Un reconocimiento a Ciro Guerra / Opinión

Un reconocimiento a Ciro Guerra / Opinión

El director es la punta del iceberg de los nuevos talentos que tiene el cine nacional.

notitle
29 de febrero 2016 , 01:01 a.m.

La nominación de ‘El abrazo de la serpiente’ en los premios Óscar significa muchas cosas para Ciro Guerra y el cine colombiano, pero no tantas como algunos creen.

Ante todo, representa un merecidísimo reconocimiento a Guerra, uno de los directores más talentosos y obstinados de la nueva generación de cineastas nacionales.

Su talento había quedado claro en ‘Los viajes del viento’, una cinta que deslumbra en su exploración de la geografía y la cultura caribe, y que habría merecido mejor suerte en taquilla y en festivales.

Su obstinación es la columna vertebral de ‘El abrazo de la serpiente’. Con una historia como esta, lo fácil habría sido falsear la Amazonía, rodar en castellano y recurrir a extras de ocasión. Pero Guerra decidió meterse al corazón de la selva, donde nunca había estado, y trabajar con las comunidades aborígenes, generando zozobra hasta en Cristina Gallego, su compañera y férrea productora, cuya perseverancia también ha sido premiada.

Algunos creen que esta nominación implica que ahora el mundo verá de una manera distinta al cine colombiano. ¿Acaso el público internacional devoró el cine austriaco después de que ‘Los falsificadores’ triunfara en 2007, o el cine surafricano cuando ‘Tsotsi’ hizo lo propio en 2005?

Aunque la carrera internacional de Guerra ha recibido un gran impulso, es un logro individual y no sucederá lo mismo con el cine nacional.

El impacto en el país puede ser un poco más significativo. Por un lado, este triunfo es el fruto más visible de la Ley del Cine en sus 12 años de existencia, no sólo porque ‘El abrazo...’ haya aprovechado varios de sus estímulos sino porque Guerra es la punta de un iceberg de nuevos talentos que han crecido bajo esta ley.

Este momento memorable también es un reconocimiento para quienes invierten en cine colombiano, aprovechando los incentivos que ofrece la ley. Si inversionistas como el Canal Caracol y Dago García no hubieran aparecido oportunamente, tal vez la película no habría llegado a donde llegó. Ojalá la nominación también significara un mayor respaldo de los exhibidores y el público al cine colombiano, pero no hay que hacerse ilusiones.

Los exhibidores seguirán funcionando con el criterio de rentabilidad con que deben funcionar, y no es probable que la euforia de los Óscar los lleve a darle más pantallas a una película a la que no le ven potencial.

Y en cuanto al público, una cosa es el esnobismo y otra la afición por el cine. Medio millón de espectadores no es ninguna maravilla para una cinta nacional que ha sido nominada a un premio Óscar. ¿Qué más se puede esperar si la mayoría de los que se llenan la boca hablando de ‘El abrazo de la serpiente’ ni siquiera la han visto?

MAURICIO REINA
Crítico de cine

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.