La peligrosa megalomanía de Trump

La peligrosa megalomanía de Trump

El peligro que Trump representa es mayor que el muro más alto del mundo.

notitle
29 de febrero 2016 , 06:35 p.m.

Reflexionando sobre la majadera reacción del expresidente de México Vicente Fox a las provocaciones del marrullero Donald Trump pensé: ¿sería la enésima reconstrucción del muro de la infamia entre México y Estados Unidos lo peor que podría sucederles a México, a Estados Unidos y al resto del mundo si Donald Trump llegara a ganar la presidencia?

No, concluí, el peligro que Trump representa es mayor que el muro más alto del mundo y quizá la construcción de un muro entre ambos países no siempre fue una mala idea. ¿No hubiera sido magnífico para México haber erigido un muro de contención en 1836, cuando un grupo de aventureros que llegaron como “colonizadores” se apropiaron de Texas? Si entonces no se pudo, ¿por qué no en 1842, cuando empezaron las incursiones navales en California que pronto se extenderían por todo el suroeste entre 1846 y 1848 y que terminaron costándole a México la mitad de su territorio? Una tercera oportunidad surgió cuatro veces entre 1859 y 1914, pero las cuatro veces el ejército norteamericano entró por la fuerza a México y no hubo muro que los detuviera.

Las oportunidades que México dejó pasar, Estados Unidos las explotó, y en 1990 construyó un primer tramo del muro físico en la frontera entre Tijuana y San Diego de un poco más de 22 kilómetros de longitud. La barrera siguió creciendo en 1996, 1998 y el 2006, pero nunca llegó a cubrir los 3.326 kilómetros que tiene la línea divisoria.

En el 2011, cuando la muralla cubría ya más de mil kilómetros, el número de agentes fronterizos se había duplicado en menos de una década hasta llegar a los 20.000; los drones de vigilancia fronteriza patrullaban más de 900 millas con más de 10.000 vuelos de vigilancia, el presidente Obama dijo: “Nada de esto es suficiente para los republicanos. Ahora dirán que hay que cuadruplicar la patrulla fronteriza, que hay que construir una barda más alta, o un foso con cocodrilos. No importa lo que se haga, nunca dirán que se ha hecho lo suficiente”.

¿Por qué? Porque los migrantes no presentan un problema de seguridad, pero los políticos oportunistas necesitan sacar provecho de los miedos raciales de una minoría de estadounidenses que tienen una pésima imagen de México. Trump ha decidido que México es el chivo expiatorio perfecto; y como su vanidad no tiene límites, quiere “un muro hermoso porque quizá algún día lo van a llamar ‘el muro de Trump’ ”.

Sin embargo, el muro no es lo preocupante, lo alarmante es la megalomanía del candidato republicano. En España, entre bromas y veras, el difunto Felipe II le ha sugerido a Trump que “considere restablecer la Inquisición”. En Dinamarca, el ascenso de Trump marca “el paso de la fascinación al agravio”. En Gran Bretaña, 600.000 ciudadanos le pidieron al Parlamento que considerara impedirle entrar al país. Der Spiegel lo declaró “el hombre más peligroso del mundo... líder de un movimiento autoritario lleno de odio”. Y advirtió: “Nada sería más dañino para Occidente y la paz mundial que su elección como presidente. En comparación, George W. Bush parecería un remanso de lógica y razonamiento”. Para Der Spiegel, “detrás de su lema de campaña, ‘Volver a hacer grande a América’, hay la visión de un país que no respeta los tratados internacionales, ni las minorías étnicas, ni las normas establecidas de la decencia”.

Trump –escribieron en Salon.com– encarna a la perfección la hiriente frase que, según algunos, define a Estados Unidos como “el único país en el mundo que pasó de la barbarie a la decadencia sin haber tenido un período de civilización”. Esto es lo que causa aprensión, la manera en la que trata a sus oponentes, su falta total de escrúpulos, su intrigante manera de inculcar miedos y la violencia de sus amenazas, bravatas e insultos.


Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.