El Gobierno versus Cambio Radical

El Gobierno versus Cambio Radical

¿Será que el regreso de Vargas Lleras está poniendo nerviosos a algunos ministros del gabinete?

notitle
28 de febrero 2016 , 09:33 p.m.

¿Sabe el Presidente sobre los actos hostiles de algunos de sus funcionarios más influyentes contra Cambio Radical? ¿Tales funcionarios han procedido por cuenta propia o cumplen instrucciones de su jefe Juan Manuel Santos? Si no los conocía de antemano, ¿cuando el Presidente se entera de estos actos los descalifica, los aplaude o, simplemente, no hace nada?

Lo anterior no pasaría de ser un asunto menor si no fuera porque Cambio Radical es el partido de Germán Vargas; porque el Vicepresidente, quien ha sido particularmente respetuoso del fuero de Santos, va de primero en los favoritismos para el 2018 y porque su proceso de recuperación ha sido rápido y exitoso, al punto de que se espera el pronto regreso de un Vargas Lleras libre de cigarrillo, sin sobrepeso, sano y vigoroso. Quizás sea esto último lo que tiene tan nerviosos e irritables a quienes están montando otras candidaturas presidenciales desde el Gobierno.

El último episodio ocurrió hace tres días por cuenta del ministro Cristo, quien pretendió que a las volandas y sin el debate adecuado se aprobara el controvertido proyecto que puede desembocar en 15 o 30 Caguanes si el texto final no se pule con firmeza y precisión.

Las acusaciones se tornaron graves cuando Cristo, según se desprende del comunicado de Cambio Radical, empezó a presionar individualmente y de manera indebida a los congresistas condicionando “la ejecución de políticas públicas y el presupuesto en las regiones a una aprobación sin el debate de fondo”. La petición es directa: “Instamos al Ministro a que oriente este trascendental debate de manera serena, pausada y transparente”.

Y es que, vaya paradoja, el propio Vargas Lleras, con el visto bueno de Santos, había sido el líder de la aprobación como Ministro del Interior de la ley ‘anticaguanes’ que hoy no les gusta a las Farc y que ahora el mismo Gobierno quiere modificar.

Estas preguntas son especialmente relevantes después de todas las mentiras del 23 de septiembre en materia de justicia, así como de los inaceptables episodios de Conejo, donde estudiantes y pobladores civiles desarmados fueron engañados y sometidos a una actividad inédita de proselitismo armado en una zona despejada por el Gobierno y los mandos militares. “Nada tan demorado como el regreso inmediato de los jefes de las Farc a La Habana”, dijo días después Carlos Duque con agudeza tuitera.

Pues bien, Cristo y el Gobierno deben responder las preguntas de Cambio Radical que recogen las inquietudes de otros sectores políticos y las voces de millones de ciudadanos angustiados por su futuro en muchas regiones del país. Juzguen ustedes, amables lectores: lo que resulta insólito es que se quiera aprobar un proyecto de este calibre sin absolver estos interrogantes básicos:

¿Cuál es el propósito de estas zonas de ubicación temporal o de despeje? ¿Cuántas son? ¿Dónde se establecerán, con qué criterios, con qué plazo, con qué extensión territorial? ¿Qué autoridad tendrá el control y vigilancia, podrá entrar la Fuerza Pública, qué rol cumplirán los observadores internacionales (o serán estatuas mudas, ciegas y sordas, como en Conejo... pregunto yo)?

Y siguen: ¿cómo proceder en casos de incumplimientos de las Farc, nuevas infracciones de la ley o nuevos delitos? Y, finalmente, ¿cómo se garantizarán los derechos de la población que habite o posea bienes en estas zonas de ubicación temporal o despeje?

Ojalá el Gobierno responda estos interrogantes. Tener la mayoría parlamentaria no se traduce automáticamente en el apoyo ciudadano. Cada vez es más frecuente que lo aplaudido en el Congreso sea detestado por la opinión pública, y lo detestado en el Congreso sea aplaudido por la opinión pública. ¿Será eso lo que les está pasando con Vargas Lleras... mientras más lo atacan sus compañeros de gobierno, más crecen sus opciones presidenciales? Ya veremos.

JUAN LOZANO
@JuanLozano_R

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.