¿Cómo se escribe Coca-Cola? / El lenguaje en el tiempo

¿Cómo se escribe Coca-Cola? / El lenguaje en el tiempo

La norma dice que los nombres que designan objetos por su marca se deben escribir con mayúscula.

23 de febrero 2016 , 03:32 p.m.

Cita: “Me iba para su casa y allá me embelesaba, coca cola en mano, con su sabiduría y sus recuerdos”.

Comentario: La norma ortográfica actual dice que los nombres que designan objetos por su marca se deben escribir con mayúscula inicial, una Coca-Cola, un Renault, un Nokia. Lo que sí va en minúscula es el nombre común derivado de una marca, pero que no se escribe como la marca misma, por ejemplo, pimpón, de la marca registrada de tenis de mesa Ping-pong; clínex, de la marca Kleenex; maicena, de Maizena; tuit, de Twitter, o wasap, de WhatsApp.

De que

Citas: “Ellos se encargaron que el destino dibujara su camino con flores”, “Pero él está convencido que su revelación le hará más mal que bien al sacerdocio” (Los informantes).

Comentario: Las dos citas adolecen de queísmo, que es el resultado de esa falsa norma que hemos oído alguna vez: “Nunca diga de que”. La secuencia de que es correcta cuando el verbo pide la proposición de para el complemento de materia: ¿De qué se encargaron ellos? “Ellos se encargaron de dibujar el destino...”, versión en la que nadie quitaría de (“se encargaron dibujar”), o “Ellos se encargaron de que el destino dibujara…”, versión en la que más de uno quita el de, por su fobia al de que, y cae en el error.

¿De qué está convencido? “Él está convencido de las inconveniencias de revelar...”, o “Él está convencido de que su revelación le hará más mal que bien...”. En las dos versiones debe ir la preposición de después del verbo. Lo mismo vale para muchos otros verbos: ¿De qué se quejaron? “Se quejaron de la mala atención” o “Se quejaron de que los atendieron mal”, ambas son correctas con de. ¿De qué se olvidaron? “Se olvidaron de que ese día era su aniversario”. ¿De qué se ufanan? “Se ufanan de que les den el doctorado”.

El dequeísmo, mal uso del de que, se presenta con verbos de atribución que no piden de: ¿Qué dijo? (no ¿de qué dijo?). “Dijo que estaba contenta” (no “dijo de que estaba...”). ¿Qué cree? (no ¿de qué cree?) “Creo que me van a ascender” (no “creo de que me van...”). ¿Qué piensan? “Piensan que los van a sancionar”. ¿Qué opinan? “Opinan que es mejor así”.

Anacoluto

Cita: “Son las ocho de la noche del pasado tres de julio”.

Comentario: Nada mejor que el presente histórico para darle fuerza a la narración, pero este recurso debe evitar el anacoluto, que se da aquí con la locución “el pasado tres de julio”. Se puede escribir “3 de julio de 2015...”, y seguir la narración en presente.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.