¿Listos para las lluvias?

¿Listos para las lluvias?

El llamado es a la concientización. Si no nos preparamos, seremos perjudicados por las inundaciones.

27 de febrero 2016 , 08:15 p.m.

Las fotografías publicadas en EL TIEMPO el pasado 20/2/2016, sección Bogotá, nos llaman la atención sobre nuestra cultura del aseo. Es una oportuna reflexión acerca de nuestra responsabilidad como habitantes de esta ciudad por la que debemos trabajar para que mejoren su aspecto, nuestros frentes de casa, edificio, parques, avenidas, alcantarillas, caños y demás espacios que, por ausencia de operativos de limpieza, o porque a pesar de ser objeto de aseo, los ciudadanos nos encargamos de colmarlos de escombros, desechos, tierra y hasta muebles y enseres que ya no nos sirven.

Y no es para que nos ocupemos explícitamente como ‘escobitas’. Se trata de reciclar desde nuestros hogares, para evitar que hasta los cuerpos de agua y canales lleguen las basuras.

Según Aguas de Bogotá, “se han intervenido 410 kilómetros y se han extraído 98.857 metros cúbicos de residuos. Fotos demuestran que falta más apoyo ciudadano”.

Por favor, el llamado es a la concientización, porque si no nos preparamos nos veremos perjudicados frente a las inundaciones y demás problemas que estas conllevan.

Ligia Díaz M.

Que los juzgue la conciencia

Señor Director:

La tragedia del hambre en La Guajira ya no da más espera. Duele ver esas noticias, como la de este diario el pasado miércoles, donde dice que se confirman 5 nuevas muertes de niños por causa de la desnutrición. Y los corruptos, tan tranquilos. Pueda ser que la ley no les llegue, pero sospecha uno que, por más inhumanos que sean, la conciencia, al ver esas dolorosas noticias, no los dejará dormir en paz. La culpa es un juez implacable. Y así sean indígenas, a los padres hay que enseñarles que tampoco sean indolentes. Parte el alma que uno de ellos dijera: “Si se muere, pues que se muera”. Esto ya es causal para que le quiten a los menores. Qué tristeza.

Lucila González de M.

Educación sexual

Señor Director:

La educación sexual no es solo lo genital, sino que abarca otros aspectos como el conocimiento y las funciones del cuerpo, el respeto y la interrelación con sus semejantes. Frente al pronunciamiento de la Corte Constitucional, los padres de familia, fundamentalmente, tendrán que orientar a sus hijos desde sus primeros años en este aspecto, preparándolos para la vida y previniendo así abusos, acosos, violencia y embarazos indeseados. Si no lo hacemos, vendrán otros que sí lo harán, pero de forma equivocada, malintencionada o morbosa. No es necesario ampliar la “cátedra” de educación sexual, sino aprovechar la misma convivencia y los contenidos programáticos de todas las áreas del conocimiento, según las necesidades físicas, afectivas y psíquicas de la edad de los estudiantes, reorientando sus curiosidades y expectativas.

Gerardo Dussán D.

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.