Secciones
Síguenos en:
Venezuela, tres años después de la muerte de Hugo Chávez

Venezuela, tres años después de la muerte de Hugo Chávez

El país realizará homenajes durante diez días al comandante y creador de la revolución bolivariana.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de marzo 2016 , 02:54 p. m.

Encendiendo la ''antorcha de la llamarada'' ante su tumba en el Cuartel de la montaña, se iniciaron los diez días de homenajes por los tres años de fallecimiento del presidente Hugo Chávez. A Caracas arribaron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega, y El Salvador, Salvador Sanchéz Cerén.

Se sumarán a ellos los primeros ministros de países como Antigua, Dominica, San Vicente y Las Granadinas que también "vienen a acompañar al presidente Nicolás Maduro, a su familia y al pueblo de Venezuela" a homenajear a quien gobernó desde 1999 hasta 2013, dijo la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

Aunque, como dicen en el vecino país, los ojos de Chávez están presentes por toda Venezuela, la muerte del líder debilitó para siempre la revolución bolivariana.

Tres años después de su fallecimiento, tras una larga lucha contra un cáncer del que aún no se conocen detalles, Venezuela está lejos de ser el país que idolatraba su figura y cuyas dificultades eran acalladas por la fiebre petrolera y los subsidios del Gobierno. (Lea también: Aumenta precio de gasolina en Venezuela por primera vez en 20 años)

Tras su muerte, cientos de miles de personas rindieron honores a Chávez ante su féretro y más de 30 jefes de Estado y dignatarios extranjeros asistieron a su funeral. Su fallecimiento, ocurrido a pocas semanas de comenzar su cuarto mandato presidencial, obligó a convocar nuevas elecciones presidenciales, en las que Nicolás Maduro se impuso al candidato opositor, Henrique Capriles.

Pero si en tiempos de Chávez la elevada inflación se justificaba por la “persecución del imperio”, como lo llamaba el comandante, hoy los ciudadanos, angustiados por los elevados costos de los productos y la grave situación de escasez, son más conscientes de que el panorama no es nada alentador.

La institucionalidad venezolana de carácter presidencialista está hoy más débil con la ausencia de Chávez, cuyo poder de unión y vínculo con el pueblo venezolano era innegable.

Su sucesor, Nicolás Maduro, ha enfrentado la crisis del petróleo que ha hecho que los precios del crudo disminuyan y por tanto que Venezuela ya no tenga los mismos recursos. Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo del mundo, depende de las exportaciones petroleras para obtener 96% de sus divisas.

Sus salidas en falso también le han jugado malas pasadas y aunque sigue siendo la figura más importante dentro del chavismo, su desconexión con el pueblo ha aumentado.

(I-D), el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega; el de Venezuela, Nicolás Maduro, y el de Bolivia, Evo Morales. Foto: EFE

Es tanto así, que el pasado 6 de diciembre durante las elecciones parlamentarias en Venezuela, el oficialismo sufrió la mayor derrota de los últimos 17 años.

Con aplastante mayoría opositora de 112 diputados contra 55 oficialistas, la Asamblea Nacional electa para los próximos cinco años se juramentó el 5 de enero. Aunque al principio el Parlamento obtuvo la mayoría calificada, una decisión del Tribunal Supremo de Justicia que impugnó la elección de 3 diputados de oposición quitó esa opción y la dejó en mayoría de 2/3.

Desde la juramentación, el choque de trenes entre la Asamblea y el Tribunal que desconoció el poder del Parlamento ha acrecentado la crisis en Venezuela y ha puesto trabas a propuestas como la amnistía para presos políticos o la búsqueda de opciones para acortar el mandato de Maduro. (Lea también: El posible plan B del chavismo para mantener el control en Venezuela)

Cierre de fronteras

Su relación con Colombia se ha deteriorado. Aun cuando el presidente Juan Manuel Santos intentó estrechar los lazos con Maduro, las acusaciones del lado venezolano sobre un plan fraguado en Colombia para sacarlo del poder.

El 20 de agosto pasado, el mandatario anunció el cierre de las fronteras con Colombia con el fin de supuestamente detener a los autores materiales de una emboscada que sufrieron efectivos de la Fuerza Armada un día antes del cierre, pero también, según Maduro como respuesta al ‘contrabando’ de alimentos y gasolina en ambos lados de la frontera.

Según cifras de la ONU, Venezuela deportó a por lo menos 1.532 colombianos, y otros 18.377 regresaron por miedo a ser expulsados. A raíz del éxodo, Colombia denunció “un drama humanitario” que se agravó por violaciones de los derechos humanos por parte de las autoridades venezolanas.

Después de tres años de la muerte de la muerte de Chávez, Venezuela pasa por una severa crisis económica marcada por la inflación más alta del mundo (180,9 %) y por una grave situación de escasez de medicamentos y productos básicos.

El Banco Central de Venezuela anunció el 18 de febrero pasado que la inflación acumulada en 2015 fue del 180,9%, la más alta de la historia del país, mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) experimentó una contracción del 5,7 %, indicadores que publicó después de que durante todo el año pasado no ofreciera ninguno de estos datos.

CINDY A. MORALES*
Subeditora ELTIEMPO.COM
cinmor@eltiempo.com  
*Con agencias

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.