Horror en la cárcel

Horror en la cárcel

Que se aclare quiénes son los implicados en los descuartizamientos y caiga todo el peso de la ley.

20 de febrero 2016 , 08:29 p.m.

Como si asistiéramos a una película de misterio y horror basado en la ficción, los colombianos despertamos este jueves sobresaltados al comprobar que los descuartizamientos de personas en algunas cárceles del país son hechos reales, resultado del ajuste de cuentas de toda índole que ocurren en estos centros penitenciarios, donde la autoridad la ejercen los presos, y no la ley. O, en el peor de los casos, hay un concubinato entre ellas, facilitando el accionar de los delincuentes. Llama la atención que la desaparición de más de cien personas haya pasado inadvertida para los entes de control de los penales y de la Fiscalía por más de quince años, a pesar del inicio de las investigaciones de la periodista Jineth Bedoya, y que solo hoy cobra vigencia por el horror que estos actos ocasionan. Que se aclare quiénes son los implicados y sobre ellos caiga todo el peso de la ley.

Óscar Armando Patiño

* * * *

Señor Director:

¿Qué está pasando en este país? ¿Cómo es posible que nos estemos comportando de una manera tan degradante y salvaje? Niños que mueren por desnutrición, golpizas o abandono, que caen por una alcantarilla sin tapa; feminicidios a granel, riñas; ácido arrojado a la cara a un ser humano; y lo último, que nos deja pasmados: la muerte y el desmembramiento de no menos de 100 personas dentro de algunas cárceles de Colombia. ¡Qué horror! Sin duda, esto merece un estudio a fondo sobre la clase de sociedad en la que estamos convirtiéndonos y una intervención, si es que acaso hay algo por hacer al respecto. Como vemos, firmar un proceso de paz con las Farc no es nuestro único problema.

Dalia Monroy

La crisis en la Policía

Señor Director:

Los desafortunados escándalos y el inicio en la Procuraduría de una investigación disciplinaria por tres causas contra el general Palomino conllevó una crisis en una institución que ha dado grandes resultados en la lucha contra los delitos de mayor impacto. Afortunadamente, el General tomó una sabia decisión y dio un paso al costado para atender esos inconvenientes disciplinarios y penales. Dios quiera que salga bien librado para su beneficio personal, como también para la institución. Ahora asume el mando el general Jorge Hernando Nieto. Qué responsabilidad tan grande recuperar la imagen perdida por los últimos sucesos, fortalecer el orden y la disciplina, recuperar la confianza en la comunidad y reforzar el triángulo de la seguridad: autoridades-comunidad-Policía, para así combatir la delincuencia en forma eficaz y eficiente. Que Dios ilumine al nuevo director y a todos los policías.

Luz Cuartas Zapata

Sin parrillero

Señor Director:

Si el Gobierno prohibiera el parrillero adulto hombre en las motos evitaría muchos atracos y asesinatos. Este puesto debe estar reservado para damas y niños. La medida es aplicada en otras ciudades, y ha dado resultado.

Jaime Vanegas Cantor

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.