El fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia consideró que había alto riesgo de fuga, por lo que decidió que la detención se cumpla en un centro de reclusión con custodia.

ELTIEMPO.COM y Redacción MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.