Mamancana y Tayronaka, acción e historia

Mamancana y Tayronaka, acción e historia

Destinos cercanos a Santa Marta que ofrecen naturaleza, adrenalina y cultura.

notitle
23 de febrero 2016 , 04:44 p.m.

 A 56 kilómetros de la vía que conduce de Santa Marta a La Guajira se encuentra el río Don Diego, uno de los 32 que bajan de los picos nevados de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde se puede practicar descenso en flotador, kayak o simplemente disfrutar de un refrescante baño.

La Asociación Flotadores Bello Tour ofrece el descenso en flotador con la compañía de guías desde distintos puntos de este río de aguas frías y cristalinas hasta su desembocadura en el mar Caribe. Esta experiencia no solo es relajante, sino que permite observar durante el recorrido el verde intenso de árboles de hasta 30 metros de altura, de cuyas ramas cuelgan monos aulladores, aves como garzas y patos yuyos o babillas asoleándose en la orilla.

Uno de los puntos desde donde empieza el descenso es la reserva ecológica y arqueológica Tayronaka, adonde se llega después de una caminata de 20 minutos desde la vereda Don Diego o tras cinco minutos de recorrido en lancha. En este lugar se encuentran vestigios de una ciudad tayrona: ocho terrazas que los indígenas usaban para construir sus chozas, senderos, escaleras y un sistema de conducción de agua hecho en piedra.

Hay un museo donde se exhiben cerca de 300 piezas de cerámica, piedras y otros elementos de esta cultura ancestral como hachas, flechas, collares y urnas funerarias, hallados durante los trabajos de excavación para construir esta reserva, fundada por el fallecido capitán Francisco Ospina.

Mamancana

Si quiere practicar deportes de aventura, el lugar ideal es Mamancana, una reserva natural de 600 hectáreas de bosque seco tropical espinoso, donde se pueden observar árboles de caracolí, ébano, palo santo, ceiba y animales como venados, zainos, iguanas y más de 250 especies de aves. Allí los más intrépidos pueden realizar canopy, muro de escalada, parapente y senderismo.

Este sitio, que tiene una vista privilegiada del mar Caribe y cuya arquitectura está inspirada en la cultura Tayrona, ofrece además piscinas, restaurante, spa y hospedaje en el refugio natural de lujo Sandua o camping.

Hotel de Mamancana

Si usted va…

Descenso por el río. Para realizar el descenso en flotadores por el río Don Diego puede contactar a la Asociación Flotadores Bello Tour, al teléfono 313 5397499.

Museo del Oro Tayrona - Casa de la Aduana. Está en la carrera 2 con calle 14, Parque Simón Bolívar.

Horarios: Martes a sábado 9 a. m. a 5 p. m. y domingos de 10 a. m. a 3 p. m. Está cerrado todos los lunes, inclusive los festivos. Teléfono: (5) 421 0251. Entrada gratuita.

Mamancana. El acceso es en taxi o vehículo particular. Atención bajo reserva. El ingreso a la reserva cuesta 10.000 pesos. Teléfonos: 3178934044 o 3172208020.
www.mamancana.co

Visita al acuario

A diez minutos en lancha desde el balneario de El Rodadero, en Santa Marta, se encuentra el Acuario y Museo del Mar de El Rodadero, donde unas 350 especies marinas: tiburones, delfines, tortugas, crustáceos, lobos marinos y peces están distribuidos en siete piscinas que tienen conexión directa con el mar Caribe y 15 peceras de vidrio. En el acuario hay exhibiciones diarias de lobos marinos y delfines.

El acuario cuenta con 350 especies marinas entre delfines, tiburones y todo tipo de peces.

Con estos últimos los visitantes pueden nadar o tener interacción directa en las piscinas. Además, los viajeros se pueden lanzar en un cable de canopy que desciende desde una plataforma que nace en el cerro y termina en el mar.

También cuenta con dos museos, uno del mar y otro de la cultura tayrona. En el primero se exhiben especímenes disecados y equipamiento náutico, así como algunas réplicas de las vajillas del legendario Titanic. En el segundo hay más de 750 piezas originales de arcilla, piedra, hueso de ballena y cerebros de mico de la cultura tayrona. Al lado del acuario está Playa Blanca, con restaurantes que ofrecen pescados y mariscos recién cogidos del mar.

Paseo por el centro

Uno de los grandes placeres en Santa Marta es caminar por el recién remodelado centro histórico. Los parques de Bolívar y de los Novios, rodeados de restaurantes, heladerías, cafés y bares, deben hacer parte del recorrido. También la Plaza de la Catedral.

En una esquina del Parque de Bolívar está situado el Museo del Oro Tayrona - Casa de la Aduana, que cuenta con cuatro salas temáticas. Una de ellas es Sociedades Prehispánicas, donde se exhiben 470 piezas de orfebrería, cerámica, concha y huesos de los antiguos pobladores de la Sierra Nevada de Santa Marta.

La blanca catedral de Santa Marta queda en el renovado centro histórico. Un monumento que vale la pena visitar.

En la Casa de la Aduana, declarada Monumento Nacional en 1970, se hospedó por unos días Simón Bolívar tras llegar enfermo a Santa Marta y luego de morir fue velado allí en cámara ardiente.

Una parada obligada en el recorrido es visitar la catedral de Santa Marta -data de 1765-, la primera basílica construida en Suramérica. En esta edificación, de estilo renacentista, reposaron los restos de Simón Bolívar hasta el 20 de noviembre de 1842, cuando fueron exhumados para ser trasladados a Caracas en cumplimiento de su última voluntad.

Allí también se encuentran los restos de Rodrigo de Bastidas, fundador de la ciudad, que fueron traídos desde República Dominicana el 18 de septiembre de 1953.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.