Invidentes en Soacha reutilizan jabón de baño para hacer velas

Invidentes en Soacha reutilizan jabón de baño para hacer velas

A través de la fundación San Nicolás de Tolentino, cinco personas buscan una alternativa laboral.

notitle
22 de febrero 2016 , 08:48 p.m.

En el barrio Lincoln, de Soacha, cuatro personas con discapacidad visual y una con parálisis parcial de cuerpo se reúnen en la fundación San Nicolás de Tolentino, para trabajar.

Desde agosto del año pasado hacen parte de una unidad productiva llamada Ilumitocchi, que significa ‘ilumina tus ojos’, y que busca generar una alternativa laboral para estas personas que por tener una condición de discapacidad han sido relegadas de empresas, “pero que igual tienen familia y necesidades que atender”, explicó John Jairo Velasco, director de la fundación.

Luis Eduardo Vásquez, Pedro Elías Gutiérrez, Wilson Villa, Gilberto Castillo y Yeudí Quintana hacen parte de esta iniciativa. Son guiados por John Jairo y su hija, Carol Velasco, quienes les ayudan a ubicar los materiales en la mesa de su vivienda, donde laboran los integrantes de Ilumitocchi.

Ellos tienen una capacidad de ubicación muy desarrollada, entonces uno pone los ingredientes en la mesa y ellos saben en dónde está cada cosa que necesitan, y vuelven a dejarla en su lugar, porque son muy organizados”, comentó Carol.

Las velas que elaboran en la unidad productiva son hechas con un 80 por ciento de parafina y con un 20 por ciento de residuos de jabón, por lo que esta actividad no solo contribuye con la economía de los integrantes de la fundación, sino también al medioambiente.

“Esto fue una alianza que hicimos con EK Hotel, quienes nos donan los sobrantes de los jabones que utilizan allí (7 kilos en promedio al mes) y nosotros los usamos en las velas”, relató John Jairo Velasco.

Gracias a este programa de responsabilidad social del hotel se formó una alianza con la fundación. “Además les ayudamos con algunos materiales que necesitan para hacer las velas y exhibimos estos productos en los cuartos del hotel, por si los clientes quieren comprar una vela”, indicaron en EK Hotel.

Los integrantes de Ilumitocchi aprendieron a trabajar con los materiales para hacer velas artesanales, decorativas y aromatizadas que venden para ocasiones especiales.

En diciembre, por ejemplo, semanalmente estaban elaborando 400 unidades, y ahora alistan sus producciones para los pedidos que les puedan hacer para Semana Santa.

Esto les permite a los integrantes del grupo sostener sus hogares y alternarlo con otras actividades. Por ejemplo, Gilberto Castillo vende bolsas de basura.

“Yo quedé invidente en el 2009 y aprendí a movilizarme por la ciudad. Ahora estoy aquí también y es una oportunidad para coger experiencia en este trabajo”, relató.

Para Wilson Villa, recibir su primer sueldo, en diciembre, fue una de las sensaciones que más recuerda de los últimos años.

“Ese día hicimos una despedida con los compañeros aquí en la fundación, compartimos y al final del día John Jairo vino con el dinero que habíamos conseguido de las velas. Sentí gran satisfacción, porque me estaban pagando algo por lo que trabajé con mucho empeño. Algo que hice yo. Y eso es lo que le pedimos a la gente, una oportunidad”, concluyó.

Además, Wilson Villa señaló que trabajar sin visión les ha ayudado a hacer su trabajo más eficiente. “Sin la vista uno se distrae menos, nos concentramos en lo que estamos haciendo, pese a que hablamos con los compañeros mientras elaboramos las velas”, contó.

Para elaborar estos productos, la fundación San Nicolás de Tolentino recibió un curso de atención de desastres con los Bomberos de Soacha, y han realizado otras capacitaciones técnicas para el manejo de materiales, entre otros. Y cuando no están trabajando, los integrantes de la fundación juegan goalball, un deporte para personas con discapacidad visual.

Si quiere apoyar esta iniciativa puede comunicarse al teléfono 575-1387. 

MICHAEL CRUZ ROA
Redacción Cundinamarca

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.