Los hermanos Moreno, del 'carrusel', se reencontraron en juicio

Los hermanos Moreno, del 'carrusel', se reencontraron en juicio

Iván, condenado a 14 años de cárcel, fue el último testigo en el juicio contra el exalcalde Samuel.

notitle
23 de febrero 2016 , 11:21 p.m.

El exsenador Iván Moreno, condenado a 14 años de cárcel por su responsabilidad en el ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá, se convirtió el martes en el último testigo que fue escuchado en el juicio contra su hermano, el exalcalde Samuel Moreno Rojas.

Los hermanos Moreno, que no se veían hace tres años –Iván está preso en una cárcel de Santander y Samuel detenido en la Escuela de Carabineros de Bogotá–, se reencontraron de nuevo frente a frente en el juicio por las irregularidades en el contrato de ambulancias, por el que ya están cumpliendo condena cuatro personas entre exfuncionarios de la administración, concejales y particulares.

A pesar del tiempo que llevaban sin reunirse, los hermanos Moreno no se saludaron durante la diligencia y solo intercambiaron palabras durante el interrogatorio. “¿Es verdad que usted es mi hermano?”, preguntó Samuel, a lo que Iván respondió con un simple “sí”.

Mientras que Samuel, permanecía en silencio en el banquillo de los acusados, su hermano Iván respondió a las preguntas de su defensa. El exsenador negó haberse aliado con el excongresista Germán Olano, el concejal Hipólito Moreno y el exfuncionario del IDU Inocencio Meléndez, para direccionar el contrato de ambulancias y recibir coimas de los contratistas beneficiados con la licitación.

Igualmente señaló que no recibió, como lo dice el condenado exsecretario de salud Héctor Zambrano, una coima de 90 millones de pesos por sus gestiones para la entrega del millonario contrato.

Iván se quejó durante la audiencia de que no tuvo garantías en su proceso. “Por el delito de concusión me negaron pruebas documentales y testigos solicitados por la defensa”, indicó tras señalar que llevó el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Durante la audiencia, que duró dos horas, incluido un receso de 15 minutos, los Moreno no tuvieron ningún acercamiento y al terminar el Inpec primero sacó de la sala a Iván y luego a su hermano Samuel.

En abril del 2014 la Fiscalía le imputó a Samuel Moreno los delitos de cohecho propio en concurso con interés indebido en la celebración de contratos, por los que podría pagar una condena de más de 15 años de cárcel. En este proceso, el próximo 7 de marzo las partes presentarán los alegados finales y el caso quedará en manos del juez que tendrá que decidir si lo absuelve o lo condena.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.