Expertos califican de tímido recorte en gasto del 2016

Expertos califican de tímido recorte en gasto del 2016

Dicen que montos recortados son insuficientes. Minhacienda defiende austeridad estatal.

notitle
27 de febrero 2016 , 06:44 p.m.

El recorte en el Presupuesto del 2016 –en 6 billones de pesos– anunciado por el Gobierno la semana que pasó, se queda corto, coinciden varios analistas. (Lea aquí la versión del Gobierno sobre el ajuste fiscal de 2016)

Si bien se trata de un ajuste del cinturón que, según explicó el Ministerio de Hacienda, reducirá gastos innecesarios y bajará en 5 por ciento la contratación de personal indirecto y gastos generales como viáticos, eventos, publicidad y similares, desde varios ángulos se ha advertido que el Estado está gastando más de lo que le ingresa.

La semana pasada, la firma calificadora Standard & Poor’s rebajó la perspectiva crediticia del país de estable a negativo y el director de calificaciones soberanas para América Latina de esta firma, Roberto Sifón, dijo en EL TIEMPO que “hay una realidad concreta y es que el país está viviendo con un nivel de ingresos que en este momento no tiene”.

En el mismo sentido, el economista Miguel Urrutia, miembro de la comisión de expertos que preparó el insumo para la reforma tributaria que tramitará el Ministerio de Hacienda en el segundo semestre de este año, señaló que hay que mejorar la calidad del gasto pues, “si este se hace mal no hay reforma tributaria que alcance”.

Urrutia puso como ejemplo los subsidios a las pensiones que superan la inversión en educación y terminan financiando a los pocos que en Colombia reciben altas mesadas tras su jubilación. “El 20 por ciento de los colombianos que tiene una pensión más alta reciben el 80 por ciento de los subsidios que entrega el Estado”, estimó el Ministerio de Trabajo en 2013.

Javier Hoyos, de la firma Gestión Legislativa, puso otro ingrediente en el debate: la expansión del aparato estatal. Según sus cuentas, entre 2010 y 2014 surgieron 25 entidades, desde ministerios escindidos, hasta agencias y entidades estatales nuevas.

Adicionalmente, en el Plan de Desarrollo del segundo cuatrienio del Gobierno, hay 21 creaciones autorizadas, entre fondos, sistemas y entidades que se anuncian para el revolcón institucional al agro y para el posconflicto.

Por circunstancias como esa, un empresario que participó en el diálogo empresarial sobre la reforma tributaria, en la Cámara de Comercio de Bogotá, manifestó que antes de acudir reiterativamente al cobro de impuestos, es hora de que se evalúe “la corrupción y el Estado gastalón”.

¿Cómo se gasta?

Un solo capítulo de los que contiene el recorte presupuestal bastará para ilustrar cómo se está haciendo el gasto público.

El dinero que se destina a pago de personal y a los gastos generales, por ejemplo, alrededor del cual el mandato del Gobierno es que se reduzca en un 5 por ciento, sumaba para este año 33,6 billones de pesos: 26 en personal y 7,4 en servicios generales (viáticos, eventos, publicidad, entre otros) y le quitan 660 mil millones de pesos al primero y 140 mil millones al segundo.

Ese ajuste, por 800.000 millones de pesos entre los dos ítems, se hace sin tocar la planta de personal que en el nivel central (es decir, la que se paga con Presupuesto general) es de 667.625 empleados, incluyendo fuerza pública y defensa, que son mayoría: 439.062, según el Departamento Administrativo de la Función Pública.

Personal indirecto

La tijera estará entonces por el lado del servicio de personal indirecto (lo que muchos llaman nómina paralela), que en 2015 costó 538.000 millones de pesos, según análisis de la Contraloría general al presupuesto del año pasado.

En contraste, para financiar la mano de obra pública en ese año se destinaron 25 billones de pesos de los cuales, el pago neto en sueldos fue de 10,2 billones.

Esto, para Francisco Maltés, director de asuntos estatales de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), es una cifra grande, teniendo en cuenta que el 70 por ciento de los servidores públicos gana en promedio 2,3 salarios mínimos, luego “el gasto mayor está en los cargos de niveles directivos y de asesoría externa”.

En este sentido, se recuerda el cálculo hecho por el Ministerio de Trabajo en el 2012, según el cual, por cada 100 empleados oficiales en las entidades territoriales, había 170 en prestación de servicio (OPS), y en el nivel central, por cada 100 trabajadores de planta había 132 por OPS.

Al gasto básico en salarios se suma el de horas extras, días festivos e indemnización por vacaciones de los servidores públicos, que en 2015 fue de 85.000 millones de pesos, mientras que 190.675 millones cubrieron la prima técnica (un beneficio adicional al salario estatal), según la Contraloría.

El monto más alto, alrededor de 9 billones de pesos, se inscribe en los gastos de personal como ‘otros’, en donde caben las contribuciones a la salud de los trabajadores, las pensiones, las cesantías y las indemnizaciones, donde, de nuevo, pesan más los altos salarios.

En servicios generales

El otro gasto que se disminuye en el recorte presupuestal anunciado en la semana es el de servicios generales.

Desde el 2014, el presidente Juan Manuel Santos había anunciado reducción, en un 40 por ciento, de la publicidad estatal; en 15 por ciento los gastos de viaje, y los de celulares y papelería en 10 por ciento. También se habló de ahorrar en gastos de vehículo, gasolina, esquemas de seguridad y escoltas.

De acuerdo con la propuesta de apretón del cinturón, la disminución en este rubro será de 148.000 millones, cifra que también suena escasa frente al gasto.

Una revisión hecha por la Contraloría mostró que entre julio del 2013 y enero del 2014 se gastaron 686.000 millones de pesos en eventos y 502.538 en publicidad.

El organismo de control, en noviembre del año pasado, también advirtió sobre el aumento de los esquemas de protección que brinda el Estado, los cuales, entre 2011 y 2014 costaron 1,12 billones de pesos.

Aunque para Javier Díaz, presidente de Analdex (gremio de exportadores), la decisión de recortar el Presupuesto es un avance, no es suficiente.

“Debería crearse una Comisión de Gasto Público que dé unas recomendaciones de tipo estructural que se puedan implementar en paralelo con la reforma tributaria estructural”.

Así mismo, agrega, “se debería pensar en eliminar algunas entidades que no tienen razón de ser: Contaduría, Auditoría, Defensoría, entre otras”.

La encrucijada de la deuda

Para Sergio Clavijo, director de Anif (centro de pensamiento económico), “el recorte al presupuesto del 2016, que representa solo 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), aunque va en la dirección correcta en el corto plazo, es totalmente insuficiente de cara a lo que se le viene a Colombia durante 2016-2017”.

Clavijo se refiere a la deuda externa pues, “la privada externa llegó a cerca del 15 por ciento del PIB al cierre de 2015. Al sumarle la deuda pública externa del 23 por ciento del PIB, se tiene un total de endeudamiento externo del 38 por ciento del PIB, no muy distante del tope del 40 por ciento que alcanzó el país en el difícil momento del 2003”.

Recordemos que la reforma tributaria propuesta por la comisión de expertos solo aportaría un 2 por ciento del PIB, mientras que el hueco dejado por la caída en la renta petrolera ya sobrepasa los 20 billones de pesos. Y para el 2016 la dificultad podría ser mayor, pues ya el Gobierno hizo sus proyecciones financieras con un precio del barril de petróleo de solo 35 dólares, lo que, para Anif, implicaría que “el déficit del Gobierno central se estaría elevando hacia el 3,6 por ciento del PIB en 2016 (fue 3 % en 2015) y el stock de la deuda pública se estaría elevando hacia el 42 por ciento del PIB para finales de 2016”.

El margen de maniobra, para que Colombia se embarque en más deuda, tampoco es tan holgado, toda vez que en el país se aprobó una ley de regla fiscal que impide subir el déficit del tope en el que estará este año: 3,6 por ciento.

En consecuencia, la revisión de la calidad del gasto público es urgente.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.