Cali y Boca Juniors empataron sin goles en la Copa Libertadores

Cali y Boca Juniors empataron sin goles en la Copa Libertadores

Los dos equipos quedaron en deuda: más fricciones que fútbol, en especial en el primer tiempo.

notitle
24 de febrero 2016 , 10:04 p.m.

Hubo mucha expectativa, Carlos Tévez y su combo de Boca Juniors llegaban para enfrentar a un Deportivo Cali sin nombres rimbonbantes, pero con mucho talento. Al final, los dos equipos sellaron un 0-0 en el comienzo del grupo 3 de la Copa Libertadores.

Fue un primer tiempo de mucha fricción, parecía una disputa de psiquiatra contra ezquizofrénico en el que la fuerza y la lucha era la única alternativa; amarillas, lesionado, faltas por todo lado era lo que salía volando de cada entrada por recuperar un balón. (Vea aquí: Así se vivió el encuentro entre el Deportivo Cali y Boca Juniors de la Copa Libertadores)

A los 10 minutos Boca perdió a Nicolás Lodeiro por una falta de Germán Mera, fue un golpe certero sobre la pierna, el uruguayo quedó en el cuadrilatero, intentó pararse varia veces, pero finalmente quedó noqueado y cedió su lugar a Pablo Pérez que, como en relevo de lucha libre, fue por la revancha y pocos minutos después fue amonestado.

Cuando se acordaron de jugar fútbol hubo buen trato a la pelota y así llegaron las opciones de gol. A los 24 minutos Sebastián Palacios cabeceó el balón y pasó cerca del vertical, y a los 39 minutos, Carlos Tévez, que también estaba con amarilla, eludió, con un enganche, a Miguel Godoy y frente al arco mandó el esférico a La Bombonera.

Deportivo Cali intentaba hacer buen juego con un Andrés Felipe Roa movedizo, y precisamente fue él quien originó la única oportunidad de los verdiblancos en el periodo inicial cuando le robó un balón a Manuel Insaurralde y le quedó a Hárold Preciado quien remató y tras un toque leve de Agustín Orión, la pelota se estrello en el vertical.

Así se terminaron los primeros 45 minutos, con dos equipos excediendo la lucha física y en el que los argentinos tuvieron más control del juego.

El entrenador Fernando Castro veía que esa lucha lo podía dejar sin un soldado y por eso sacó a Godoy, quien ya tenía amarilla, y parecía que lo había olvidado, para darle ingreso a Carlos Rentería, que a los siete minutos también ya había sido amonestado.

Fabián Sambueza, que también intentaba buscar más juego que lucha, se descolgó por la derecha y dio un buen pase a Rafael Santos Borré que sacó un zapatazo que detuvo Orión y en el rebote se descachó Roa. Opción inmejorable a los 18 minutos.

Pero hubo otro más clara unos pocos segundos después de que se juntaron los tres del kínder: Roa hace un pase a Preciado que dejó pasar la pelota y le quedó de nuevo a Borré, quien dentro del área se dio media vuelta para rematar, pero el balón pasó muy cerca. El '¡ay!' con las manos en la cabeza fue un común denominador en el estadio de Palmaseca.

Boca Juniors no podía tener el control del partido a pesar de que Fernando Gago hacía un buen partido, pero en la parte de adelante Tévez no estaba bien y siempre fue anticipado o desarmado por la zaga azucarera.

Los xeneizes se dieron cuenta de la capacidad de los juveniles del Deportivo Cali, por lo que sus líneas se resguardaban y cuando atacaban lo hacían con poca gente.

En una de esas salidas Andrés Chávez recibió un pase de Pérez y dio un susto a los locales que vieron cómo el balón pasaban merodeando el arco de Ernesto Hernández.

Cuando el balón pasaba por Roa, algo podía suceder y así fue como al minuto 42 se fue por la derecha y asistió de gran forma a Borré quien remató y el balón dio en la malla exterior.

En los minutos de reposición hubo un centro al área del Cali y la pelota dio en la mano de Felipe Banguero, pero el árbitro decretó el fin del juego y todo se fueron hasta donde él, que pudo haber expulsado a un par de jugadores.

Cali cuando quiso jugar fue mejor, pero cuando quiso pelear, fue superado y al final aunque es un empate en casa, no parece malo por la calidad y la historia del rival.

“A veces a favor, a veces en contra, pero no hay problema. Nos faltó profundidad. Estos son los partidos de la Copa Libertadores, peleados”, finalizó Tévez.

Ahora seguirá otro complicado partido para Deportivo Cali, visitar a Bolívar en la altura de La Paz el 3 de marzo a las 7:45 de la noche.

Ese mismo día jugarán Boca Juniors y Racing en La Bombonera, en la segunda fecha de este grupo de la Copa Libertadores.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO
andviv@eltiempo.com
En Twitter: @afviveros

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.