Arqueólogos arman el rompecabezas del catastro de la Roma imperial

Arqueólogos arman el rompecabezas del catastro de la Roma imperial

El hallazgo confirma el papel relevante de las mujeres, quienes eran dueñas de muchos edificios.

notitle
29 de febrero 2016 , 02:43 a.m.

Desde esta semana, el mapa de la Roma imperial puede visitarse por primera vez en la "Ciudad Eterna". Para ello ha sido esencial el hallazgo de nuevos fragmentos de mármol de la conocida como "Forma Urbis", un auténtico mapa en piedra de la Antigua Roma creado bajo el emperador Septimio Severo entre los años 203 y 211.

Ese mapa había quedado destruido a lo largo de la historia y repartido en más de un millar de piezas inconexas por toda Roma. "Antes se pensaba que la Forma Urbis era el catastro de la Roma imperial, pero los recientes descubrimientos demuestran que es una copia estilizada y detallada en mármol del verdadero catastro en bronce del que ya apenas existen fragmentos", dijo a Efe el arqueólogo Roberto Meneghini.

Explicó que se ha logrado recomponer 235 metros cuadrados de "detallada topografía en losas de mármol que indican barrios, casas, galerías, templos y tiendas, una vista única del antiguo paisaje urbano de Roma". Además, Meneghini precisó que uno de los datos "más singulares" que se desprende de estos hallazgos es que "numerosas propietarias de edificios eran mujeres, un hecho que subraya la importancia y el papel que desempeñaban en esta época".

Las inscripciones talladas en las losas también revelan el rango de las calles, detalles de la anchura de los edificios, propietarios de los inmuebles y su valor económico. Este "espejo fiel de la Roma imperial" está compuesto por 1.200 piezas de mármol halladas en excavaciones realizadas en los últimos siglos en Roma y a las que se han añadido ahora nuevas piezas que han permitido recomponer un rompecabezas que se podrá visitar por primera vez en el Museo del Ara Pacis de Roma hasta el 17 de marzo. Meneghini aclaró que del catastro original de bronce "existen hoy día tan sólo dos piezas que son las que han permitido averiguar y determinar que esta Forma Urbis marmórea era una copia muy completa destinada a un uso administrativo".

"Tenemos la certeza de que los magistrados de la época que estaban a cargo de cualquier operación que tuviese que ver con las calles de Roma contaban con la Forma Urbis marmórea para ayudarse", afirmó. Sin embargo, "aún faltan muchísimas losas de mármol, lo que tenemos es una pequeña parte de lo que era aquel catastro que colgaba de las paredes del entonces Templum Pacis". Además, añadió que el valor de esta "memoria viva de la Roma antigua tiene un significado muy cercano al concepto de catastro moderno tal y como lo conocemos hoy". Subrayó que las piezas de las que disponen actualmente corresponden "aproximadamente a una décima parte del total del catastro, lo que equivale a cerca de 25.000 metros cuadrados de la Roma antigua".

Meneghini calificó estos descubrimientos como "preciosos testimonios de la Roma antigua", ya que "dan a conocer una ingente cantidad de casas, templos, edificios y datos relativos a los mismos que contribuyen a la transmisión de la cultura clásica". Uno de los datos aportados por este nuevo hallazgo es que donde está el actual Museo del Ara Pacis había una oficina adscrita al ayuntamiento de Roma que cumplía la función de "documentación catastral en época tardo romana y que dependía de un prefecto que tenía jurisdicción en este tipo de documentación".

En ese lugar, añadió el arqueólogo, "había también una fábrica de bronce donde se creó el catastro original del que apenas se conservan fragmentos". A la luz de los nuevos datos, se confirma que los edificios que circundaban el Templum Pacis al inicio del siglo IV d.C eran de ocupación militar y que formaban una "auténtica villa que se extendía por los alrededores del actual museo". Uno de los nuevos fragmentos se halló durante unas excavaciones en el interior del Palazzo Maffei Marescotti, un edificio propiedad del Vaticano ubicado en Vía della Pigna. La Santa Sede ha decidido ceder este fragmento a los Museos Capitolinos de Roma para la recomposición de la Forma Urbis a cambio de una de las obras de este museo, una pieza que aún no ha sido designada.

CRISTINA ROCHA (EFE)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.