Cuando ser crac no basta para ser buen técnico

Cuando ser crac no basta para ser buen técnico

El caso de Zinedine Zidane en Real Madrid recuerda otros casos de talentosos que les costó como DT.

notitle
29 de febrero 2016 , 09:55 a.m.

Regaron de talento las canchas con el balón en sus pies, pero a la hora de dirigir, no tuvieron el mismo éxito. Lo que le sucede hoy en día a Zinedine Zidane con el Real Madrid, que prácticamente se despidió del título de campeón de Liga, no es el primer caso de cracks que no les fue bien como técnicos. Acá, algunos ejemplos.

El '10' que no ha podido como técnico

Diego Maradona

Para muchos, Diego Armando Maradona es el mejor jugador de toda la historia. Hábil, genio, fue clave en el titulo mundial de Argentina en México 86; volvió a llegar, lesionado, a la final en Italia 90, y convirtió al Nápoles en la sensación del fútbol italiano a finales de los años 80. 

Sin embargo, no ha podido tener una carrera importante como entrenador. Aún no se había retirado del todo cuando se hizo cargo de Mandiyú de Corrientes, en 1994, y de Racing, en 1995. Fueron fracasos absolutos. También dirigió a la Selección Argentina entre 2009 y 2010: se comió un 6-1 en Bolivia y en el Mundial de Sudáfrica llegó a cuartos de final: lo goleó Alemania...

Platini no fue profeta en su tierra

Michel Platini.

El nombre de Michel Platini sonó con fuerza a finales de los años 70 y en la década del 80 con la Selección de Francia, a la que llevó a ganar la Eurocopa en 1984 y a dos semifinales en los Mundiales de España 82 y México 86.

Con ese impulso, fue nombrado entrenador de la Selección de su país en noviembre de 1988, en reemplazo de Henri Michel. Francia quedó eliminada del Mundial de Italia 90 y luego, en la Eurocopa de 1992, a la que llegó con una racha de 19 partidos sin perder, quedó afuera en primera fase...

Kempes, el de los destinos exóticos

Ingrese pie de foto

Mario Alberto Kempes fue goleador del Mundial de Argentina 78, en el que su selección dio la vuelta olímpica. Artillero de raza, potente, tuvo además una carrera importante en el Valencia de España y fue campeón en su país con River Plate.

Sin embargo, el remate de su carrera lo convirtió en un delantero itinerante, que jugó en equipos de Austria y la segunda división de Chile. Y en ese mismo rango se movió como entrenador: fue jugador y técnico, al mismo tiempo, del Pelita Jaya de Indonesia. También dirigió en Albania, Venezuela, Bolivia (donde fue campeón con The Strongest) y equipos del ascenso en Italia y España. Hoy es comentarista de ESPN.

De ídolo a la segunda división

Alan Shearer.

Alan Shearer ayudó al Blackburn Rovers a ganar su único título en la Liga Premier, en la temporada 1994-95, y luego fue ídolo en el Newcastle, donde se convirtió en el máximo goleador de la historia del club. También fue el goleador de la Eurocopa en 1996.

En abril de 2009, Shearer puso en juego su condición de ídolo del Newcastle y asumió la dirección técnica, con el reto de ayudar al club a evitar el descenso. Se fue a segunda división y jamás volvió a sentarse en un banco. Hoy es comentarista.

Willington no pudo...

Willington Ortiz

Para muchos, Willington Ortiz fue el mejor jugador colombiano de todos los tiempos. Su habilidad, su gambeta, su capacidad goleadora y la posibilidad de jugar en todos los puestos del ataque hicieron pensar que, si hubiera jugado en esta época, sería crac en Europa.

Willington se retiró en 1989 y se fue a estudiar para convertirse en técnico. Pero no ha tenido logros importantes, salvo una medalla de oro en los Juegos Odesur con la Selección en 1994. Después dirigió la Sub-17 en el Suramericano, sin éxito.

Los 50 mil del 'Pibe'

Carlos Valderrama, el día de su incidente con Óscar Julián Ruiz.

Carlos Valderrama es el jugador con más partidos con la Selección (111), fue dos veces Rey de América y el símbolo de la generación que partió en dos la historia del fútbol colombiano.

Trabajó con muchos técnicos, entre ellos Gabriel Ochoa, Jorge Luis Pinto, Francisco Maturana y Hernán Darío Gómez; jugó en Europa y llenó las canchas de talento. Pero su única experiencia como técnico fue marcada, más que por los resultados, por un hecho anecdótico.

En 2007, el 'Pibe', junto a Luis Grau, se hizo cargo del Junior de Barranquilla. El 31 de octubre de ese año, Junior recibió al América en Barranquilla. El árbitro de ese partido, Óscar Julián Ruiz, pitó un penalti para los visitantes y Valderrama se enfureció. Le gritó a Ruiz "Vendido, eres un vendido", sacó del bolsillo un billete de 50 mil pesos y se lo mostró al juez.

Después de diez fechas de suspensión y de una mala campaña, el 'Pibe' no volvió al banco y no tiene intenciones de regresar. "Ya está bien así, ya viví la experiencia", dijo en 2010.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.