Respaldo a Federico Gutiérrez

Respaldo a Federico Gutiérrez

No se puede permitir que los miembros del mundo criminal sean quienes tomen el lugar del Estado.

22 de febrero 2016 , 08:54 p.m.

Por donde se le mire, es preocupante la denuncia que hizo la semana pasada el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, sobre un plan para atentar contra su vida.

Ante todo, porque no se trata de rumores. Según informó el propio mandatario, el contenido de dicha denuncia es abundante en detalles. Suficientes para hacer público el hecho y, de paso, cuestionar la demora, 17 días, que llevó el trámite de la misma desde el momento en que la Procuraduría tuvo conocimiento de ella –a esta entidad decidió acudir el informante– hasta que la Policía, la Fiscalía y el círculo más cercano de Gutiérrez la conocieron.

Recientes decisiones de la nueva administración han tocado fibras sensibles. Estas buscan recuperar –en un sentido bastante amplio de la palabra– varios sectores del centro de Medellín en los que mafias han tomado el lugar del Estado, historia que no es nueva ni es única en Colombia, por desgracia.

Resulta cuando menos paradójico que mientras esta ciudad no para de recibir reconocimientos por innegables y meritorios avances conseguidos en otros campos en los últimos años, en su corazón urbano existan auténticos emporios del crimen organizado. Estos proveen dudosa seguridad y extorsionan o, si se prefiere el eufemismo, cobran impuestos ilegales a sus amedrentados habitantes. Por cierto: el control territorial que ejercen estas organizaciones en sectores deprimidos de las ciudades colombianas es una realidad y un desafío que debe encabezar la lista de aquellos con los que la institucionalidad deberá lidiar en el posconflicto.

Por lo pronto, en este caso se trata de redes, insistimos, muy poderosas, con tentáculos robustos que no se pueden menospreciar. Salirles al paso, cortarles el oxígeno, ir tras sus cabezas y, ante todo, garantizar que no sean los miembros del mundo criminal quienes tomen el lugar del Estado, tras la intervención que se haga, es un esfuerzo inaplazable que merece total respaldo. El ejemplo de Gutiérrez debe ser seguido por otros alcaldes del país. Advirtiendo, eso sí, que aquí es fundamental el trabajo conjunto de todas las instituciones. Sin fisuras, rivalidades o, incluso, intentos de saboteo de origen desconocido.

editorial@eltiempo.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.