Los magnicidios de la mafia y las sombras sobre el DAS

Los magnicidios de la mafia y las sombras sobre el DAS

Crímenes que estremecieron al país en los 80 y los 90 comparten las fallas en esquema del DAS.

notitle
27 de febrero 2016 , 06:48 p.m.

Luis Carlos Galán Sarmiento

Asesinado el 18 de agosto de 1989 en Soacha (Cundinamarca)

En miles de folios, la Fiscalía ha documentado que el crimen de Luis Carlos Galán en Soacha no habría sido posible sin el debilitamiento de su esquema de seguridad.

Ese papel, según el expediente, lo cumplió Jacobo Torregrosa, un oscuro expolicía que, a pesar de tener anotaciones negativas en su hoja de vida, terminó encargado de la responsabilidad de cuidar a Galán. El día del crimen, Torregrosa se ausentó sin justificación durante varias horas y dividió el equipo de escoltas que protegía a Galán. No subió con él a la tarima y, una vez producido el ataque, llevó a Galán a un centro médico de primer nivel que no tenía cómo salvarlo.

Bernardo Jaramillo Ossa

Asesinado el 22 de marzo de 1990.

Aunque era protegido por once escoltas del DAS, el candidato presidencial de la Unión Patriótica Bernardo Jaramillo fue atacado por un sicario de 16 años que tenía la información exacta de la hora y el vuelo que tomaría Jaramillo con destino a Santa Marta (Magdalena).

El sicario, identificado como Andrés Arturo Gutiérrez, fue reclutado y entrenado por el jefe paramilitar Carlos Castaño junto con Gerardo Gutiérrez, alias Jerry, quien asesinó a Carlos Pizarro un mes después. En el 2010, la Procuraduría pidió a la Fiscalía que vinculara a la investigación al exjefe de Inteligencia del DAS Alberto Romero, quien murió en abril del 2012.

Carlos Pizarro Leongómez

Asesinado el 26 de abril de 1990

El jefe del M-19 que firmó la paz con el gobierno de Virgilio Barco tenía una escolta combinada del DAS y de desmovilizados de esa guerrilla. Al ingresar al avión en el que mataron a Pizarro, estos últimos fueron desarmados, mientras que los agentes del DAS pudieron abordar con pistolas. Además de las dudas que hay sobre la forma como llegó al avión el arma con la que el sicario Gerardo ‘Jerry’ Gutiérrez disparó contra Pizarro, hay sospechas sobre la reacción de su cuerpo de seguridad oficial.

Esta semana estuvo en indagatoria en la Fiscalía el exdetective Jaime Ernesto Gómez Muñoz, quien, según testigos, disparó contra el sicario cuando este ya había dejado su arma en el piso y se había rendido. El DAS nunca explicó por qué nombró en el esquema de seguridad de Pizarro a uno de los hombres que habían estado en el del asesinado Bernardo Jaramillo: José A. Santamaría.

Rodrigo Lara Bonilla

Asesinado el 30 de abril de 1984

La Fiscalía acaba de ordenar la exhumación del cuerpo del exministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla para practicar exámenes que permitan establecer la trayectoria de las balas que lo mataron. Por más de 30 años solo se habló de disparos efectuados por los sicarios del cartel de Medellín, pero nunca se investigó un disparo que vino desde otro ángulo y que pudo haber sido disparado desde el propio carro de Lara.

Allí viajaban con el ministro su escolta del DAS y un conductor del Ministerio de Justicia. La Fiscalía los está buscando. La hipótesis es que el vehículo en el que se desplazaba Lara Bonilla paró o bajó la velocidad para facilitar la acción de los sicarios.

José Antequera

Asesinado el 3 de marzo de 1989

Tres escoltas del DAS, entre ellos Didier Augusto Hernández, son los principales sospechosos del asesinato del líder de la UP José Antequera en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. Fueron citados a interrogatorio por la Fiscalía.

Por más de 25 años, ese crimen se atribuyó a los ‘paras’. Pero las investigaciones encontraron que en las manos del sicario, dado de baja por el DAS, no había rastro de pólvora.

Maza y González, en juicio

El general Miguel Alfredo Maza Márquez, el hombre fuerte del DAS en los 80 y 90, y una de sus manos derechas, el coronel Manuel Antonio González (exjefe de Protección), están en juicio por el magnicidio de Luis Carlos Galán.

Hasta ahora, ninguno de los dos ha sido vinculado a los otros casos, si bien la Fiscalía considera que en los demás crímenes de la mafia en esa época hubo colaboración del DAS.

Maza y González están respondiendo por su supuesta participación en el plan para asesinar a Galán, el símbolo de la lucha contra el narcotráfico y virtual ganador de las presidenciales de 1990.

Las explicaciones que han dado sobre la designación de Jacobo Torregrosa como jefe de escoltas del líder político más amenazado del país han sido cuestionadas por la Fiscalía, que señala que ese expolicía, que de lejos no tenía la experiencia para el cargo, “debilitó” el esquema de protección de Galán y permitió a la mafia consumar el homicidio.

La Fiscalía dice que al jefe del Nuevo Liberalismo lo mató un complot en el que intervinieron narcos, políticos, funcionarios del Estado, miembros de la Fuerza Pública y ‘paras’.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.