Funcionario dice comunidades condicionan salida de niños wayú enfermos

Funcionario dice comunidades condicionan salida de niños wayú enfermos

En Manaure llevaron un carro cisterna para que permitieran traslado de menor a centro médico.

notitle
23 de febrero 2016 , 10:38 p.m.

Desde el viernes, cinco niños wayús de rancherías de Manaure (La Guajira) han muerto por enfermedades asociadas con la desnutrición.

El primer caso ocurrió en la ranchería de Campomana, de Manure, donde las mellizas Ángela María y María Ángela Epiayú Epiayú, de 11 meses, fallecieron el pasado viernes y el domingo, respectivamente. Según una de sus tías, las menores “murieron por física hambre”, debido a que no tenían plata para darles alimento y transportarlas hasta un centro asistencial.

El lunes ocurrió un nuevo caso en la clínica de la Costa, en Barranquilla, donde falleció una niña indígena de 18 meses, que había sido trasladada desde el 5 de enero de una ranchería de ese municipio.

Igualmente, en zona rural de Manaure también murió en la mañana de ayer Yiseth Epinayú López, de 14 meses, que, según sus familiares, había sido recluida el domingo en el hospital local Armando Pabón y dada de alta por parte de los galenos.

El secretario de Salud de Manaure, Yelkin Velásquez, explicó que la menor tenía síndrome de Down, cardiopatía y desnutrición.

Luz Marina López, madre de la niña, asegura que en dos oportunidades fueron visitados por funcionarios del ICBF que les suministraron galletas y una caja de leche.

Y en Maicao, en la tarde de ayer, murió Darnelis Epiayú Uriana, de 2 años y 11 meses, que había sido trasladada de la ranchería Alapalen, en zona rural de Manaure. De acuerdo con la información suministrada por Velásquez, la menor había sido remitida desde el pasado viernes debido a su avanzado estado de desnutrición y a múltiples lesiones en la piel.

La situación en este municipio es crítica, pues existen más casos de niños con desnutrición y las comunidades no aceptan fácilmente su traslado a centros médicos. Velásquez se quejó ayer de que tuvo que sortear varias peticiones de la comunidad para poder llevar a un menor de 4 meses que presenta problemas de desnutrición y afección respiratoria al hospital Nuestra Señora de los Remedios, de Riohacha.

El funcionario dijo que para poder trasladar al menor tuvo que, por pedido de la comunidad, conseguir a un ‘piache’ (médico tradicional) y pagarle 90.000 pesos para que dictaminara que el menor “sí estaba enfermo”. Además, aseguró que tuvo que llevarle un carro cisterna cargado de agua a la comunidad y comprometerse a incluirlos en los programas de ayudas humanitarias.

Para hoy está prevista en Riohacha una reunión con la gobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, y la directora del ICBF, Cristina Plazas, con los gerentes de EPS e IPS para analizar el tema de la desnutrición infantil.

Hay un alto riesgo de muerte

Estudios recientes demuestran que un niño desnutrido, en cualquier grado, está sometido a riesgo de muerte. Un menor de edad, sobre todo pequeño y con bajo peso, tiene 8,4 veces más probabilidades de morir como consecuencia de enfermedades infecciosas que uno de peso normal.

De esta manera, la carencia nutricional impide a un organismo producir las defensas para contrarrestar las enfermedades y, en poco tiempo, esto termina en fallas multisistémicas que pueden matar.

* Carlos F. Francisco Fernández, asesor médico de EL TIEMPO

Barranquilla y Riohacha

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.