Con decreto de emergencia se busca salida a lío en cobertura educativa

Con decreto de emergencia se busca salida a lío en cobertura educativa

Infarto vial en Cali por bloqueos para exigir que sigan contratos con colegios privados.

notitle
25 de febrero 2016 , 09:00 p.m.

 La cobertura educativa sacó ayer a estudiantes y docentes de las aulas y a ellos se sumaron padres de familia para exigir ser tenidos en cuenta en la oferta educativa de Cali.
Con sus uniformes de diarios y con pancartas en colores, zanqueros y pitos bloquearon diversos puntos de la ciudad pero los grupos se extendían en diversas esquinas y cruces, lo que originó un infarto vial en el oriente, norte y sur caleño. Miles de personas sufrieron para llegar al trabajo, universidades, citas médicas o diligencias.
Mediante el sistema de cobertura, los municipios contratan con colegios privados cupos para estudiantes de escasos recursos. En Cali son unos 72.000 estudiantes en esta modalidad.
El Gobierno Nacional decidió suspender las contrataciones argumentando un bajo nivel educativo. En las pruebas Saber del Estado, Cali ocupó uno de los últimos lugares, al lado de Quibdó y otras regiones apartadas, tradicionalmente con dificultades en cobertura y calidad. El fin de los contratos originó las protestas desde los colegios.
El alcalde Maurice Armitage dijo que “lo que hablamos con el Ministerio es que no podemos dejar a los muchachos sin estudio, es un problema grande, tenemos que buscar soluciones rápidas. De lo que estoy seguro, es que el Ministerio está en el objetivo de subir la calidad en la educación”.
Luz Elena Azcárate, secretaria de Educación, afirmó que estaba listo (ayer en la tarde) para firma del alcalde Armitage, un decreto de emergencia educativa para atender la situación. Precisó que con nueve colegios se habilitan cupos para 9.000 niños y se definía con otro que presentó derecho de petición.
Sin embargo, la suspensión de los contratos dejó por fuera a más de medio centenar de colegios, que según señalan, sumas unos 20.000 estudiantes.
Ellos se plantaron frente al Centro Comercial Calima y puntos aledaños en la calle 70 entre carrera primera y quinta norte. Otros lo hicieron en la Estación Andrés Sanín, del MÍO, barrio Siete de Agosto, calle 5 con carrera 90, las entradas a Meléndez y Ciudad Córdoba, entre otros puntos. En la Comuna 18, en las pocas y estrechas vías que no fueron taponadas, motos, ‘gualas’, busetas, carros particulares y de aseo y ciclistas se disputaban el paso con los transeúntes.
Jessica Perea, coordinadora del Colegio Panamericano, en Los Lagos, asegura que 600 niños y niñas se verán afectados.
Hamilton Cuero, asegura que “es una injusticia lo que hicieron”, ya que el Colegio Técnico Juvenil del Valle, en el barrio Comuneros, le permitía a sus 5 hijos estar todos en un plantel y ahora los regaron.
Hoy está prevista una reunión con la ministra Gina Parody.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.