'Llegar a la paz es un logro, pero no es suficiente': Jessica Faieta

'Llegar a la paz es un logro, pero no es suficiente': Jessica Faieta

La directora del PNUD para la región habla con EL TIEMPO sobre el reto colombiano del año.

notitle
28 de febrero 2016 , 08:01 p.m.

La semana pasada se conmemoraron los cincuenta años del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con una reunión ministerial en Nueva York. Jessica Faieta, directora para América Latina y el Caribe del PNUD, habló con EL TIEMPO sobre este evento y sus previsiones para Colombia en este año tan crucial.

¿Cuáles son los objetivos inmediatos del PNUD de cara a diferentes coyunturas que estamos viviendo en América Latina?

De los cincuenta años que tiene el PNUD yo he vivido 25 en carne propia y debo decirle que, haciendo un recuento, ha sido para nosotros una semana muy emocionante porque, en efecto, vemos que nuestra historia empezó enfocándonos en la pobreza del mundo, en los países más necesitados, en las personas más necesitadas, pero al mismo tiempo en ayudar a crecer a los países, en ayudar a fortalecer sus capacidades, a crear empleos, industrias. Ha sido realmente una historia que necesitábamos verla a lo largo de cincuenta años porque en un momento donde el mundo tiene muchos desastres naturales, crisis de refugiados, pobreza. El mundo ha cambiado mucho, hay muchos progresos, en el rol de la mujer, en la comprensión del cambio climático y, en todo eso, sentimos que como PNUD hemos sido parte de esa historia.

También ha sido un momento de hacer un pare en el tiempo y ver hacia adelante. Coinciden nuestros cincuenta años con el primer año de la Agenda 2030, una agenda ambiciosa, más ambiciosa que la de los últimos quince años. Es una agenda que le concierne a todos los países del mundo y, en ese sentido, también nos pone a nosotros en una perspectiva de hacia dónde vamos.

Creo que el balance es que nuestra esencia como organización ha sido la reducción de la pobreza y debe seguir siendo esta, justamente en un momento en el que estamos enfrentando una desaceleración económica, en el que debemos enfocarnos en esos grupos que han sido rezagados, no han sido partícipes del progreso de todos estos años.

A propósito de la desaceleración económica, ¿cómo este fenómeno afecta el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030?

En América Latina hemos visto que en los últimos diez, quince años, que coinciden con la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, nuestra región creció, se redujo la pobreza en más de 90 millones de personas y realmente se hicieron grandes progresos, grandes inversiones e innovaciones en política social, que ayudaron además a reducir la desigualdad, pero también la pobreza. Y el gran reto para nosotros hacia adelante, en un momento de desaceleración económica para muchos países de la región latinoamericana y caribeña es justamente cómo mantener esos logros sociales. Aparte de eso, más específicamente, a pesar de que mucha gente salió de la pobreza, muchos millones de personas, hay un gran número de ellas que salieron de lo que se mide como una línea de pobreza, pero realmente no han alcanzado todavía la clase media, entendida como un colchón en el que puede mantenerse una persona con un empleo decente, aspirar a seguir creciendo en su vida, pero existe este limbo. Nosotros calculamos que un tercio de la población latinoamericana y caribeña, unos doscientos millones de personas, están en esa vulnerabilidad de regresar a la pobreza. Ese debe ser y va a ser el centro de nuestro enfoque y el gran reto de la región en temas de desarrollo. El segundo reto, diría yo, es justamente, llegar al grupo de personas que no se ha beneficiado de este progreso. A pesar de que nuestra región ha cumplido con los Objetivos del Milenio, todavía hay grupos que quedan y esos siguen siendo las poblaciones indígenas de nuestro continente, las poblaciones afrodescendientes, las mujeres, las mujeres rurales, los jóvenes. Entonces, los nuevos retos son seguir siendo una región que ha innovado en sus políticas sociales, que ha invertido, pero de una forma que vaya más puntualizado a estos grupos de población, que es donde están las grandes desigualdades de nuestra región.

¿Ve usted a Colombia como uno de esos países en los que hay riesgo de que la población que ha salido de la línea de pobreza vuelva a ella?

Vemos que Colombia, que en este momento está en medio de un proceso de negociaciones de paz, tiene la oportunidad de cerrar estas diferencias, estas inequidades que existen y que se dan, no solamente por estas desigualdades de ingreso, si no por las diferencias de oportunidades que existen quienes viven en las áreas urbanas y las rurales, y en particular en las áreas donde más ha impactado el conflicto, donde son muchos los que nunca han tenido acceso a servicios, oportunidades de empleo. Vemos el proceso de paz y el postconflicto como una oportunidad de Colombia para cerrar esas brechas.

¿Cómo ve el PNUD el reto para que Colombia no se vuelva un mar de violencia en el posible postconflicto, tal como ha pasado en países como los de Centroamérica?

Nosotros pensamos que el llegar a la paz es un gran logro, por supuesto, pero no es suficiente. Empiezan también los grandes retos y muchos de estos son para llegar a convencer a todo el país de los beneficios de la paz, con inversiones, programas que integren al país, que se ha desintegrado territorialmente. Para que las personas que han vivido y viven actualmente en áreas de conflicto y que han sido afectadas éste vean la diferencia que hace la paz en sus vidas. Una paz que puede traer progreso, empleo, posibilidad de un trabajo comunitario, de una integración del tejido social de sus comunidades.

Creemos que es muy importante que se pueda invertir en aquellas regiones donde más ha impactado el conflicto y en la que no ha habido una presencia contundente del Estado en las áreas de salud, educación, servicios básicos como el agua potable. Es fundamental para que se vaya consolidando la paz y para que los colombianos y colombianas vean que ésta es inevitablemente parte del progreso de su país.

Hace pocas semanas se dio el mandato para la creación de una misión de la ONU para supervisar el fin del conflicto colombiano. ¿Cuál va a ser el papel específico del PNUD en esta coyuntura?

Esta nueva misión que ha pedido el Gobierno y todas las partes negociantes en el proceso es para nosotros un voto de confianza en las Naciones Unidas y en su experiencia en apoyar las negociaciones de paz a nivel mundial. El PNUD va a poner todos sus esfuerzos inicialmente para ayudar al despegue de esta misión. Hemos puesto la capacidad y la presencia territorial del PNUD para ayudar en la logística del montaje de la misión, pero luego esta funcionará por su cuenta. Apoyaremos todo el proceso del postconflicto, utilizando nuestra red en el territorio colombiano y con nuestra experiencia de más de 40 años en el país.

Apenas a un año de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 Colombia está enfrentando una muy grave mortandad de niños por desnutrición. Desde el punto de vista del PNUD, ¿qué se puede hacer para contrarrestar esto?

El Gobierno de Colombia fue uno de los primeros en adoptar esta agenda como parte de su plan nacional de desarrollo. Entonces, reconocemos y felicitamos este compromiso. Vamos a acompañar todas las acciones del Gobierno, no sólo como PNUD si no con nuestra experiencia de toda la familia de Naciones Unidas. El éxito de esta agenda también tiene que ver con llegar plenamente a los territorios, satisfacer sus necesidades y aprovechar la riqueza agrícola e industrial del país para subsanar estos problemas.

Todos los males que afectan el desarrollo de los países confluyen en uno solo y es la corrupción. ¿Cuáles son las acciones que el PNUD recomienda que se lleven a cabo para combatirla?

Creemos firmemente que la transparencia y la efectividad de las instituciones ayudan a que los entes tanto de control como de ejecución tengan más fortaleza y apoyen a sus ciudadanos. Pero también se debe auspiciar el uso de sistemas, de metodología, que ayuden al uso de los fondos públicos de una forma transparente y efectiva.

LUIS ALEJANDRO AMAYA E.
Subeditor Internacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.