No hay obras y la plata ya se la gastaron

No hay obras y la plata ya se la gastaron

Evidencias en el despilfarro de recursos públicos por parte de la anterior administración.

25 de febrero 2016 , 05:24 p.m.

La administración anterior del Distrito dejó ocho obras pendientes, en educación y salud, con recursos por 250 mil millones de pesos del crédito público. Hoy cuatro colegios están a medias y las obras en cuatro centros de salud no comienzan.

¿Será que esa platica se perdió?

El Observatorio de la Transparencia en la Contratación de Funcicar, en alianza con el Consejo Gremial de Bolívar y la Fundación Mamonal visitó cuatro instituciones educativas de Cartagena y las encontró en pésimo estado. Se trata de las instituciones educativas Luis Carlos López, Soledad Acosta de Samper sede Ana María Pérez Otero, Liceo Bolívar y Santa María.

En hospitales las obras ni siquiera arrancaron para los CAP de los barrios Daniel Lemaitre, La Esperanza, La Candelaria y la unidad de primeros auxilios del barrio el Socorro.

Colegios en mal estado

Las visitas fueron hechas entre el 3 y el 8 de febrero pasados y los funcionarios del observatorio encontraron grietas, edificaciones aún en obra negra, e incluso obras que aún no han iniciado. En la institución educativa Luis Carlos López, las obras concluyeron y no se construyó la entrada de la institución con acceso a personas con discapacidad, y no hubo entrega formal de la obra, y menos informes que dieran cuenta de los materiales utilizados.

Hay un acta de entrega que no precisa ni relaciona de forma puntual cada obra, ni los costos ni sus respectivos detalles. El rector asegura que ha solicitado los contratos y ha enviado oficio a la Alcaldía pero no ha recibido respuesta.

En el colegio Soledad Acosta de Samper sede Ana María Pérez Otero hay grietas en las paredes de las cuatro aulas nuevas y es evidente la caída de la pintura, hay baldosas salidas y rotas, hay tomacorrientes desligados de sus bases, abanicos de techo deteriorados lo que pondría en riesgo la seguridad de los niños, y el cielo raso de polietileno no se ajusta a sus bases.

Nunca hubo visita de los contratistas, alcaldía, ni interventoría para hacer revisión, mejoras o mantenimiento, asegura el observatorio.

En el Liceo Bolívar las obras finalizaron pero dejaron las rejas desencajadas, oxidadas, desniveladas y sin enchape, y no se instalaron las ventanas corredizas en los salones nuevos. Hay humedad en el cielo raso de los salones.

Las obras finalizaron y la pintura del plantel educativo está en mal estado, y el cielo raso está por el piso.

En la institución educativa Santa María el cielo raso está por el piso, las paredes deterioradas y hendiduras en los marcos de las puertas de los baños, y no ha ido la alcaldía para hacer mejoramiento o mantenimiento a las obras.

No hay obras para salud

En el CAP La Esperanza el valor inicial de las obras fue de 5.448 millones de pesos, pero el estimado final fue de 6.018 millones de pesos. Allí, hay una valla que describe las obras a realizar pero los trabajos de nunca se hicieron.

Las obras para la Unidad par atención de Urgencias del barrio La Candelaria tuvieron un costo de 4.831 millones de pesos, pero nunca se ejecutaron.

Adriana Meza Yépez, directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, informó que los contratos están suspendidos y se espera una respuesta de la Contraloría y Procuraduría para reactivarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.