La violencia va más allá de las cifras de homicidios: Personería

La violencia va más allá de las cifras de homicidios: Personería

El informe de Derechos Humanos dice que preocupan las desapariciones y el asesinato de jóvenes.

notitle
24 de febrero 2016 , 07:46 a.m.

La caída histórica de homicidios que registró Medellín en 2015, la más alta en 40 años, no significa seguridad. En los barrios continúan las disputas por el control territorial, los estallidos de artefactos explosivos, la aparición de cuerpos desmembrados, desapariciones forzadas y el aumento de homicidios contra jóvenes.

Así lo advierte el último informe sobre la situación de Derechos Humanos de la Personería de Medellín, que presentó este martes el personero Rodrigo Ardila.

El representante del Ministerio Público dijo que la desaparición de personas es una de las situaciones que más debe alarmar a las autoridades. Según el análisis, no solo se deben al ocultamiento de cadáveres sino también al reclutamiento forzado y a la trata de personas de parte de bandas criminales.

De acuerdo con las cifras, el año pasado se reportaron 505 personas desaparecidas, de las cuales, 347 aparecieron vivas, 26 muertas y 132 continúan sin dejar rastro.

Pero lo que más preocupa es el acumulado de cuatro años. Entre 2012 y 2015 en la ciudad se denunciaron 2.324 desaparecidos, de esos, 1.261 aparecieron vivos, 95 muertos y 968 siguen sin paradero.

Al conocer esas cifras, el alcade de Medellín, Federico Gutiérrez, aseguró que si bien bajaron homicidios, aumentaron otros tipos de delitos tan graves como la desaparición. "Las estructuras ilegales utilizan esa práctica para bajar el perfil y no hacerse tan visible. No aumenta el número deasesinatos, pero desaparecen personas, eso es gravísimo", agregó.

Eso coincide con el informe de la Personería, que resalta el análisis de Human Rights Watch que dice la desaparición es una manera de control y dominio de grupos armados para ocultar cadáveres y no incrementar los homicidios.

Otra de las situaciones que más alerta es que de las 495 muertes violentas que se registraron en 2015, casi el 40 por ciento de las víctimas fueron menores de edad y jóvenes. “Pese a la reducción, preocupa que las políticas para proteger a los jóvenes son insuficientes”, aseguró Ardila.

En el cuatrienio se reportaron 3.324 homicidios, de los cuales 1.223 víctimas fueron jóvenes. “El llamado es a que se diseñen políticas y estrategias para arrebatárselos a las bandas delincuenciales”, agregó el personero.

Precisamente, la vinculación de niños y adolescentes a las bandas criminales es una de las principales causas de desplazamiento forzado. El año pasado, 1.752 familias huyeron de sus barrios. “Durante 2015 solo hubo una reducción del 1 por ciento, muchos salen por temor a que les recluten sus hijos o por amenazas”, añadió Ardila.

Otros delitos de alto impacto preocupan, como la extorsión, el secuestro, la violencia intrafamiliar y la violencia sexual.
En cuanto a la extorsión, el informe señala que es una practica sistemática que afecta a todos los sectores económicos:comercio, transporte, infraestructura y viviendas, pero que faltan denuncias. Las comunas más afectadas son: La Candelaria (centro) y Castilla (noroccidente).

En esas mismas zonas se registran las cifras más altas de secuestro. Ese delito de lesa humanidad, que entre los 70 y el 2010 dejó en Medellín 1.920 casos, sigue vigente. En los últimos cuatro años, la Personería registró 33 casos, de los cuales, 11 se reportaron en el 2015, año que tuvo un aumento del 36 por ciento frente a 2014.

Los números más alarmantes son los de violencia intrafamiliar. El año pasado se reportaron 12.021 casos, pero el acumulado entre 2012 y 2015 suma casi 50.000 denuncias.

Entre tanto, aunque la violencia sexual registra una disminución, preocupa que las principales víctimas son los niños. El año pasado hubo 1.348 casos de este tipo de violencia, la mayoría en las comunas Popular, Manrique y La Candelaria.

Pese a que 2015 registró una tasa de 20 asesinatos por cada 100.000 habitantes, continúa la percepción de inseguridad en los ciudadanos, y se debe precisamente a que la violencia no solo se reduce a ese delito.

Deicy Johana Pareja M.
MEDELLÍN

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.