Nisman, vuelve y juega

Nisman, vuelve y juega

El gobierno de Cristina K vuelve a estar en el centro del caso de la muerte del fiscal argentino.

26 de febrero 2016 , 08:03 p.m.

Un dramático giro acaba de tomar el proceso por la extraña muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, luego de que su colega Ricardo Sáenz dio a conocer un dictamen en el que asegura que este no falleció como fruto de un suicidio –como fue la tesis del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner–, sino que fue asesinado.

Dicho concepto cae como una bomba, porque de nuevo pone ante los reflectores a la exmandataria y a su gobierno, quienes fueron acusados por Nisman de encubrir a los iraníes supuestamente responsables del atentado contra la mutual judía Amia en Buenos Aires, en 1994, en el que murieron 85 personas.

A juicio de Nisman, el hecho de que Fernández de Kirchner hubiera impulsado un memorándum de entendimiento con Teherán en el 2013, en el que el país recibía hidrocarburos a cambio de granos, y se instauraba una comisión de la verdad, entorpecía la investigación. Más aún, hay un dato escalofriante, que señala que el funcionario fue hallado por su madre, en la bañera de su apartamento, con un balazo en la cabeza un día antes de ir a sustentar sus acusaciones ante el Congreso.

Lo que sucedió después entra en el récord de vergüenzas del gobierno de Cristina K, luego de que altos funcionarios intentaron destrozar la imagen de Nisman al embarrarlo con escabrosos y sórdidos asuntos para ponerle pies y cabeza a la tesis del suicidio.

Sin duda, el cambio de gobierno y la promesa que hizo el nuevo presidente, Mauricio Macri, para llegar a la verdad de lo sucedido esa noche de enero del 2015 han sido el detonante de este nuevo movimiento, pero, por lo mismo, la triste suerte del fiscal corre el riesgo de politizarse en medio de la tenaz polarización que se vive entre kirchneristas y los demás, y que tiene al país cerca de su primera huelga general.

Más allá de servir a los intereses de unos y otros, y de que los expertos aseguran que la escena del crimen fue de tal forma contaminada y limpiada que científicamente va a ser muy difícil obtener nuevas luces, Argentina tiene el imperativo moral de esclarecer lo sucedido. Que la muerte de Nisman no se convierta en uno de los más dolorosos misterios de su historia.

editorial@eltiempo.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.