La tragedia guajira

La tragedia guajira

La corrupción es de las peores plagas, y lleva implícitas indolencia y desprecio por la vida.

28 de febrero 2016 , 09:33 p.m.

Acierta su editorial ‘Una mezcla fatal’ (28-2-2016), al referirse a la Biblia y sus relatos de las plagas, para reflexionar sobre el drama de La Guajira. Las siete plagas le han caído a este departamento, entre ellas la corrupción, la politiquería, el abandono de los gobiernos, el verano… A lo que se le agrega el cierre de las fronteras con Venezuela. Creo que la corrupción es de las peores plagas, y lleva implícitas indolencia y desprecio por las necesidades y por la vida misma de los más desfavorecidos. Pero otra es la falta de justicia. Vamos a ver si con todo este despliegue de los medios, a raíz del drama de la muerte de los niños, en algo se alivia esa tragedia. Lo importante también es que no sea flor de un día. Que los programas sigan, que se les lleve agua y vías a sus gentes. Es lo menos que piden.

Ángel María Aguilar
Bogotá

Meteorito muy patriota

Señor Director:

Un académico de la Universidad Nacional, investigador de fenómenos extraterrestres, ha referenciado, en este diario (20-2-2016), que hace dos siglos cayó en Boyacá un meteorito formado por aleación de hierro y níquel. El suceso se dio el viernes 20 de abril de 1810, mientras los patriotas santafereños perfeccionaban el libreto para el grito emancipador de los hermanos Morales, en dúo, con las gentes de a pie y totuma. Este vagabundo cósmico caído en el cerro Tocavita, cercano a Santa Rosa de Viterbo, no causó mayores daños: alarmó a la madrugadora que buscaba leña, desordenó el rebaño de cabras y hubo agua bendita para ahuyentar al maligno. Esto es lo evidente. La leyenda le regala a Bolívar la espada forjada “con hierro de los cielos” para defender la libertad.

Miguel Roberto Forero García
Tunja (Boyacá)

Conservar los ‘potreros’

Señor Director:

Seguir expandiendo Bogotá, asfaltando su increíble sabana, con la magnífica tierra y clima delicioso, es un despropósito. Mejor pensar en reconstruir esos barrios, con servicios, pero más que deprimidos, con edificios normales y con zonas verdes nuevas. Esto es hacer crecer la capital sobre lo existente. Los tales ‘potreros...’ hay que conservarlos y que no pierdan su belleza natural. Es, también, pensar en los bogotanos con derecho a vivir en paz.

Juan Manuel Díaz Azuero

Elegir por meritocracia

Señor Director:

La administración pública es la encargada fundamental de llevar a feliz culminación los fines del Estado. Ello exige que sus servidores públicos elegibles para importantes dignidades sean seleccionados con rigurosidad apelando a concursos de méritos. Bogotá debe darle ejemplo a Colombia al elegir Personero y Contralor por medio de todos los pasos que trae un proceso de meritocracia. Colombia no puede seguir manoseando los nombramientos, que muchas veces obedecen a amiguismos o clientelismos, dejando por fuera a genuinos seres humanos íntegros.

Rogelio Vallejo Obando

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.