'Anomalisa' llega a las principales salas del país

'Anomalisa' llega a las principales salas del país

Se estrena la más reciente película de Charlie Kaufman, una obra nominada a los premios Óscar.

notitle
24 de febrero 2016 , 06:21 p.m.

Charlie Kaufman es un realizador neoyorquino que tiene una manera peculiar de exponer sentimientos como el amor y reflexionar acerca de la soledad, la obsesión y la fragilidad del ser humano.

Lo hizo con Synecdoche, New York, donde Philip Seymour Hoffman interpretaba a un director de teatro que trata de crear una obra monumental con un escenario que constituye una réplica de la capital del mundo, y ahora lo intenta con Anomalisa, su más reciente producción que llega a las salas de cine del país.

A diferencia de Synecdoche... la nueva apuesta cinematográfica apela por la sencillez y se arriesga a contar una historia a través de una animación cuadro a cuadro enfocada en Michael Stone: un hombre que da charlas de motivación empresarial en contraste con su vida aburrida y solitaria.

El argumento suena demasiado cercano o familiar, pero también gracias a la sensibilidad ya conocida como guionista de Kaufman (¿Quieres ser John Malkovich?, El ladrón de orquídeas y Eterno resplandor de una mente sin recuerdos) adquiere un tono profundo y existencialista.

Todo cambia cuando el protagonista conoce a Lisa, una mujer que se convierte en la mejor oportunidad de cambiar la rutina y el hastío que lo rodea.

Sin embargo, el renacer de ciertos sentimientos conducirán esta nueva etapa en la vida de Stone por una serie de situaciones y retos en los que no podrá faltar el conflicto.

En esencia, como su nombre lo indica, Anomalisa representa un error dentro de un ciclo de vida predecible.
La mujer es el elemento que rompe el lugar común que significa la existencia de Stone en un juego de palabras (haciendo referencia al título del filme) que parece ser sencillo, pero que encierra reflexiones profundas acerca de lo que significa vivir, compartir o responder de manera mecánica a los episodios de la vida.

No pasa inadvertido

A sus 57 años, Charlie Kaufman se puede jactar de ser un guionista y director que escapa del molde tradicional de Hollywood. Ha tenido que lidiar con el reconocimiento de la crítica y los festivales, en contraste con una respuesta confusa de la taquilla, un público que a veces se deja seducir por sus obsesiones y una filmografía con un ritmo contemplativo y casi filosófico.

Pero a pesar de no ser el taquillero del mes cuando estrena una producción (ya sea como guionista o realizador) Kaufman sigue creando bajo sus propias reglas (como en este caso al apostar por un filme muy humano con marionetas y escenarios a escala).

Anomalisa está nominada a un premio Óscar –que se entregan este domingo– en la categoría de mejor largometraje de animación; compitió en la misma categoría en los Globos de Oro y se llevó el gran premio del Jurado del Festival de Cine de Venecia.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.